04 abril 2012

Fraude bueno y fraude malo

Es el colmo. ¿Hasta dónde llega este gobierno, incapaz de ser solidario o sensible con la gente más golpeada por la crisis?

Cuando resulta que estamos en una situación de emergencia, cuando mucha gente lo está pasando mal, nuestro queridos gobernantes se dedican, sin complejos, y con determinación, a actuar cual dios omnipotente, capaz de perdonar a unos y premiar a otros.

Y, ni cortos ni perezosos, así lo han hecho. Nos anuncian una amnistía fiscal, donde los ricos que defraudan serán perdonados, y al día siguiente nos salen con una persecución al fraude del paro. Total, los parados serán controlados y si alguno ha cometido la tamaña desvergüenza de haber trabajado estando dado de alta como desempleado, le caerá todo el peso de la ley.

fraude fiscal 2

Por el contrario, a los grandes defraudadores de Hacienda, la cosa les saldrá baratita. En vez de pagar lo que deberían, gracias a una maravillosa amnistía fiscal, sus amigos les premian y pagarán sólo el 10%, y además, sin ninguna multa ni castigo.

Esto es un puro dislate. Nadie dice que no se persiga cualquier fraude, pero salir un día diciendo que se perdona a los grandes capitales su delito y al día siguiente amenazar a los parados, dice mucho de la calaña de un gobierno que no tiene sensibilidad y que en su mayoría absoluta, piensa que puede abusar y hacer lo que le venga en gana, cuando se trata de presionar a los más débiles y ayudar a sus afines.

Una broma pesada. Castíguese todos los fraudes, pero todos. Y sobre todo, los que tienen más peso. No vaya a ser que con la excusa del chocolate del loro, terminemos de sacrificar a los más débiles y condecoremos a los más tramposos.

Ese parece el camino. Con este gobierno, los más necesitados están aviados. Solo apoyan a los suyos, y ya sabemos quienes son.

Salud y República

10 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y nombre de calle bueno, nombre malo.
Han suprimido el nombre de Pilar Bardem en una calle (como habían borrado a Neruda, en su día). Hoy me entero de que quitan el nombre de Alberti a un teatro. Pero sigue el generalísimo y compañía.
Luego hablarán de odio, de revanchismo, de venganza , de dos españas...las opciones son pocas, cuando ellos van marcando un caminito tan estrecho.

Jorge Melero Núñez dijo...

La humillación es continua, la provocación es enorme, y como bien dice mariajesus las opciones son pocas..
La calle anda algo revuelta, hay que seguir.

http://iskrajorge.blogspot.com.es/

bitdrain dijo...

Estamos ante una crisis de civilizacion, al borde del precipicio. Muchos de los problemas actuales derivan de un relativismo absoluto de los valores.

Sin Etica, etica publica y privada de cada uno de nosotros, y sin valores civicos para construir una sociedad plural y de progreso social.

Esto es lo que hay, un ataque que mina nuestra moral e integridad como individuos.

Neogeminis dijo...

en definitiva, se alienta el no pago de los ricos -total, les saldrá sólo un 10% si los agarran- y se persigue al necesitado que trabaje -si Dios y los santos le dan esa oportunidad- habiendo declarado estar desocupado?...realmente un cachetazo a la necesidad de la gente!...una vergüenza!

Dilaida dijo...

Yo estoy esperando a ver como van a tratar el fraude al fisco del alcalde de Santiago.
Bicos

Genín dijo...

Yo me pregunto si el dinero negro del narcotráfico se podrá blanquear pagando un 10%...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Cada vez la situación se ve más negra y este gobierno asocial la profundiza. Ahora atacamos a los parados y dejamos en paz a los ricos...
Besos

Felipe dijo...

Son las dos varas de medir:palo al pobre,alfombra al rico y al ladrón.

Para que más decir.Este es un gobierno facha y como tal actúa.

Saludos

Isabel Barceló Chico dijo...

Cada vez esto está más insoportable. Y más claro. Vamos de cabeza a la ruina.
Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Camino a Gaia dijo...

Economía de guerra no contra el paro, sino contra los parados, no contra la pobreza, sino contra los pobres. No contra el fraude, sino contra los "defraudados".
Nos gobierna el crimen económico organizado ¿Qué se puede esperar?