13 diciembre 2010

Una buena noticia entre…

En un mundo de caos, de injusticias, de discriminaciones, de luchas de poder y competencia desleal, de relaciones asimétricas y conflictos interesados, de pérdida de compromiso y de egoísmo desmedido, todavía, a veces, se encuentra un rayo de luz.

De vez en cuando, algo nos hace recordar que todavía hay esperanza de un mundo mejor. En los medios de comunicación apenas aparecen noticias de compromiso, solidarias, de altruismo. Y cuando ocurre, en seguida se tapan con otras que las invisibilizan. Noticias tremendas que crispan o noticias intranscendentes que tratan de adocenarnos.

Hoy he visto una que no quiero dejar pasar por alto. Tiene un peso específico, pero desaparecerá en menos de veinticuatro horas. Mientras, perdurarán durante días, los controladores, los deportistas dopados, el triunfo de los equipo grandes, las pugnas políticas, los conflictos bélicos, el vaivén de la bolsa.

Bebé patera

Me refiero a ese niño nacido en una patera que ha llegado a la costa granadina procedente de Marruecos. Mujeres embarazadas que desesperadas buscan una vida mejor para ellas y sus hijos, y no dudan en embarcarse y correr una aventura que a menudo les cuesta la vida.

Por eso hoy, ha sido un gran día. El niño que nació en la travesía, llegó con la madre exhausta, que acababa de parir ayudada por otras mujeres que iban en la misma patera. Y fue, un hombre, un guardia civil quien recogió al niño y dándole calor, durante dos horas que duró la travesía desde que interceptaron la patera hasta el hospital, mantuvo vivo al niño.

He visto en el telediario como ese guardia civil contaba como le arropó contra su cuerpo y la alegría que sintió cuando pudo oír que el niño empezaba a llorar, porque eso significaba que estaba vivo.

Cuántas preguntas me surgen. ¿Qué pasará con esa mujer y con su hijo? ¿qué desesperación hay que sufrir para jugarse la vida así? ¿por qué lo primero que han hecho los Estados en crisis ha sido cortar la ayuda al desarrollo? ¿merecemos este mundo tan insolidario?

Pero no, ya volveré sobre el tema, hoy quiero quedarme con la noticia alegre: la de una vida salvada. Otro mundo es indispensableCon la alegría de la madre.  Y quiero dar las gracias a Carlos Puche –que así se llama el guardia civil— y a toda la buena gente que todavía queda en este mundo egoísta. Y no puedo por menos que sentirme solidario con esas madres capaces de jugarse la vida arriesgándola, por conseguir un futuro mejor para ellas y sus hijos. Por eso hay que estar con la gente que está dispuesta a ayudar y a hacer que este mundo tenga luz propia.

Y es que todavía hay tiempo. Y quiero ser optimista y pensar que episodios como éste, hoy más que nunca, nos hacen creer que Otro mundo es indispensable.

Salud y República 

17 comentarios:

Martine dijo...

En seguida pensé en Kisley Osabofo lo recibimos en la Jaima.. ¿Lo recuerdas, verdad, Rafa? ¡Bienvenida "Felicidad"! ojalá tu vida esté llena de ella..o de la mayor posible..Has huido del infierno, del hambre, de la muerte.
Aquí no es el mejor de los mundos, pero lo que dejas atrás no lo quisieramos para nuestros hijos...
Gracias a toda la buena gente, a este guardía , a tí por este Post, Rafa, me he vuelto a emocionar.

Mille bisous pleins d'empathie!

Mª Mercè dijo...

Sí, bonita historia, pero no es justo que los demás pasajeros de la patera estén en un Centro de Internamiento de Emigrantes (CIE) y los devuelvan a sus países de origen.

Bienvenida, Happiness!!!

Eastriver dijo...

Sí, sí, frente a tanta noticia mala y frente a tanto mal presagio, un niño. Y me ha encntado esa última frase. Es indispensable, sí... por eso no nos rendimos.

Anónimo dijo...

¿Es buena noticia que nazcan niños en las pateras? Cómo hemos rebajado nuestras aspiraciones...

Antonio Rodriguez dijo...

Es una buena noticia que se salven vidas de personas que se ven obligadas a jugarse la vida en una patera porque en su pais no tienen futuro.
Salud, República y Socialismo

Martine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guanarteme dijo...

Deseamos, Rafa, que el mundo que espera a ese niño no sea el que (hoy nos hemos enterado) quiere la UE. Con desigualdad de derechos, incluso para el reagrupamiento familiar.

Que no sea ese, por favor.

Martine dijo...

Suprimí mi Comentario anterior, Rafa...
Me quedo definitivamente con tu frase final:" Otro mundo es indispensable"más que nunca!

Bisous, Bonne nuit

Genín dijo...

Como creció el niño en dos horas, parece que tiene dos años, si es el de la foto no parece un bebe, a que no?...jajaja
Salud

Ciberculturalia dijo...

Efectivamente es una buena noticia. Sonriente, optimista... que hace pensar que otro mundo es posible y segúna firmas, también indispensable.
Besos tempraneros

Manuel dijo...

Hermosa noticia y hermoso artículo.

Otro mundo es posible e indispensable.

Abrazos

Felipe dijo...

Sólo nos queda dar las gracias a este guardia civil y a toda esa gente solidaria y fraterna.

Saludos

Neogeminis dijo...

Una buena noticia que conmueve aunque la vivamos de lejos.
Un abrazo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Lo ví en las notis, que valor tienen estas madrees y las otras embarazadas a meterse en semejante peligro, vi tambien al guardia con el crío en brazos, desdeluego que fué una noticia bonita, ya era hora ! Pero y despues que ????
Qué harán con estas madres ?
Una patada en el culo y otra vez de cabeza a Africa ?
Que triste. Petonets.

María dijo...

En esta Andalucía nuestra, estas noticias son casi diarias. En este caso ha sido el nacimiento en la misma patera, pero si se mira en las hemerotecas, llegan las mujeres a punto de dar a luz o con los bebés recién nacidos todas las veces.
Y eso las que nos enteramos, porque ese estrecho está lleno de vidas acabadas que sólo en sus casas han notado la falta.
Gracias Rafa por hacerte eco de una noticia que es tan habitual que ya nadie mira, leo o escucha.

Besos.

Dilaida dijo...

Es una noticia estupenda.
Bicos

RGAlmazán dijo...

Sí que lo recuerdo Martine, emotivo. Y yo también le deseo mucha felicidada a Happiness.

Mercè, no es justo, es verdad, pero celebremos que este parto feliz ha salvado a la madre y a la hija. Petons.

Ramón, tenemos que seguir empujanado para encontrar ese otro mundo.

Antonio, de acuerdo. Sí es una buena noticia aunque algún anónimo manipule y no vea más allá de sus narices.

Guanarteme, me uno a tu deseo.

Genín, es que se ha enterado de que se queda en España.

Carmen, a por ese mundo mejor. Besos.

Manuel, hay que cambiar este mundo.

Felipe, esta gente es la que te hace pensar que, a pesar de todo, es posible mejorar.

Mónica es conmovedora la noticia, así es. Besos.

Geni es triste, muy triste, quedémonos con que el parto ha sido feliz y que madre e hija se quedan en España.

María, es verdad que ocurre a menudo por allá, pero hay que darles voz porque si no pasa la noticia desapercibida. Besos.

Dilaida, así es. Bicos.

Salud y República