17 diciembre 2010

David 1 – Goliat 0

Hace unos días escribí sobre José Luis, un hombre dispuesto a todo, que está en huelga de hambre desde hace dieciocho días, en la puerta del Banco de Santander, del Paseo de Gracia de Barcelona. La historia de José Luis Burgos se puede resumir:

Sufre desde pequeño una poliomielitis que le ha obligado a usar prótesis para andar, lo que nunca le ha impedido trabajar y comprarse una casa; Posteriormente una escoliosis grave le ha provocado la baja definitiva. En condiciones normales, cualquier afectado hace uso de la indemnización del seguro contratado con la hipoteca para poder terminar de pagar la casa, pero en este caso el Banco Santander le negaba el seguro, acusándole de no haber avisado de su poliomielitis (perfectamente visible y que no es el motivo de su discapacidad).

Según he podido saber, después de estar en la puerta del Banco de Santander todo este tiempo y a punto de subastar su vivienda, anteayer le han llamado y se ha dignado recibirle un ejecutivo del banco. Jose_Luis_Burgos_1-600x506Parece que la presión mediática y de la red les han hecho recapacitar.

Sin embargo, le ofrecen una miseria para que se vaya y ceje en su empeño de “dar mala imagen al banco”. Ahora reconocen que puede cobrar una parte del seguro, pero José Luis ha dicho no. Ha dicho no a los 90.000 euros porque no está pidiendo limosnas, sino justicia. Porque cree que tiene razón y dice que lo mínimo que tienen que pagarle es lo que contrató en el seguro, que es la cantidad que falta de la hipoteca de su casa, 180.000 euros. Porque quiere recuperar el dinero que está pagando a los abogados, prestado por amigos, para poder llevar adelante las gestiones judiciales, ante tamaña injusticia.

Y es que el Banco esperaba que José Luis Burgos se rindiera y que no aguantara en su puerta tanto tiempo, en huelga de hambre. Por eso le han llamado y por eso le quieren tapar la boca con una cantidad miserable. Pero él va a aguantar, va a continuar hasta que el banco claudique o a él le venza su precaria salud.

No puedo por menos que esperar que de una vez el Banco maldito reaccione, y se haga justicia, antes de que pase lo peor. Porque lo que no va a ocurrir es que José Luis se rinda. De eso pueden estar seguros. La primera batalla está ganada, esperemos que gane también la guerra

David quiere justicia, y Goliat pretende que se achique. Sin embargo, espero y deseo que la historia bíblica se repita.

Salud y República

14 comentarios:

Mª Mercè dijo...

Rafa, esta tarde voy a llevar -a José Luis- impresa esta entrada y la otra tuya anterior, para que le dé más fuerzas de las que ya tiene.

Una abraçada AMIC!!

Txema dijo...

Tendrá que seguir luchando, sin duda, pero cada vez tendrá más apoyos.

saludos

mariajesusparadela dijo...

Ojalá siempre ganase David y pagase Goliat.

Ciberculturalia dijo...

Ojalá no se rinda. Ojalá sepa que hay muchos ciudadanos que le apoyan. Ojalá consiga que le den lo que es justo y no la limosna indecente que quiere el banco.
Una historia tremenda.
Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Es una buena noticia que el banco se haya avenido a negociar, eso indica que está en el buen camino. La lucha y la solidaridad funciona.
Hay que seguir apoyando esta lucha.
Salud, República y Socialismo

Basseta dijo...

Si en cada oficina bancaria hubiera una persona igual de arruinada (que las haya a puñados en cada pueblo), quizás los Bancos se pensarían las cosas dos veces.

Genín dijo...

¿Pero que le va a pasar al dueño del banco si paga? ¿Tendrá pa turrón estas Navidades? eg que...
Salud

Felipe dijo...

José Luis es un hombre que antepone su dignidad por encima de cualquier cosa.

Lo demás sería humillación y él no está dispuesto a ello.

Un gran hombre que merece mi más sincero respeto.

Saludos

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Siempre hay héroes a los que seguir e imitar y Jose Luís es uno de ellos. Todos tendríamos que aprender de gente así

Dilaida dijo...

Es la única forma de vencer a esos usureros, sólo les importa su imagen.
Bicos

Dean dijo...

Es el único que tiene la osadía de enfrentarse -no a un Goliat- sino a un monstruo de mil cabezas que todo lo debora. Es muy valiente, ojalá aprendiéramos de él y enfrentáramos a los bancos.
Un saludo.

Gastón D. Avale dijo...

me ha gustado mucho el blog, espero que des una vuelta por el mio si queres, el café va por la casa (saque tu dirección del blog de NEOGEMINIS Y SU TARJETA NAVIDEÑA... un saludo y felices fiestas)


www.gastondavale.blogspot.com

RGAlmazán dijo...

Mercè, me preocupa lo que has escrito en tu post. Que no esté delante del banco puede ser una noticia buena o mala. Ya me dirás algo. Petons

Esperemos que así sea, Txema.

María Jesús, desgraciadamente suele ganar Goliat. Esperemos que en este caso no sea así. Bicos.

Carmen, así lo espero. Es un ejemplo que debería fructificar. Besos.

Antonio, lo es. Esperemos que todo termine bien.

Basseta, llevar razón, este hombre tiene una valentía tremenda. Pero no todo el mundo piensa igual.

Genín, es que como sabes se trata de usureros.

Felipe, efectivamente, merece un gran respeto. Un hombre integral.

Manuel, todos, llevas razón, tenemos mucho que aprender de gente como José Luis.

Dilaida, esperemos que les venza. Bicos.

Dean, ojalá fuéramos como él.

Gastón, bienvenido. Luego me paso a tomar café por tu blog.