14 abril 2011

Homenaje a los represaliados franquistas

Cerca del 14 de abril, como todos los años, desde la asociación Memoria y Libertad se ha organizado la cita anual donde se rinde homenaje a los represaliados franquistas.

Siempre que he podido he acudido. Es una de esas citas para mí, imprescindible. Se realiza en el cementerio de la Almudena, allí nos reunimos unas decenas de personas, en la Puerta de O’donnell, al lado de las tapias donde se producían los fusilamientos, junto al altar de las Trece Rosas. represaliados franquistas

Las tapias se adornan con rosas y fotos de represaliados, de héroes no reconocidos, de gente que sufrió, lucho y murió por defender algo tan valioso para ellos y para nosotros como la II República.

Allí, sin hacer apenas ruido, con el corazón encogido, el periodista Fernando Olmeda –siempre presente en este acto— rodeado por familiares y amigos de víctimas franquistas, presentará el acto, donde Luis Enrique Otero, Mirta Núñez Díaz-Balart y Jose Antonio Martín Pallín, entre otros, nos recordarán con sus intervenciones, cómo eran, lo que hicieron, qué injusticias sufrieron, por qué murieron.

Todo ello en un ambiente recogido, silencioso, sólo roto con los aplausos al final de cada intervención. Es imposible no sentirse emocionado, dejarse llevar y sentir lo que ellos sufrieron, lo que hicieron por defender y salvar a esa República que tanto querían.

CARTEL HOMENAJE 2011_WEB

Os aseguro que es un acto que deja huella. Por eso, si podéis acercaros, no os arrepentiréis y habréis contribuido a mantener en nuestra memoria a estos héroes olvidados.

Y que lo sepan bien alto y claro. No vamos a parar hasta conseguir Verdad, Justicia y Reparación para ellos.

Salud y República

6 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Si tiene que ser muy emotivo... Y es una manera importante de contribuir a mantener en la memoria a tantas y tantas víctimas.
Un abrazo

yraya dijo...

Un acto bien merecido, que no se nos olviden!!!
Saludos

Genín dijo...

Es una iniciativa que se merecen mucho los homenajeados, que no se olviden...
Salud

Felipe dijo...

Es una acto de justicia y de memoria y porque siempre estarán en nuestros corazones.

Merecidísimo homenaje del que no debemos abdicar.

Estaré en "espíritu"

Saludos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Se trata de una cuestión de Justicia y sobre todo de Dignidad.
Hay que recuperar la memoria histórica y después pedir la revisión de los juicios inicuos.
Más de 70 años de aquello y nadie ha pedido perdón ni han reparado nada. Los expedientes judiciales ahí siguen como un baldón para todos nosotros.
Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Carmen, es muy, muy emotivo. Ya te contaré.
Besos.

Yrara, eso es lo importante, mantener la memoria viva. Besos.

Genín, que así sea.

Felipe, estoy seguro que si pudieras irías.

Pues sí, Antònia, poco se ha hecho y lo que se ha hecho ha sido parcial y se ha quedado en casi nada. Besos.

Salud y República