10 abril 2012

Al rey de las Españas Imperiales

Majestad:

Me atrevo a escribirle esta misiva con el fin de que le ayude a ver lo que está ocurriendo con su familia, desde fuera. Uno cuando es parte del cotarro no suele ver el bosque por esos árboles que le aíslan en La Zarzuela.

Usted, rey de la España penínsular, de las islas Canarias y Baleares, de Ceuta, Melilla y Perejil, por obra y gracia de Franco, debería tener ciertos cuidados. Y es que, a falta de otros cometidos, como Jefe del Estado tendría que cuidar su imagen y la de los suyos, que es también la del Estado que representa. Poco más tiene que hacer. Así es que trate de cumplir con su obligación.

Porque ya me dirá qué está ocurriendo en los últimos tiempos. Primero Urdangarín, el yernísimo que era modelo hasta que se ha descubierto el pastel, y ahora Marichalar, ese yerno que le salió torcido y que había desaparecido para aparecer de la peor de las maneras.

El Jueves portada_1809

Y no es que me refiera sólo a los yernos, que también habría que hablar de sus hijas. Porque ya me dirá usted, cómo es posible que su hija Cristina no haya sido, ni tan siquiera llamada para testificar en el caso de su marido, cuando ha sido copropietaria de la empresa Aizoon –la que recibía las ganancias ilícitas de Nóos-- y vocal del Instituto Nóos.

Porque la infanta Cristina elaboraba actas del instituto, firmaba las cuentas en el registro mercantil de las sociedades investigadas, cargaba gastos a nombre de Aizoon, recibía beneficios de la empresa y aparecía como responsable en los folletos de instituto.

Así es que se ponga usted y sus pelotas mediáticos como se pongan, que diga que no sabía nada, es una tomadura de pelo. Es más, no me haga recordarle que la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley. Y qué decir de usted, que desde 2006, por lo menos, sabía los tejemanejes de su querido yernísimo y sólo le dijo que se fuera, sin hacer nada más al respecto, mientras que el susodicho no le hacía ni puñetero caso y seguía con sus negocios presuntamente delictivos, él y su hija.

Por cierto que a la mujer del socio de su yernísimo sí que la han imputado y eso que no tenía cargo ninguno en el Instituto Nóos. ¿Hay quién entienda esto?

Bueno pues eso no era suficiente y resulta que ayer, su nieto Froilán, que estaba pasando unos días con su padre Jaime de Marichalar, se hirió en un pié, cuando realizaba prácticas de tiro con una escopeta. Independientemente de lo ejemplarizante que es que se le enseñe a disparar a un niño de trece años, además la ley prohíbe a los menores de catorce años, aunque estén con adultos, usar armas de fuego.

¿No le recuerda a usted ningún episodio personal? ¿Es que no aprendió usted que las armas las carga el diablo? Y no me vengan diciendo que su hija Elena y usted mismo no sabían nada y que todo ha sido culpa del tal Marichalar. Eso no es creíble. Un niño de esa edad no se guarda esas cosas. No era la primera vez que iba a practicar tiro y seguro que a su madre y a su abuelo se lo contaba. Un niño de trece años seguro que alardea de eso. Por cierto, que también estaba con su hermana, su nieta de once años. Edificante, muy edificante.

Lo que ocurre es que usted y los suyos se creen que todo el monte es orégano, que España es su finca y que está a su disposición, que las leyes son para los demás. Porque ya veremos todos como su yernísimo no pisará la cárcel y saldrá libre con una multa, sin devolver lo presuntamente robado.

Y Marichalar, tampoco tendrá problemas. Se considerará un error y se pasará página para que pase desapercibido el hecho.

Desde luego, usted y los suyos están dando un ejemplo que asusta. Pero no quisiera despedirme sin darle las gracias, este republicano que escribe le agradece que su familia esté haciendo por la República más que nadie en este país. Parece una paradoja pero es real.

Ahora sólo queda asistir al espectáculo –a mí, en su lugar me daría vergüenza— de esos medios de la caverna mediática y de la prensa del corazón, defendiendo lo indefendible por salvarle a usted y a los suyos los muebles. Cumpla con su obligación y no nos haga pasar el bochorno que por usted y los suyos está pasando este país, que los medios de comunicación extranjeros se traen un cachondeíto con los últimos acontecimientos, que me río yo de El Jueves

Salud y República

11 comentarios:

José Alfonso. dijo...

Me encantan las cartas preciosas. Suelo difundirlas a través del FCBK.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Y hay una cosita que se te olvida, Rafa: iban de caza...¿no es lógico que en la primavera, etapa que los animales aprovechan para reproducirse, se respete este hecho y esté PROHIBIDO cazar...?
Muy ecológicos, todos ellos. Muy respetuosos con la naturaleza.

Genín dijo...

Bueno, se comprensivo, no seas malo, pobrecitos los borbones, tienen cosas de esas feas en la sangre y no es culpa de ellos, por eso hay tanto tonto suelto...
Lo malo es que pegas una patada y sale uno, es una plaga, se reproducen como conejos, claro, a la sopa boba asegurada...
Tengo unas ganas que se tenga que presentar a oposiciones para rey, o mejor aun a que lo elija el pueblo, lo tengo claro...
Salud

Dilaida dijo...

Me parece una irresponsabilidad por parte del padre del niño. No sé si la madre lo sabía o no, pero las leyes son para todos igual. Si estaba jugando no tiene edad para jugar con ese juguete y si estaba de caza, hoy es época de veda.
Ya veremos en lo que queda ...
Bicos

Isabel Barceló Chico dijo...

A mi me ha impresionado mucho una foto que he visto en la prensa con la madre y la abuela de Froilán tan sonrientes que parecían venir de una fiesta, junto con la noticia de que le niño está hospitalizado. Sinceramente, no lo puedo entender. Besos.

Txema dijo...

Firmo con usted la carta.

Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

La verdad es que es de traca. No tienen solución estos borbones y efectivamente los pelotas mediáticos son eso: pelotas indecentes.
Besos

Antonio Rodriguez dijo...

No tienen solución. La monarquia es un anacronismo en pleno siglo XXI. Pero como hacen gracia a muchos españolitos y los partidos mayoritarios se niegan siquiera a entrar en ese debate, pues estamos apañados.
Salud, Republica y Sociualismo

Dean dijo...

Somos el hazmerreir ante las verdaderas repúblicas y todo gracias a esta monarquía absurda y a sus amigos politicuchos baratos, que en plena modernidad subyugan a su pueblo como si estuviésemos en la edad media y además se comportan como verdaderos bufones.
Un saludo.

Perséfone dijo...

Muy bien dicho.

Una familia real que va de escándalo en escándalo y un presidente que sale huyendo de las cámaras y defiende a Sarkozy cuando deja a España a la altura del betún.

Y nadie dice nada.

Eso sí, que se metan con nuestros deportistas....

A veces pienso en aquella frase que dice que "tenemos lo que merecemos" y me planteo si puede llegar a ser cierta.

Un abrazo.

Felipe dijo...

Metes a todos los borbones en un cuarto oscuro y en un día nos traen la República.Son así de necios y de irresponsable.

Saludos