10 diciembre 2010

El dinero es para los banqueros

Como resulta que somos imbéciles o nos lo hacemos, pasan las cosas que pasan y nos dejan resoplando y sin respuesta. Y eso nos ha pasado, nos pasa y nos pasará por no movernos, por permanecer callados, por tragar.Banquero

Ésta es la última prueba, aunque todos conocéis que no ha sido la única. Ha ocurrido en Irlanda, ese país que casi quiebra, que ha necesitado una ayuda que ronda los 80.000 millones de euros. Ese país que era el ejemplo de crecimiento desmedido, de políticas neoliberales, de desarrollo único. Ejemplo de peperos y demás economistas “modernos”. Allá donde los neocon han mandado y mandan y donde han regido esa maravilla llamada milagro irlandés, allí, justo allí ha ocurrido.

De esa brecha abierta de 80.000 euros, cubierta por todos los europeos, resulta que 3.500 han ido a parar al banco AIB, ya que el pobre se vio afectado por esta crisis y había que ayudarle para que no quebrara.

Hasta ahí, aunque sea vergonzoso, nada nuevo ni distinto de lo que ha pasado en otros lugares. Quizá la novedad venga en que ahora, lo pobres directivos del banco irlandés, seguramente para curar ese estrés y esa angustia que les ha producido ver como se les hundía el barco o banco, que igual da, han decidido premiarse con un pico de 40 millones de euros, a ver si así se les van las penas. Una bagatela para recompensarse por la “buena gestión” que han hecho.banqueros

Como siempre ocurre ya hay gente –seguramente, mala gente— que critica y dice que está mal, que llevarse cuarenta millones de euros, cuando se ha tenido que reflotar el banco es una barbaridad.

Pero no se preocupen se trata de ignorantes o gente con mala baba. Ya saben ustedes los beneficios que nos reportan constantemente los bancos, nuestros motores del progreso. Lo más probable es que esa gentuza se hayan enterado de que el dinero es para los bancos y tendrán envidia. ¡Como son los pobres!

Salud y República

9 comentarios:

Ajuan dijo...

Y lo de Islandia?
Allí cuando se hundieron decidieron dejar quebrar a los bancos, es decir, no rescatarlos...
Y estan empezando a salir del agujero.

Neogeminis dijo...

Rafa, nada que ver con el post
...sólo pasaba a decirte que por supuesto que te espero para que me mandes la foto!
Gracias por sumarte!

Buen fin de semana.

Ciberculturalia dijo...

Yo creo, Rafa, que hay tal hartura y tal cabreo que este está rebosando y empezamos a ver que la "muchedumbre" comienza a reaccionar. Yo quiero esta noche verlo así, con este optimismo. Es tal abuso de poder y tal golpe a la ciudadanía, que si no somos capaceces de movilizarnos, nos mereceremos, al menos algo, de lo que nos está ocurriendo.

Un beso nocturno

Freia dijo...

Sencillamente asqueroso.
A mí me gustaría ser tan optimista como Carmen pero ya veremos si se reacciona o no. No lo rengo nada claro todavía.

Un abrazo grande

Felipe dijo...

Y no pasa ni media.Y todo el mundo tan felices y contentos(más ellos que los demás)

Vivimos en un escenario de la desvergüenza y del hedor nauseabundo que está función debería acabar si no queremos morir de melancolía o de rabia

Saludos

María dijo...

¡Pobres bancos! y ¡Pobres directivos!
Yo si no tienen para estas navidades les puedo mandar algo de mi "sueldazo"

Besos Rafa

Genín dijo...

Es una mafia a escala mundial lo que controla el poder y el dinero,está claro.
Es como que el Gobierno les presta nuestro dinero al 1% ellos lo meten en bonos de NUESTRO estado al 5% o por el estilo.
Salud

Martine dijo...

Sí, lo reconozco, soy muy mala gente, ignorante y desagradecida con lo bien que nos tratan estas entidades..


Bisous Rafa!

RGAlmazán dijo...

Ajuan, es otra posibilidad que en el resto ni se ha estudidado.

Mónica, tomo nota, gracias. Un beso.

Carmen, ojalá, no seré yo quien te saque de esa visión optimista. Besos.

Freia, seamos optimista este fin de semana, que ya nos volverán pesimistas el lunes. Lo verás. Besos.

Felipe, todos felices y comiendo perdices.

María, mándales un jamón para que no pasen hambre los pobres. Un beso.

Así es Genín. Tal cual.

Martine, yo también me acuso. Somo incorregibles. Besos.

Salud y República