25 abril 2011

El poder de Fabra, y su aeropuerto

Ya saben ustedes, que hace un mes, el bueno –por decir algo— de Carlos Fabra inauguró un aeropuerto sin aviones. Y, sin vergüenza alguna, dijo que aquello era para los ciudadanos, para que pasearan por sus instalaciones y por la pista. Vamos, el no-va-más. El primer aeropuerto sin aviones y para los ciudadanos.

Naturalmente, a la inauguración asistieron todos los medios de comunicación, a los que el mismo Fabra comentó que decían gilipolleces cuando criticaron la inauguración sin permisos, y luego se han ido organizando visitas en autocares, desde los pueblos cercanos y desde el mismo Castellón, con gente que venía a visitar el aeropuerto. Nada como el placer de caminar por la pista, sin aviones, y subir a ver la torre de control, sin controladores. Dicen que los orgasmos han sido de magnitud 7.0 en la “escala fabril”. Unos días después, la Junta electoral prohibió las visitas, por considerarlas una acto ilegítimo.

Protesta aeropuerto Castellón

Para ayer domingo, desde Facebook, se organizó una marcha festiva para ir a ver el aeropuerto, y protestar por la inauguración de la nada. Una excursión organizada para comerse la tradicional mona, soltar algunos petardos y tomar un porqué o un qué-se-yo, todo en tono jocoso, festivo y pacífico.

Sin embargo, en un alarde pocas veces visto, la guardia civil, con una eficacia total y un despliegue enorme de fuerzas y medios, a las diez de la mañana había cerrado todas las autovías, caminos y carreteras que conducían al aeropuerto. De tal forma que ha evitado el acto de protesta. Y la cosa no ha quedado ahí, estos guardias civiles, muy bien mandados, han prohibido a los medios gráficos que han asistido, que tomaran fotografías o reportajes gráficos.

Los que iban al acto eran menos que los guardias presentes, y se han encontrado con ocho coches de la guardia civil, que sin dar explicaciones no les han dejado pasar. Un exceso de celo para parar un acto que no tenía nada de peligroso y cuya pretensión era una mera protesta festiva.

Al intentar encontrar una explicación, Marina Albiol, diputada autonómica de Esquerra Unida del Pais Valencià, sólo ha obtenido una referencia: la subdelegación del gobierno de Castellón.

Como se puede observar el poder de Fabra es prácticamente ilimitado. Sus tentáculos llegan hasta donde nadie se podía imaginar, ya que el subdelegado del gobierno es un cargo nombrado por el gobierno del PSOE y sin embargo, en este caso, las fuerzas que comanda han parado el acto de protesta contra el aeropuerto vacío de Fabra, pepero mayor del reino de Castellón.

La clara connivencia entre los dos grandes partidos, quizá pueda explicar la permanencia en el poder durante tantos años de un tipo imputadísimo y con un historial digno de una película de cine negro.

Salud y República

7 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Hay cosas curiosas en las subdelegaciones del gobierno. Y siempre resuenan a PP

Felipe dijo...

Que todavía se siga protegiendo al corrupto Fabra es de una indignidad asombrosa.

Desde aquí pido el cese de la persona titular de la Subdelegación del Gobierno en Castellón

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

Y para que Rajoy tome nota,la lideresa ha dicho, en la presentación de su candidatura a la CAM, que los imputados por la justicia tienen que asumir responsabilidades políticas y por eso en su lista no va ningún imputado del Gürtel.
Salud, República y Socialismo

Ciberculturalia dijo...

Que esto ocurra en un páis democrático y que no pase nada y que los ciudadanos cierren sus ojos, tapen sus oídos y sellen sus bocas para no pensar, ni sentir y seguir siendo manipulados... es tan grave que da ganas de emigrar a otras tierras en busca de una sociedad diferente.
Es muy tremendo
Un beso

Makoki13 dijo...

Yo, creo que en La Vanguardia del bar, leí que se quería montar una fiesta "rave", no una protesta, pero curiosamente había una foto de unas personas con una bandera de Izquierda Unida (qué "rave" más rara, ¿no?). ¿Existió también una convocatoria de "rave" y mezclaron orden público con brigada política? ¿O simplemente el conde de Godó nos da desinformación con café con leche de menú cuando le apetece? Vaya tela marinera...

RGAlmazán dijo...

Así es, María Jesús, hay mucho compadreo. Bicos

Felipe, una verdadera indignidad.

Antonio, ya la he oído. Le chulea por todo lo alto, y el otro traga.

Sí, es tremendo. Carmen. Besos.

Salud y República

Genín dijo...

Es que ya se sabe, el que manda manda...
Salud