08 abril 2012

El Ayatolá de Alcalá de Henares

Sí señores, tenemos un ayatolá, no es el único, en Alcalá de Henares. Su nombre: Juan Antonio Reig Pla, obispo católico de esa diócesis.

Un ayatolá católico. Un tipo empeñado en enseñarnos moral a todo el mundo. Un individuo que, con la anuencia de Televisión Española que le retransmite su misa, es capaz de decir cosas como ésta:

Ya saben, a este señor su cargo le da derecho a decir que los homosexuales prueban su condición, desde niños, corrompiéndose y prostituyéndose en clubs nocturnos. Está claro que lo debe haber comprobado yendo a esos lugares, si no, no lo afirmaría tan rotundamente. Por cierto, que además el buen señor les amenaza con el infierno.

También añadió (si quieren leer su discurso entero está aquí) que ha habido casos de niños con tendencias homosexuales que han sufrido abusos en su misma familia.

Y para completar su homilía de viernes santo, completó la hazaña diciendo que las mujeres que abortan se destruyen a sí mismas y no duermen bien. Él, sin embargo, debe dormir a pierna suelta.

Aprovechando que la televisión pública, pagada por todos –también por los que no somos católicos— le hace de altavoz y retransmite su misa, arremete públicamente contra el colectivo homosexual y el aborto. Pruebas inequívocas de que vivimos en un “Estado laico”.

La homofobia de este ayatolá es recalcitrante, hace menos de un año, coincidiendo con la celebración del Orgullo Gay, publicó una guía con lecturas y consejos para curar la homosexualidad. Los homosexuales son enfermos para él, mientras que el reverendísimo está muy sano.

También se hizo famoso porque hace poco más de dos años, ofició una misa con la bandera franquista de la gallina al lado, en honor de los caídos franquistas, a la que asistió Blas Piñar.

Obispo Reig Pla misa franquista

Y todos estos ejemplos son pruebas de su intachable moralidad y su inquebrantable patriotismo. Precisamente porque es un tipo de una moralidad a prueba de bombas, está dando cobijo a un cura pederasta que violó y abusó de una niña desde los cuatro a los trece años y que ha sido condenado a diez años de prisión.

Pero claro, una cosa es ser cura violador y pederasta, pecadillos sin importancia que hay que perdonar, y otra cuestión es abortar o ser gay o lesbiana, pecados mortales de necesidad, que te condenan sin remisión al infierno.

Y es que el señor obispo, seguramente llevado por la moda que muchos de los suyos han seguido, ve la pederastia como algo normal, seres a los que hay que ayudar, mientras denigra, miserablemente, a las mujeres que abortan y al colectivo homosexual. Esa es un moral.

Y a todo esto nuestra televisión pública sirviendo de altavoz a estos personajes. Y es que están crecidos, porque nuestro gobierno no les ha recortado ni un euro de los 11.000 millones que se llevan. Cada día estamos más cerca del nacional-catolicismo y más lejos del laicismo.

Salud y República

10 comentarios:

Dilaida dijo...

Puedes estar seguro que este fulano sabe de lo que habla cuando se refiere a clubes nocturnos. Esta casta va por el día de santurrones y por la noche se ponen rabo, me imagino que se reunirá con su secta en alguna cueva nocturna. Claro que tienen también el don de desdoblarse y por la noche dan rienda suelta a sus apetitos y por el día practican la hipocresía.
"Piensa ladrón que todos son de su condición", dice el refrán, sabiduría popular.
Si, tienes razón, estamos de vuelta en el nacionalcatolicísmo, han recuperado los ayatolás el poder y como dicen ellos "dios nos pille confesados".
Bicos

Felipe dijo...

También he tratado el asunto y sólo me cabe un calificativo:sinvergüenza,sin paliativos.

¡Salud y República!

Mª Mercè dijo...

No sé si me joroba (palabra suave) más que este tipo diga esas sandeces o que "nuestra" televisión se haga eco.

Sea lo que sea, miedo me da.

Petons i abraçades!

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Un imán llama a la violencia contra las mujeres y se pide que se le expulse del país. ¿Por qué a este hombre no?

Txema dijo...

Que lejos está este hombre del mensaje del nazareno. Que lejos de lo que aconsejaba aquel a quien dice representar que pedía amar al prójimo como a ti mismo. Es sencillamente lamentable.

Saludos

María dijo...

No creo en sus dioses ni en sus santos, pero a sinverguenzas como a ese tipo, no se le debe dar cabida en la cadena pública.
Vamos para atrás disparados y sin freno.

Besos

Antonio Rodriguez dijo...

Pretenden dar lecciones, cuando tienen mucho que callar. La iglesia católica es una cueva de delincuencia sexual que no contentos con eso quieren imponer a toda la ciudadanía su inmoral moral.
Responsables: gobiernos miedosos como el PSOE que no se atrevió a poner a la iglesia en su lugar y gobiernos conniventes del P.P. porque tienen que pagarles los servicios prestados en las elecciones.
Salud, República y Socialismo

Genín dijo...

¡Joputa!
salud

Ciberculturalia dijo...

Una indecencia más de otro obispo. Ya van varios. Y, como dices, creo que aún es peor que la televisión se haga eco de semejante personaje.
Besos

mariajesusparadela dijo...

Yo de un obispo espero cualquier cosa, porque el poder corrompe y el poder de la iglesia corrompe más que ninguno.
Lo que me repatea, me indigna, me reconcome es que TVE, pagada con mi dinero, le dé difusión, cubra la noticia y la divulgue.