12 diciembre 2010

Berlusconi en la cuerda floja

Parece que empieza a reaccionar la sociedad italiana. Parece que Berlusconi no tiene nada claro que pueda salir “vivo” de la moción de censura que se celebrará en martes en el Parlamento.

Todas sus “maneras peculiares”, han hecho de Il Cavalliere un gobernante “peculiar”. Capaz de mezclar vida privada y pública, capaz de cambiar las leyes en su propio beneficio, capaz de manejar a su antojo la mayoría de los medios de comunicación de su país, de los que es propietario. Capaz de actuar como el más vil de los viejos verdes que con poder y dinero compra favores a jóvenes, algunas menores de edad. Y capaz, a pesar de todo de obtener mayorías en las elecciones.berlusconi_bandana

Desde que su mayor y mejor aliado le abandonó, me refiero a Gianfranco Fini, el ex-fascista reconvertido que hoy campa por otros lares, Berlusco no gana para disgustos, su mayoría que ya no es absoluta le hace que en cada votación tenga que conseguir convencer a otros grupos, o a parlamentarios individuales para sacar adelante sus propuestas.

Mientras que en el Senado, gracias al apoyo de la xenófoba Lega Nord sigue teniendo mayoría absoluta, no ocurre así en la Cámara de Diputados. No le salen las cuentas para la moción de confianza del martes próximo, y trata, por todos los medios, de que le salgan. Hoy el ex-juez Del Piero, aquel fiscal ejemplar de Manos Limpias que se metió en política, ha denunciado que dos diputados de su grupo IDV (Italia de los Valores) han sido comprados por Il Cavaliere, lo que ha provocado que la fiscalía de Roma haya abierto una investigación al respecto. Parece que la última moda del parlamento italiano es la compra y venta de votos.

Cada día son más las reacciones contra el presidente del gobierno italiano, que no termina de caer. Su situación hoy es crítica. Varias huelgas, y manifestaciones de estudiantes, empiezan a mover la conciencia italiana y están poniendo nervioso a Il Cavalieri. Ayer mismo hubo una manifestación multitudinaria en Roma pidiendo su dimisión.

Mientras tanto, D. Silvio y sus secuaces han preparado para hoy una manifestación a su favor en Milán. Se tambalea y ha preparado ese baño de masas que todo caudillo de vez en cuando necesita para sentirse como tal. Y Berlusconi lo ha dicho muy claro, el acto que se celebrará hoy será por el amor que le tiene a él y a su partido, el pueblo italiano

La clave está en la sesión del próximo martes en la Cámara. Si pierde Berlusco, tendrá que dimitir y habrá elecciones generales. Si sale adelante parece que será porque algunos diputados de la oposición han sido comprados. Otro delito más que hay que añadir a este político, que está llevando a Italia y a Europa a las más altas cuotas de desvergüenza.

Salud y República

14 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Poco consuelo es pensar que los hay peores...

Felipe dijo...

Seguro que sale de esta.No sé cómo se las arregla para que no lo empitonen con los "estropicios"que viene causando

Saludos

javi dijo...

Con este individuo en el gobierno creo que los circos de Italia están dejando de vender muchas entradas.

Ciberculturalia dijo...

Tengo esperanza de que la sociedad italiana salga de una.... vez (aquí en tu casa soy educadísima) de su largo letargo y le haga caer. Sería un síntoma de que de vez en cuando los ciudadanos se acuerdan de que tienen muchas llaves en sus manos.
Yo así lo creo.
Todos a la calle a manifestarse en contra de gente como Berlusconi.
Espero pues que no salga de esta moción. Lo espero.
Besos domingueros

macgo dijo...

No sé que se puede esperar de un encantador de serpientes forrado de dinero como dice Felipe. Pero ojalá.

Neogeminis dijo...

Espero que caiga de una vez. Resulta inexplicable que haya sido soportado por tanto tiempo. Ahora, mirándolo desde el punto de vista argentino (el cincuenta por ciento de la sangre que corre por nuestra es de origen itálico) bien vale suponer que son esos genes compartidos los que nos hacen tener en nuestro haber gobernantes de la misma calaña! jejejee


Saludos

Dilaida dijo...

Espero que los italianos tengan suerte.
Bicos

severino el sordo dijo...

Ando con felipe si lo mio fuera la ludopatia apostaria que sale,seguro que tiene alguna oferta irrechazable para alguien,saludos.

Eastriver dijo...

Cuando el accidentado gobierno Prodi la cosa fue así los pocos años que duró. Hasta que al final cayó, como espero que caiga ahora Berlusconi, si no ha podido comprar a tantos como deseaba. El problema está en Italia, en su falta de unión para conseguir las cosas.

Martine dijo...

Esperemos que los Italianos salgan de una p... vez de esta sesión de hipnosis..

Y que a este puerco le llegue su san Martín..


Bisous, Rafa!

Antonio Rodriguez dijo...

No solo depende de que Berlusconi caiga con la moción de censura, sino de que la izquierda italiana despierte.
Salud, República y Socialismo

Genín dijo...

Haber si se lo cepillan y tenemos una alegria!
Salud

Dean dijo...

No creo que lleguemos a ver su dimisión, la desvergüenza está demasiado aposentada y la manipulación es la señora de la casa.
Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Felipe, parece que va a salir comprando votos.

Javi, sí, es un espectáculo lamentable.

Carmen, ojalá que pierda la moción. Pero, este tipo es capaz de comprar lo que sea para salir airos. Besos.

Bienvenido Macgo, esperemos que el pueblo italiano, más temprano que tarde le ponga en su sitio.

Mónica, desde luego los genes españoles no creas que son precisamente una alhaja. Besos.

Dilaida, yo también lo espero. Bicos

Severino, yo no apostaría, está difícil, pero este tipo se saca siempre un as de la manga, que suele pagar muy bien.

Ramón, lo de Berlusconi clama al cielo. Y el pueblo italiano parece que está reaccionando, aunque lentamente.

Martine, yo también espero que le llegue su San Martín. Bisous

Sí, Antonio, la gravedad de la situación italiana viene acentuada por una oposición inoperante y que no tiene líder ni ideas claras. Parece que ahora han empezado a funcionar un poco...

Genín, efectivamente, sería una alegría gorda.

Dean, yo quiero ser optimista aunque sé que es difícil.

Salud y República