10 marzo 2011

Marruecos, un cambio para no cambiar

En los países desarrollados la crisis económica ha beneficiado a los responsables de la misma y el capitalismo se reconvierte, se perpetúa y se reinstala en la sociedad, haciendo que el precio de esta hecatombe lo paguen las clases media y baja, los más débiles.

Cualquiera diría que la crisis ha sido provocada aposta por los poderosos para conseguir mejoras sobre los menos favorecidos, haciendo bueno el dicho: “Para que yo sea rico es necesario que tú seas pobre” 

Mientras, en el Tercer Mundo se ha iniciado una revolución popular por países árabes del Norte de Afríca y de Medio Oriente. Revueltas y revoluciones como las de Egipto, Túnez y Libia hoy parecen una estela a seguir por otros países.

Los primeros pasos de Egipto y Túnez han sido un ejemplo definitivo. En el caso de Libia, la resistencia bélica de Gadafi, para evitar su sustitución, ha mostrado la cara sangrienta y violenta del genocidio, han cubierto de sangre el camino, aunque parece claro que el fin de la era Gadafi está próximo.

Las causas de estas revueltas, donde la Red ha jugado un papel de denuncia, comunicación y unión valiosísimo, han sido dos principalmente. Una, relativa a la falta de libertades políticas, y otra referida al bajo nivel de vida, a la situación de pobreza generalizada que vive la población a excepción de las élites ligadas al poder.

Mientras, por aquello de “cuando las barbas de tus vecinos…”, otros países han empezado a temblar y sus líderes han empezado a tomar medidas para evitar otras revoluciones. Unos bajan precios de los productos básicos y otros dan algún paso hacia la concesión de libertades.mohamed vi(1)

Un ejemplo claro es Marruecos, cuyo rey todopoderoso, dice que va a soltar amarras de su poder, en un intento de frenar lo que cree que se le viene encima, las revueltas populares. Para ello ha anunciado un cambio de la Constitución donde se recorta poderes que recaerían sobre un primer ministro votado por el pueblo.

La verdad es que conociendo al “sobrino” de nuestro rey, la modificación constitucional que propone no es sino una excusa que hace para no cambiar nada, para mantenerse en el poder y seguir instalado en él, aunque con una apariencia menos totalitaria. De esta forma pretende salvarse de la quema que se le puede venir encima.

Aunque poco, algo ha cambiado. Estas revoluciones están haciendo que ciertos países inmovilistas no tengan más remedio que mover ficha, aunque sea insuficiente, pero ahora hay que esperar a ver lo que ocurre, porque podría ser que el pueblo se sienta protagonista, como así es, y no se conforme, y pretenda conseguir unas verdaderas transformaciones.

Desgraciadamente la situación pasa por un cambio radical y no por una pequeña modificación. Pasa por la sustitución total de la cúpula del poder político, como ha ocurrido en Túnez y en Egipto. En Marruecos la solución no es sino la abdicación de un rey que ha tenido y tiene a su pueblo preso en la pobreza y con los derechos humanos pisoteados. Que ejerce un poder totalitario y que hace y deshace valiéndose de su condición de líder político avalado por su dios y su religión.

Sería importante que la Comunidad Internacional, que los países occidentales, se prepararan y no se dejaran sorprender como ha pasado con Libia, donde se ha creado una situación extrema que debería haberse evitado.

Hay que denunciar y condenar claramente a estos sátrapas que todavía gobiernan su país a su antojo y para su propio beneficio. Y hay que hacerlo ya, y no esperar a que se produzcan las revueltas. Marruecos, Yemen, Bahrain, Qatar, Irán, Emiratos, Argelia, Arabia Saudí, etc., son países con gobiernos totalitarios e indignos. Callarse como hacen desde el Primer Mundo, y sólo criticarlo cuando las revueltas se producen, es signo de debilidad y de sometimiento claro de valores principales, como los derechos humanos, a cuestiones comerciales y geopolíticas de inferior rango.

El Tercer Mundo está lleno de dictadores indignos, el Primer Mundo funciona con un sistema corrupto que se aprovecha de las relaciones con esos sátrapas y juega a mirar a otro lado, salvo que peligre su botín.

Salud y República

12 comentarios:

Basseta dijo...

El rey de Marruecos se comporta como un dictadorzuelo de opereta. No es más que un sátrapa caprichoso. Un digno heredero de su padre, Hasan II, que no respetaba los derechos humanos y que ocupó ilegalmente el Sáhara Occidental.

Antonio Rodriguez dijo...

Ya sabes se habrá puesto a pensar que cuando las barbas de su vecino se empiezan a recortar el debe poner las suyas a remojar.
Pero imagino que tratará de cambiar algo para que todo permanezca igual.
Salud, República y Socialismo

Dilaida dijo...

Por algo se empieza, si las revueltas vecinas le han hecho pensar que el siguiente podría ser él y eso hace que se asuste un poquillo y que abra un poco su puño, igual y si hay suerte, cuando se tranquilice, el pueblo marroquí le da una sorpresa.
Bicos

Anónimo dijo...

Me parece bien. Besos

Los Pekos

Felipe dijo...

Los marroquies se han pronunciado pidiendo la Monarquia parlamentaria.Para empezar no estaría mal después de los despueses.

El asunto Gafafi es el más estremecedor de todos y el más hiriente.

En mi opinión,sé que no es la tuya,Occidente debería parar esta carnicería a la que está sometiendo a su pueblo el genocida y criminal coronel


Saludos

mariajesusparadela dijo...

El primer mundo está lleno de políticos indignos, que tragan cualquier cosa.

Genín dijo...

Pues no se, pero como se retrasen demasiado, en al menos destruir la aviación de Gadafi, ese tío acaba con todo cristo y ahí se queda.
El pueblo no puede solo con un ejercito organizado y bien armado, está bien que no pisen suelo libio soldados extranjeros, pero al menos desde el aire, habría que ayudar, como ya se ha hecho antes.
Salud

///Esfera Comunista\\\ dijo...

Ahora el gilipollas de Mohammed a llevar a cabo reformas para encubrir su dictadura.

Ciberculturalia dijo...

Es cierto que algo se está moviendo en todos los paises del norte de África y de Oriente Próximo, lo están moviendo los ciudadanos que se han echado a la calle para oponerse a sus corruptos gobiernos. Algo se ha movido también en Marruecos aunque de ellos fíome poco.
Claro que para no fiarme tampoco lo hago de los gobiernos occidentales.
Todo el movimiento que está habiendo reforzando los ejercitos en el Mar Mediterraneo para para al loco, sin duda lo es, de Gadaffi, cuando menos me produce una profunda preocupación. ¿Montamos otro Irak? ¿Qué pasa que no sabían que Gadaffi al que todos han estado vendiendo armas era un corrupto sanguinario que torturaba sin clemencia cualquier voz crítica? ¿O es que ahora si queremos salvar a esos ciudadanos y ya de paso controlar su petróleo? Cada vez me fío menos de estas grandes declaraciones y veo más sus indecentes y oscuros intereses.

Perdona el rollo, apeteciome hablar.

Besos habladores

RGAlmazán dijo...

Así es Basseta. Juan Carlos I llamaba a Hassan II, hermano. Otra más de nuestro "querido" Jefe del Estado.

Antonio, exactamente se trata de cambiar para no cambiar. Tal cual.

Dilaida, me temo que es una cuestión de imagen. Bicos.

Felipe, me temo que es pura apariencia. En cuanto a Libia, discrepamos. Como entren allí se volverá a otro Irak, además los americanos han tumbado gobiernos sin entrar. Cuando han querido la CIA se los ha cargado sin intervención. Que lo hagan. Intervenir es aumentar la masacre.

María Jesús, aquí traga casi todo el mundo. Bicos.

Genín, que se presione todo lo posible, que se reconozca a los represetantes del pueblo y se aisle a Gadafi, pero si se
interviene puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Esfera, está acojonado y actúa por miedo. Besos.

Carmen, estos pueblos nos están dando una lección. Esperemos que se pueda aislar y presinar a Gadafi para que no persista en el genocidio. La intervención, sin duda, creo que sería mucho peor.

Salud y República

Dr. Manuel Iglesias-Guerrero dijo...

Compendio web sobre actualidad en Libia (es, en, it):

http://aims.selfip.org/~alKvc74FbC8z2llzuHa9/default_libia.htm

Kotinoussa (nuevo), y lo que una red gigantesca no deja ver:

http://aims.selfip.org/~alKvc74FbC8z2llzuHa9/mbp_google.htm

lacaraoculta dijo...

Saludos a todos.
En Marruecos, no pasará nada de nada, por algo muy sencillo, el sobrino de nuestro rey -me ha gustado- los tiene engañados, les ha hecho creer que son un país moderno, diferente a todos los demás y lo que es peor...se lo han creído. Otro tema, es el patriotismo visceral que el pueblo marroquí tiene con el tema del Sahara, eso une mucho más aún al sobrino y sus ideologías y lo más importante, Marruecos está en manos de Francia, su socio el Sarko con ese afán que le ha entrado de "recuperar" colonias, ha convertido Marruecos en su feudo y el Chateau que el sobrino `posee en las cercanías de París, el lugar donde despachar. A la mayoría de marroquíes, ya les va bien como les va