27 abril 2012

Juancar, nuestro superman, operado.

Esto parece un cachondeo. El rey de nuevo ha sido operado. Y van… No le deseo nada malo personalmente al rey. Me bastaría con que no ocupara la Jefatura del Estado. Ni él, ni ninguno de sus descendientes. Me conformaría con que el jefe del Estado fuera elegido democráticamente y no fuera una cuestión sanguínea, impuesta además por un dictador genocida.

Y puede parecer oportunista aprovechar esta nueva operación del rey para criticarle. Y no, no lo es. Las razones para la crítica, a mi modo de ver van más lejos.

kim-ElJueves

No se puede hacer ver, desde la Casa Real –para endiosar a la monarquía—que tenemos un rey, que un superhombre, capaz de practicar todos los deportes, el esquí, la vela, la caza, la leche en verso, un ser sobrehumano al que operan y a las horas está hecho un dandy, restablecido con su muletita con claxon, luces e intermitente encendido –justo ahora que los enfermos van a tener que pagar sus muletas y demás artículos ortopédicos—, porque luego le operan en dos años cinco veces, y esa imagen se va al traste y se cae en el ridículo.

Ha faltado, falta y parece que va a seguir faltando transparencia en la Casa Real. A ver quién se traga que esto no estaba previsto. Ahora resulta que ha hecho un mal gesto y ha recaído. Un mal gesto es, por ejemplo, darle un beso de hermano o de sobrino al sátrapa de Arabia Saudí o al de Marruecos. Eso sí es un mal gesto. Lo ocurrido con la cadera real es cuestión de edad y de excesos, y veremos si no hay más. ¿Por qué no se explica claramente?

La transparencia que sigue faltando se demuestra constantemente. Por ejemplo, la excepción de la ley de transparencia es la Casa real. Más ejemplos, a Llamazares le han vetado preguntas pertinentes sobre el viaje del cazador de elefantes, para mantener la coraza del rey inexpugnable.

Ahora resulta que preguntar cuánto nos ha costado el viaje real a Botsuana o en calidad de qué ha representado a la Casa Real, la tal Corina –posible amante del rey— en viajes oficiales, no es procedente y rechazan contestarlo. Todo ello, tanto el PP como el PSOE, desde la mesa del Congreso.

Y la responsabilidad es de la Casa Real, del mismo rey, sin olvidar a todos los políticos y medios de comunicación –casi todos— que son unos pelotas de armas tomar. El rey es un ser divino con sangre azul, pero que a menudo le hacen parecer una piltrafa sin sangre.

Y todo esto viene por querer mantener una institución obsoleta,  medieval, cuyos titulares lo eran por la gracia de Dios. Amén. Hoy, que pedimos participar más y abrir la democracia a todos, resulta que lo único que se discute de la Monarquía es si el rey debe abdicar o no. O sea monarquía con Juan Carlos o monarquía con Felipe. Cuando la cuestión es qué puñetas hacemos con una institución anacrónica y antidemocrática en pleno siglo XXI.

Ya está bien de decir que no toca, que no es hora, que hay cosas más importantes que decidir si queremos Monarquía o República. Porque, nunca, para los que están cómodos con la institución monárquica, nunca será hora. No van a consentir que se cuestione. Ellos están amparados por el manto real y quieren seguir adorando a la estatua de sal, con tal de evitar que el pueblo pueda elegir la forma de Estado.

En fin, el rey en la UCI, por su mala cabeza y la mayoría adorando al becerro de oro, aunque tenga los pies de barro.

Es lo que tiene no querer ser libres, cualquier cosa que les impongan les vendrá bien, incluido un rey. Todo con tal de no tener que pensar y de decidir qué es lo mejor, lo más democrático. Y es que esto ya les ocurría a muchos con Franco. Suma y sigue.

Salud y República

10 comentarios:

Txema dijo...

Pues si, yo tampoco deseo que le vaya mal a este personajillo, aunque tendría que responder de su apoyo al dictador. Pero en fin...

La verdad es que esta maonarquía ya huele mucho a cadaver, a cerrado, a moho, a viejo. Y la única solución es desinfectar.

saludos

Neogeminis dijo...

Tengo una amiga en Canarias que ayer mismo se quejaba en su blog por lo postergada que se siente al no recibir aún un turno para rehabilitación y no poder caminar. sufrió una caída y le pusieron un clavo en el tobillo.Una injusticia que se nota...


Saludos.

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Lo que tendríamos que hacer es aplicarle la nueva reforma laboral. A los X días de baja, a la puta calle.

Freia dijo...

Pues sí, querido Rafa, suma y sigue. Y el pájaro gastando y contando con el beneplácito de la plebe, que siempre se le excusa. Lástima de decreto ley que volviera a cambiar la constitución y aboliera la institución.

Por cierto, felicidades por ese pasar a la final, atlético irredento. Un abrazo,Rafa.

Genín dijo...

Mira Rafa, es muy cortito lo que voy a decir, y es que para mi sobra toda la familia real y asimilados en pleno.
Salud

Eastriver dijo...

Qué de acuerdo estoy contigo. Pero con todo este jaleo está ocurriendo una cosa muy graciosa: todo el mundo pasa del rey, jaja. Si se hubiera hecho daño en otras circunstancias no me quiero imaginar las escenas de dolor colectivo, las actitudes cortesanas de tantísimos, las flores a la puerta del hospital. En cambio, ahora, con todo el jaleo, la gente pasa un quilo de si el rey se ha roto tal o se ha luxado cual. A la gente le importa una mierda, y perdona la crudeza. Pero eso es bueno, porque caen muros y cambian cosas. Fíjate, ahora hay canto hacia Letizia, ¿te has dado cuenta? La pijilla esa que nadie soportaba ahora está manteniendo en pie la Institución (vaya institución, que se cae o se sustenta con tan poco). Existe una operación príncipes, tratando de demostrar que tanto Felipe como Letizia se han desvinculado de Urdangarines y elefantes, y que por tanto ellos sí son dignos. Y bueno, nosotros sabemos que son lo mismo claro, pero como estas cosas se aguantan por el afecto, ya que unos han caído en desgracia la operación que se está ejecutando es desplazar el cariño hacia los limpios de la familia: los ahorradores, íntegros, familiares y trabajadores príncipes.

María dijo...

¡Qué pena me da este país!
Hoy me dice una persona: ¡pobrecillo el rey, otra vez lo han tenido que operar! Y esa persona tiene a toda su familia en el paro, yendo a servicios sociales a recoger pañales para su bebé...y dice ¡pobrecillo el rey!
No lo entiendo, de verdad que no lo entiendo...

Felipe dijo...

No te canses con la transparencia real.Mientras PP y PSOE tengan a la familia real metida en una urna "sacrosanta" nada de nada.

Y a éste si hubiera dejado a los elefantes tranquilos ahora no tendría esas "cornadas" de rico cazador.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

A mi lo de su enfermedad me la trae al fresco. Hay mmiles de ancianos a los que también les ponen una prótesis y casi nadie se preocupa de ellos.
Esto solo demuestra que la monarquía es de mala calidad. Y estoy de acuerdo con Felipe mientras existan dos partidos monarquicos como el P.P. y PSOE poco tenemos que hacer.
Salud, República y Socialismo

Guanarteme dijo...

Ja,Ja, Ja, muy bueno, Esfera. Si que le deberían aplicar la reforma laboral.

D. Rafa, lo peor de todo esto son una partida de cretinos que nos llaman envidiosos y no se que cosas-sociales, que justifican esos viajes del monarca con la concesión de obras como la del AVE a la MECA. Al parecer son necesarios esos fiestorros inmorales para conseguir contratos para las empresas españolas. Mientras el Florentino no necesita del Borbón para adquirir una isla para su Madrid en Emiratos.... algo no cuadra.

Justificar esas conductas con beneficios empresariales es de una inmoralidad terrible, sobre todo cuando esos contratos no nos dejan ni un céntimo a los españoles ni tampoco un sólo puesto de trabajo.

Pero esto es lo que hay en este país, donde algunos se enteran ahora que el paro va a durar mucho tiempo.