18 abril 2011

Kabila en Semana Santa

He vuelto ayer a la Kabila Tarraconense. Y ya ha estallado la primavera. En menos de un mes, el sol y la lluvia han hecho su faena. Sol, cielo azul, veintidós grados y un viento suave.

A la llegada, Timofónica de nuevo nos la había jugado, no funcionaba el teléfono ni la línea ADSL. Así es que nos toca esperar a que vengan a arreglarla. Ocurre a menudo, se ve que el teléfono no se lleva bien con la naturaleza, o mejor, que los de Timofónica, como “no tienen beneficios”, dan un mal servicio.

Llegamos a la hora de comer, veintidós grados a la sombra y cielo despejado. Mi hijo mayor preparó una barbacoa.

Me he dado cuenta que los almendros, que en teoría deberían estar con sus frutos listos en julio, van muy adelantados, y habrá que recoger las almendras antes.

Aquí en Kabila para pasar estas fiestas ha venido, mi hijo mayor con Vanesa y mi nieta Maia, y mi otra hija Aída con su amiga Gemma. Los demás se han quedado atados al trabajo en Madrid.

Escribo esto ya hoy lunes temprano, esperando que venga el “telefónico” y arregle el ADSL, y así poder publicarlo. Lástima que aquí no pueda cambiarme de compañía, porque las vecinas tenían Jazztel y aún es peor. Se estropea la línea, con el viento, a menudo, y una vez más, las compañías de teléfono demuestran su inoperancia. Los currantes que vienen dicen que es una cuestión de la instalación exterior, pero nadie da la orden para arreglarlo. Total, cuatro o cinco veces al año, sobre todo, cuando hay viento, que es a menudo.

Bueno, pues aquí estamos, con su permiso me voy con la bici. Luego sigo escribiendo. Total, hasta la tarde no vendrán a arreglar el teléfono y no puedo publicar.

--- .. ---- ..  --- .. --- .. --- .. ---

Ya han venido y lo han arreglado. Naturalmente, hasta la próxima. Una avería estructural, así la ha calificado el trabajador de Telecom, pero cuando le he dicho que si no lo van a arreglar nunca, se ha sonreído y me ha dicho: “¿No se ha enterado usted de que quieren echar a seis mil empleados? Como para que arreglen esto. Me temo lo peor.” Y tal cual, se ha ido.

Salud y República


P.D. Perdonen si ayer y hoy no he contestado ni he comentado en sus blogs, ya saben fuerza “multinacional” mayor.

11 comentarios:

Felipe dijo...

Felices vacaciones en tu Kabila tarraconense.

Me quedo viendo el slide

mariajesusparadela dijo...

Qué bonito todo, Rafa: lo natural y las banderas; las almendras y la barbacoa.
Felices vacaciones.

Dean dijo...

Que disfrutes mucho estos dias de recogimiento.
Un saludo.

Mª Mercè dijo...

Supongo que Lola y tú sabéis que tenemos un cafecito pendiente en tierras catalanas, así que si váis a Barcelona... telefonazo!!

Bones vacances.
Una abraçada!!

Eastriver dijo...

No sé dónde cae exactamente tu kabila tarraconense pero me muero de envidia (sana) viendo las fotos. El paisaje, una maravilla para descansar. La cocina, promete. La compañía, más. Si esto es la República Independiente de tu casa considérate afortunado (lo sabes). Un abrazo catalán. (Bueno, ¿catalán?, los abrazos son todos ácratas, ¿no es cierto?)

Dilaida dijo...

Me encantan las fotos, esos almendros están preciosos y las almendras muy adelantadas.
Felices vacaciones

Ciberculturalia dijo...

Todo de lo más apetecible... Barbacoa, almendros, hijos, nieta, Lola... Todo. Ni que decir del ciclista...
Besos con envidia

Genín dijo...

Así me gusta, a disfrutar lo mas que se pueda, si señor!
Salud

Txema dijo...

No te preocupes y disfruta de estos días en tu Kabila que, por lo que cuentas, es un refugio excelente.

un abrazo

RGAlmazán dijo...

Gracias a todos por vuestros buenos deseos. Esperemos pasarlo muy bien. Hoy el tiempo ha cambiado, y aunque no hace frío se ha nublado.
Besos y abrazos a repartir.

Salud y República

Martine dijo...

"Après la pluie vient le beau temps"!
Disfrutad al máximo!! Os lo tenéis más que merecido..

Mille bisous!