13 abril 2011

Belloch pide ayuda a Dios

Después de haber leído la noticia el otro día, hoy mi amigo Antonio Aramayona en su artículo semanal en El Periódico de Aragón ha vuelto a estar mordaz y certero y me ha llevado a escribir esta entrada para mayor difusión del hecho.

No creo que extrañe a nadie que Juan Alberto Belloch, uno de los pilares sacrosantos y meapilas del socialismo español –forma el triángulo sagrado junto a Vázquez y Bono—, invoque a dios para cualquier menester. Parece “justo y necesario”.

Y digo que parece razonable porque dios, por fuerza y por servicios recibidos, le tiene que ayudar,

  • ¿cómo no ayudar a quien pasea a su hijo crucificado desde su despacho al salón de plenos, cada vez que hay una convocatoria?
  • ¿cómo no auxiliar a quien hace que la institución pública que es el ayuntamiento esté presente, como tal, en cualquier manifestación religiosa?
  • ¿cómo no favorecer a quien en un alarde de patriotismo nacional-católico pone el nombre del siervo Escrivá de Balaguer a una calle zaragozana?
  • ¿cómo no amparar a quien exalta las celebraciones religiosas por encima de cualquier otra?

Sería de desagradecidos no corresponder, y dios, como sabemos los ateos, es muy agradecido. ABeato Bellochsí es que en una reunión con jóvenes empresarios, Belloch ha pedido ayuda al altísimo. Y le ha invocado para algo importantísimo:

Si hubiera en el ayuntamiento un gobierno de izquierdas, Dios lo impida, la propuesta sería subir impuestos”

Una frase que define muy bien a este personaje. Porque Belloch sabe muy bien que “tomar el nombre de dios en vano” es un pecado contra el segundo mandamiento –uno no puede evitar tener grabado con cruz y fuego el catecismo Ripalda desde hace más de cincuenta años--, por lo tanto, lo está utilizando para algo importantísimo, para algo esencial, para evitar que gane la izquierda, para ganar las elecciones y poder formar gobierno con la derecha, por supuesto que no se va a pedir ayuda al creador para cuestiones menores.

Por otra parte, lo de subir impuestos, es algo que Belloch sabe que es malo, él cuando lo hace, debe tener permiso divino. De esta manera se puede explicar que prometa no subir impuestos si gana, salvo en servicios “poco importantes” como el agua y la basura. Probablemente en esas conversaciones íntimas que tiene Belloch con su Señor, éste le haya dado su autorización.

Y lo más gracioso y trágico a la vez, es que solicita claramente un gobierno que no sea de izquierdas. Bueno, un paso hemos dado, si lo que quiere es ganar y no quiere que gane la izquierda, no hace falta hacer un silogismo, se entiende claramente que él no se considera de izquierdas. Bien por Belloch, en eso estoy de acuerdo.

Porque él, temeroso de que no alcance la mayoría ni con los votos del PAR (partido regionalista de derechas con el que gobierna actualmente), da por sentado que un acuerdo con Izquierda Unida y/o con la Chunta Aragonesista es malo, primero porque se trataría de un acuerdo que le confundiría con la izquierda, o sea demonizaría su posible coalicción –¡vive dios, rojos no!— y segundo porque se subirían los impuestos, cosa que ya sabe de antemano, puesto que con esa relación tan divina, juega con ventaja al conocer el futuro.

En fin, una joya este buen hombre, que llegó a ser el segundo hombre más importante del gobierno González y que hoy, podría tener como lema electoral:

“Cautivo y desarmado el ejército socialista, las tropas nacional-católicas del general Belloch están a punto de entrar en Zaragoza y destruir los últimos objetivos progresistas”

Fdo: El Alcalde socialista de derechas.

Salud y República

10 comentarios:

Genín dijo...

jajajaja Le queda genial el "uniforme" de la foto!
Salud

Juan Pardo dijo...

Lo de pactar con el PAR, ¿no tendrá algo que ver con el control que este partido de derechas tiene sobre Ibercaja?. Con un facha como este el PP no tiene nada que hacer.
Un saludo.
http://graficacritica.blogspot.com/

Felipe dijo...

Ya pocas cosas llegan a cabrearme de estos sociofachas.

Lo de Belloch es a beneficio de inventario.

Allá él y el partido que lo cobija.

Saludos

Paco Piniella dijo...

Si es que tenemos a cada uno en el partido... ¿cómo llamarse socialista este hombre?

Ciberculturalia dijo...

De todo lo que cuentas, que es mucho, lo más asombroso es cómo el se pone en evidencia admitiendo. al desear que no haya un gobierno de izquierdas, que él no lo es. La verdad es que nosotros ya lo sabíamos. Hay unos cuantos en el PSOE que para bien de su línea ideológica sería bueno que los retiraran. Claro, tal y como ahora están, seguro que se quedaba un partido bien pequeño, no?
Besos laicos

belijerez dijo...

El final en su post esta "bordao", don Rafa.

Quien nos iba adecir adonde hemos "llegao". Peor que en la edad media, y estado feudal aunque algunos reventemos y no queramos ser vasayos nos llevan ahorcados con el desempleo.

Como no haya un milagro y la autentica izquierda aparezca, no manera de salir del atolladero. Y valgame la esperanza que es lo que más deseo.

salud.

belijerez dijo...

Más de una vez he dicho que habría que demandar al PSOE por propaganda engañosa.
Lo repito demandar a los que engañan, la publcidad engañosa tiene delito.

disculpen que me repita.

mariajesusparadela dijo...

Con permiso de este caballero se le puso a la virgen del Pilar un manto con el logo del banco de Santander.
Al señor Vazquéz, de LA Coruña, acaban de ponerle una medalla (no sé si de la Virgen)
¡Que tropa!

Dilaida dijo...

¡Vaya tropa!Mejor le sería al PSOE deshacerse de estas pesadas alforjas.
Bicos

RGAlmazán dijo...

¿Te gusta, Genín? Pues yo creo que se lo pone en la intimidad.

Juan Pardo, es posible y no me extrañaría.

Felipe, a mí tampoco me cabrean, y cada vez se autoinmolan más.

Así es Paco, ¡vaya elemento!

Pues sí, Carmen, si de verdad se quedaran sólo los auténticos socialistas en el PSOE, sería un partido muchísimo más pequeño.
Besos.

Belijerez, ojalá que haya una izquierda capaz de hacer política de izquierdas en este país. Pero todos sabemos lo que vota la gente, por desgracia. Esperemos...
Besos.

María Jesús y no has citado al que es el "numberone" de la secta: Pepe Bono. ¡Vaya tres patas para un banco". Bicos.

Dilaida, desgraciadamente no puede, porque son de los que más fuerza tienen en el partido. Bicos.

Salud y República