27 diciembre 2010

¡Viva el vino y la Justicia!

Desde luego, si reuniéramos todas las sentencias extravagantes e injustas que nos vienen a la cabeza, se podría escribir un enciclopedia llena de rarezas y de lindezas que, de no ser por sus graves consecuencias, podrían constituir un tratado de humor de primera magnitud.

Creo que para ser juez, además de la carrera y la oposición pertinente, se debería pasar periódicamente una prueba psicológica. Porque el daño que puede hacer un juez es muy grave, irrecuperable en muchos casos y crea precedentes muy peligrosos.

Y, sin más dilación, les cuento la última que he leído. Un juez de Gijón absuelve a un conductor que había dado 0,67 mg de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo permitido es de 0,3 mg. Pues bien, el señor juez le ha absuelto porque piensa que estaba en condiciones de conducir.

En este caso, este juez valora la prueba subjetiva, pasando por alto la objetiva. Y es que le importa un pito lo que dice el alcoholímetro y sin embargo valora, él que no se encontraba allí, que el desalmado conductor estaba capacitado para llevar su automóvil.justicia-medio-ciega

O sea, para que este juez hubiera condenado al conductor, debería haber una prueba que demostrara que no estaba en condiciones para conducir. Como no le basta la prueba del alcohol, es de suponer que tendría que haberse estrellado o  haberse llevado a alguien por delante. Entonces sí, entonces el cuerpo de la víctima podría ser la prueba que necesita este buen señor para demostrar que el conductor no estaba en perfectas facultades psicofísicas y declararle culpable. Y, aunque sea un juez, ¿no es esto de juzgado de guardia?

Pues ahí le tienen, impartiendo justicia como si fuera dios. Sin darse cuenta del precedente que puede causar esta sentencia. Precedente que podría llevar a que la prueba del alcohol no fuera valida como prueba de incapacidad para conducir, y por lo tanto, mientras que no tengas un accidente o te lleves a alguien por delante, podrías conducir borracho.

¿Tendrá este juez una bodega? ¿acaso pertenecerá a “alcohólicos conocidos”? ¿será amigo del conductor?, o simplemente no pasaría un test psicológico.

Otro caso más donde los mismos jueces se empeñan en denostar la justicia, para colocarse por encima de ella y hacer ver el poder de su toga particular.

Salud y República

11 comentarios:

Dilaida dijo...

Lo mismo, como hace tanto frío, ese juez se calentó el estomago con una copita antes de ir al juzgado.
¿Qué dirá cuando ese conductor mate a alguien en la carretera?
Bicos

Txema dijo...

El juez será accionista de alguna bodega?

O partidario de Aznar, cuando dijo aquello tan gracioso de ¿y quien le ha dicho a usted lo que tengo que beber?

saludos

Felipe dijo...

Sí,seguro que es accionista de alguna bodega.
Esto de la apreciación subjetiva es muy gracioso.Además se salta la ley a la torera quien está para que se cumpla.
Como sabe que no va a ver sanción disciplinaria por el corporativismo de sus colegas del C.G. del Poder Judicial pues dicta lo que le place.

Empezando por el C.G.P.J. hasta abajo los ciudadanos estamos al albur de sus señorías

Saludos

javi dijo...

Y... ¿el juez le vio in situ como conducía el acusado para saber en que la melopea no le afectaba?

Menudo ejemplo el de este juez, entre él y Aznar se cargan la seguridad vial en dos días.

mariajesusparadela dijo...

Lo peor de todo es que, en base a esa sentencia ya todos podremos conducir borrachos, o alegar agravio comparativo.
Los jueces deberían de hacer test psicológicos cada cinco años, porque el hecho de tener que juzgar siempre, los vuelve majaretas.

Antonio dijo...

No sé si será accionista de alguna bodega, amigo de Aznar y sus desplantes o contestario, pero me preocupa que no le hayan hecho la prueba de alcohol, creo que igual daba positivo. Por cierto ¿Conducir la justicia no está sujeto a las limitaciones del consumo de alcohol?
Un abrazo

Neogeminis dijo...

Ejemplo de esos jueces incompetentes por aquí tenemos muchos y no se ocupan de juzgar temas menores!...no señor!...tenemos voladura de fábricas de armas, contrabando de armamento a paises de cuya paz eramos garantes, blanqueo de capitales, pago de coimas, etc etc etc...
La justicia no existe si los jueces son corruptos e incompetentes.


Un abrazo.

Antonio Rodriguez dijo...

Yo creo que debe ser amigo de ese impresentable que decia que "quien tenía que decirle a él las copas de vino que se podía tomar".
¿Eso no es prevaricación? dictar una sentencia a sabiendas de que va en contra de la ley. ¿Que pensará de este ejemplar al Tribunal Supremo?
Salud, República y Socialismo

Martine dijo...

Inmediatamente me recordó, como a los Amigos que me preceden,
( Txema, Javi, Antonio y Antonio), al bigotudo con sonrisa de hiena..

Es muy macho ibérico eso de beber y proclamarlo..

Bisous rafa

Ciberculturalia dijo...

Este juez no sabe lo que ha hecho y si lo sabe peor aún. Ha creado un precedente peligrosísimo, al primar su visión subjetiva sobre el alcoholímetro.
La vida nos traes últimamente muchas sorpresas. Quizás mañana por ser 28 nos traiga alguna agradable. No se.
Beso nocturno

RGAlmazán dijo...

Dilaida, así fue, no me cabe duda. Bicos.

Txema, es otra posibilidad.

Felipe, a mi modo de ver es prevaricar, es dictar sentencia a sabiendas de que se está saltando la ley.

Javi, y también pueden llamar a Rajoy que da vivas al vino.

María Jesús, no es broma, yo creo que deberían pasar exámenes. Bicos.

Antonio, se ve que un juez puede dictar sentencia cuando no está sereno.

Mónica, aquí también tenemos unos cuantos. Besos.

Antonio, es prevaricación según mi criterio.

Sí, Martine, a mí también me lo recordó. Serán amigos. Besos.

Carmen, eso es lo peor, el precedente que ha creado y que puede servir para otras sentencias, salvo que el tribunal superior sentencie en contra. Besos.

Salud y República