17 abril 2011

No olvidemos lo que nunca debió pasar

Hoy ha sido un gran día. Esta mañana he acudido a la cita anual: El homenaje a las víctimas represaliadas por el franquismo, organizado por la Asociación Memoria y Libertad. Allí estábamos unas decenas de personas. Más o menos los de siempre. Un acto íntimo donde el protagonismo se lo han llevado los familiares de las vícitmas.

Allí, en el cementerio de la Almudena, al lado del altar de las Trece Rosas, como cada año hemos celebrado este homenaje. El acto lo han presentado Fernando Olmeda y Mariano Crespo. Bajo una bandera republicana y un letrero donde ponía:

Señores jueces, no se preocupen de las víctimas. Uno de ustedes lo hizo y está procesado.

Ha intervenido, en primer lugar la investigadora francesa Aurore Ducellier que ha recitado un soneto de José Luis Gallego. Después, lo ha hecho el historiador Santiago de Córdoba, la historiadora Mirta Núñez Díaz-Balart, el poeta Juan Carlos Mestre, el magistrado José Antonio Martín Pallín y Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Todo ello amenizado por dos jóvenes cantautores, Lucía Socam y Rodrigo García Robledo, que pusieron el listón de la emoción en los ojos de la gente.

Allí he encontrado a algunos amigos, entre ellos Inés Sabanés. Y con ellos he compartido un acto memorable, entre amigos y familiares de víctimas. Todos emocionados, hemos escuchado que es insensato lo que está pasando en España, todos hemos apoyado a Garzón, todos hemos vibrado con la voz de los poetas, con el canto joven de los artistas, con las reflexiones de personalidades comprometidas con la Memoria Histórica. Porque todos sabemos que esas decenas de miles de anónimos asesinados y homenajeados hoy, no estuvieron allí por azar, no les tocó la china. Lo que pasó fue fruto de su defensa por los valores que amparaban la II República.

Y hoy, más que nunca tenemos que estar con ellos. Cuando pretenden taparlos con el velo del olvido, con la miseria de leyes cicateras, con la injusticia de las mentiras y de la infamia.

Hay que hacer despertar esta sociedad. Capaz de rasgarse las vestiduras porque dicen que un preso terrorista ha salido antes de la cárcel y, sin embargo, calla y olvida la ignominia cometida con decenas de miles de muertos y represaliados por el franquismo.

Sé que es difícil poder expresar la emoción que se palpaba y se sentía en el acto, pero os aseguro que ha sido inolvidable. Aquí os dejo un vídeo de una joven cantautora sevillana, que ha puesto a los presentes en pie. Se llama Lucía Socam. Y la canción está dedicada a las víctimas:

Ojalá que os haya podido transmitir una parte de lo que los presentes hemos sentido.

Salud y República

12 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

A veces no importa ser pocos. Importa saber que se está en el lado de la verdad, la bondad y la justicia.

Fernando dijo...

Bonito post!

María dijo...

Sí lo has transmitido Rafa.
La pancarta dedicada a los jueces está muy bien pensada.
Y la cantidad de personas, pues las justas.

Besos

Felipe dijo...

Sí,Rafa,lo has comunicado extraordinariamente y con la emoción y sentimiento que siempre pones.

No importa si son pocos o muchos.Sólo importa el látido del corazón al unísono de de una justa causa.

Gracias,un abrazo y feliz domingo

belijerez dijo...

En algunos momentos incluso pienso que sigue pasando. Siguen matando la esperanza, el empleo...la vida de la ciudadanía, en definitiva.

Si matan la justicia, ya nada queda.

Txema dijo...

Nada que añadir, salvo enviarte un fuerte abrazo. Con lo que has dicho es suficiente.

saludos

Dilaida dijo...

El número es lo menos importante, lo importante son las razones que nos llevan a estar en un lugar y a defender una causa justa.
Bicos

Antonio dijo...

Mi homenaje, al amparo de esa canción. Me he sentido próximo a los que estabais allí, a través de tu relato.
Los que ocultan y amparan un crimen entran a formar parte de los criminales.
Un saludo

Antonio Rodriguez dijo...

Es terrible lo que sucede en este nuestro país. Cada vez que voy a Berlín no puedo evitar las comparaciones.
Como los berlineses y los alemanes en general han roto con su pasado reciente, sean de derechas o de izquierdas y muestran criticamente los años del terror nazi. Comentaba recientemente en mi blog la visita al último de los museos inaugurados "La topografía del terror" donde muestran los crimenes cometidos por la Gestapo y las SS, pero además mantienen los monumentos levantado por la antigua RDA por la contribución de la Unión Sovietica en la lucha contra el el nacismo.
En fin que entre la derecha que se niega a condenar los crimenes de la dictadura y los "socialistas" que nadan en la ambigüedad, estamos apañados.
Salud, República y Socialismo

Ciberculturalia dijo...

Se que para ti siempre es una fecha muy importante y de muchos recuerdos.Por lo que cuentas ha debido ser muy emotivo. Una forma magnífica de que la memoria colectiva no se olivide de tantos y tantos que lucharon por la libertad.
Un abrazo fuerte

Genín dijo...

Lo has transmitido perfectamente, hasta el punto de dejarme sin palabras...
El numero no importa, solo la calidad.
Salud

Neogeminis dijo...

Recuperar la memoria es fundamental para que los horrores nos e repitan.
Mi apoyo desde aquí.
Un abrazo.