25 julio 2009

Los toros no sufren

¿Quién ha dicho que los toros sufren? Seguramente algún necio. Algún tipejo que anda por ahí suelto y no tiene otra cosa que hacer que quejarse de tonterías. Los toros no sufren. Hay estudios "muy serios" y "muy documentados" hechos por veterinarios prestigiosos "sin ningún interés" en el tema.

Oigan, pero no nos tomen el pelo. Ya está bien, que no somos gilipollas. Pero qué pasa, ¿es de cartón el toro? ¿Lo que vomita es tomate? ¿Las banderillas que le clavan tienen ventosas? Hay que ser simple para decir esas barbaridades. Digan ustedes que les gusta la fiesta a pesar de ser violenta, digan que no les importa que el toro sufra, digan lo que quieran pero digan la verdad.

Y si no miren esto, una verdadera salvajada (vean el vídeo si su cuerpo se lo permite, son cinco minutos). Cinco estocadas y diez descabellos. Y qué menos para demostrar lo machote que es un aspirante a matador de toros --menos mal que era un aspirante--, pero claro hay que alimentar la fiesta, hay que preparar toreros y si en el camino se han de masacras novillos pues miel sobre hojuelas, es parte del negocio. alaska-toros

Lo que ocurre es que les da vergüenza tener esa condición de violentos y les da por crear teorías a posteriori que justifiquen su barbaridad. Como la de ese veterinario, un tal Juan Carlos Illera del Portal que dice haber estudiado 300 toros bravos y cuya "tesis" dice: "la extraña reacción del animal al infligirle castigo se debería a una actividad hormonal exclusiva del toro bravo que le evita el sufrimiento durante la fiesta". ¡Toma castaña! O sea que el toro tiene una hormona exclusiva, a diferencia de las demás especies que le hacen válido para que se sometan a torturas y crueldades sin sufrir un ápice. Y vamos nosotros y nos lo creemos. Y colorín, colorado este cuento se ha acabado.

Muchos estudios y, por encima de todo, el sentido común, el menos común de los sentidos --tampoco abunda entre los taurinos--, nos dice que el toro, como animal vivo que es, sufre. Lo que pasa es que los forofismos y las teocracias no entienden de sentido común y se ciegan en sus pasiones, aunque sean crueles. ¿Alguien ha tratado de hacer ver que un penalti de su equipo no es penalti a un forofo? O ¿alguien ha conseguido que le expliquen, razonablemente, misterios como el de la Santísima Trinidad? La tauromaquia es también una religión.Pues eso, oiga Sr. Illero, veterinario interesado no me explique que el toro no sufre, precisamente usted que, ¡oh casualidad!, es aficionado a los toros.

El toro es un ser vivo. Y ustedes los taurinos lo saben bien, porque cuando se le ponen las banderillas o se le pica, se retuerce de dolor y se encabrita para evitar el sufrimiento. Eso son las pruebas. Pero claro, eso no basta, porque sería reconocer que son unos salvajes, que no tienen el menor respeto por otras vidas, y entonces tendrían que renunciar a su espectáculo favorito, el de ver sufrir al toro y ver cómo se libra el torero de que aquél le atrape, claro que si le pilla, tampoco pasa nada, es parte del juego. porque ¿Acaso el torero sufre?

Salud y República

14 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Hola, es mi segundo comentario en este entretenido blog; también el primero lo fue sobre la tauromaquia. Aunque no seas un gran entendido en la misma (por algunos comentarios que te leo) he de decirte que estoy de acuerdo contigo, no ya en que el toro sufra, sino en el que consideres que es una tomadura de pelo el que alguien quiera ocultar tal hecho.

Aun asi reconociéndolo NO ME CONSIDERO UN SALVAJE. Espero, no sinténdote tentado por una supuesta superioridad moral, tú así tampoco así veas a los aficionados.

Saludos cordiales!

Jose dijo...

Siempre es la misma historia, que el toro no sufre, que nace para morir en la plaza. Es que no tienen mas excusas? No saben ya que mas decir para seguir apoyando esta barbaridad? Solo hay que ver las caras de los toros en el video para comprobar que sufren. Solo espero que a la "fiesta nacional" le quede poco de vida.

Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Hace años, un vecino de la aldea me dijo que a los caballos hay que pegarle, porque ellos no sienten como nosotros. Y yo le contesté:"no lo sé, yo no soy un animal" (Yo sí soy un animal, pero al menos no razono IRRACIONALMENTE como los que dicen esas cosas). Por suerte para él, es tan animal que no entendió nada.

Antonio Rodriguez dijo...

Rafa la clave esta en cuando afirmas "cuando se le ponen las banderillas o se le pica, se retuerce de dolor y se encabrita para evitar el sufrimiento". Si no sufriera no lo expresaría.
De cualquier forma la mal llamada fiesta nacional es una salvajada, como lo fueron los torneos o los duelos y ambos fueron proscritos y tarde o temprano, esta bestialidad dejará de existir.
Salud, República y Socialismo

Dean dijo...

Estas vacaciones creo que voy a vivr la fiesta brava en Finlandia, no, mejor en los paises bajos, o en Suiza, o tal vez en Japón, creo que allí deben tener unos toros muy bonitos, como son países tan desarrollados y cultos, seguro que tienen unas banderillas que no hacen tanto daño, con efectos especiales o cosas de esas, para que se vea la sangre que es lo que les gusta ver a los amantes de esta fiesta.
Un saludo.

Carmen dijo...

Pues no, decididamente no he podido ver el vídeo. Me pone realmente enferma. Es una salvajada que alguna vez será prohibida. Pero dudo mucho que este sea el sentir general y nadie se atreve a poner el casacabel al gato. Sin embargo si se atreven a matar a un toro.
Cosas de la vida de este país nuestro.

Un beso

Montse dijo...

¡Ay Rafa, qué incrédulo eres! Pues claro que los toros tienen una hormona especial (descubierta por el magnífico veterinario que citas) que les hace no sentir ni sufrir. ¿Acaso no sabías que la naturaleza se dio cuenta de que en este país nuestro iban a inventar un acto cultural llamado corridas de toros y dotó al toro bravo de esa enigmática hormona? ¿De verdad no lo sabías? Pues si no lo sabes, si no estás informado no hables que luego te tachan de que te crees superior moralmente.

En fin Rafa, ¡qué le vamos a hacer!, pues lo que hacemos, seguir denunciando lo que nos parece inaceptable. Un abrazo.

Salud y República.

javi dijo...

¿Donde le dieron el título a ese señor?, si yo fuese veterinario sentiría verguenza ajena.

acartier dijo...

"Es más, no es que el toro no sufra: es que disfruta. Le encanta que le claven esas banderillas. Eso es como la acupuntura, más o menos. Y cuando le pican es como cuando el fisio te clava el codo para quitarte una contractura. Si es que no se mueren... se derrumban de placer."

Algo así será lo próximo que nos vendan.

hijodelatierra/earthman dijo...

Al ver el título desde mi zona de blogs amigos..me he asustado, aunque tambien tuve en cuenta la posibilidad de que fuese ironia( como es), un saludo, y gracias por este tipo de entrada.

Selma dijo...

Al saber de antemano el contenido del vídeo, en Entrada de Jose tampoco ..no lo abriré..
También le comenté que por desgracia los dos únicos países donde se perpetran esta barbaridad es aquí... y en Francia.. sí, ..En Arles, Nîmes y creo que en alguna otra plaza del suroeste Galo...
Lo del veterinario es de antologia pero de bestialidad, la suya...

Un beso,Rafa

RGAlmazán dijo...

Bienvenido David, es verdad que no soy un gran entendido, entiendo algunas cosas, por mi edad, muchas más que una persona de generaciones posteriores. Por ejemplo, hace cincuenta y tantos años, los niños jugábamos con cromos de toreros, y a mi padre le gustaban los toros.
No seré yo quien te insulte o llame salvaje. Tampoco creo que tengo sobre tú una superioridad moral. Dicho esto, también te digo que hoy en día, esta fiesta no tiene sentido, está caduca y es violenta y sangrienta.

Sí, Jose, siempre la misma historia. No tienen otras razones.

Pues si, María Jesús, hay gente que pega a los animales, diría más, hay quien pega a los niños. Entiendo que no hay excusas. El maltrato, también el animal, no puede entrar dentro de los cánones de los tiempos que vivimos. Un beso.

Sí, Antonio, dejará de existir, pero a ver si entre todos podemos empujar un poco. Que ya está bien de violencia, tortura y malos tratos.

Pues sí, Dean, no sé que es peor si el maltrato animal o el gozo humano al verlo. ¡Lamentable!

Pues sí, Carmen, los gobernantes no se quieren mojar. Prefieren dejarlo estar para no comprometerse, piensan que les quita votos. Son cobardes y anteponen el interés electoral al respeto a los animales.+
Un beso.

Hola Montse, pues sí, creo que efectivamente tienen una hormona con un botón rojo, cuando quieras que no sufras apretas el botón y listo. Un beso.

Javi, eso me pregunto yo.

Acartier, bienvenido. Es verdad es que es el animal masoquista por excelencia, y disfruta con el dolor.

Hijodelatierra, bienvenido. Gracias y un saludo.

Salud y República

RGAlmazán dijo...

Hola Selma, sí es verdad que en el suroeste francés también hay corridas de toros. Además debemos añadir gran parte de Iberoamérica. En fin, son minoría pero todavía persisten de forma importante.
Y lo del veterinario, de película.

Un beso.

Dr.Turbio dijo...

Todo aquel que quiera comprobar si la teoría de la insensibilidad del toro es cierta puede hacerlo colocándose cerca de las patas traseras de uno y clavándole un elemento punzante. Recomiendo tener memorizado el teléfono de emergencias.

Estoy seguro de que ese veterinario se ha cuidado muy mucho de evitar coces cuando ha hecho daño a un toro.