01 marzo 2011

A 110 por hora a Kabila

Mucho ha dado que hablar esta medida del gobierno. Y, verdaderamente, algunas observaciones son extremas. Desde luego, lo de “la medida soviética” de González Pons es otra salida de pata de banco. Una absoluta memez, con contenidos ideológicos, a los que nos tiene acostumbrados “la sonrisa del régimen”.

A mi modo de ver lo necesario es un plan energético de una puñetera vez. Tanto hablar de él y nunca llega, ni nadie se preocupa de elaborarlo. Ni antes el PP, ni hoy el PSOE. Mientras tanto, se toman medidas muy aisladas que sin ser malas de por sí, sí que son absolutamente insuficientes.

Como éste que suscribe tenía ayer que hacer un viaje hasta la Kabila Tarraconense, donde me encuentro, me propuse hacer la prueba del nueve, y decidí anticiparme al gobierno –tampoco es muy difícil hacerlo, este gobierno llega tarde y mal a casi todo—, y he hecho el viaje a 110 km,por hora, en vez de a 120.110 km El resultado ha sido que en 500 km de autovía y autopista, de puerta a puerta, he gastado 37,5 litros de gasolina cuando gasto normalmente 41.

O sea, he consumido un 9,1% menos. Desde luego no es el 15% de Rubalcaba, pero es un porcentaje importante. Además de que se aminora el peligro en caso de accidente, y se emite, según los expertos, un 10% menos de C02. Lo negativo (??) ha sido que he tardado 20 minutos más.

Total, esta iniciativa no es mala, pero pretender ahorrar suficiente carburante con esta medida y la de bajar los trenes radiales un 5%, lo que es absolutamente insuficiente. Es el chocolate del loro.

Miren ustedes hay cosas que se deberían añadir a la medida de los 110 km si se quiere hacer un plan de ahorro de verdad y disminuir las emisiones contaminantes. He aquí algunas propuestas que se me ocurren (ocurrencias):

  • Promocionar el transporte público, abaratándolo un 20%, (urbano, interurbano, etc) y mejorando frecuencias.
  • Cerrar el centro de las ciudades grandes al tráfico.
  • Quitar las subvenciones a los coches de gasoil, que son los que más contaminan.
  • Subvencionar a coches que consuman y contaminen poco.
  • Penalizar con impuestos adicionales a los coches nuevos que consuman y contaminen más de cierta cantidad.
  • Cambiar los alumbrados públicos para que funcionen adecuadamente con la luz solar.
  • Obligar a que los nuevos inmuebles lleven incorporados paneles solares.

En fin, estas medidas no son sino un ejemplo, pero la idea es que se apruebe un plan de ahorro, y no una medida hoy y otra mañana, y otro la semana que viene. Un plan elaborado por expertos y que diga claramente, y sin engañar, el ahorro que supone. ´

Esta podría ser la solución coyuntural a la situación crítica. Sin embargo, la solución definitiva viene por un nuevo plan energético, contando sobre todo con energías renovables, que nos haga depender menos del exterior y que obtenga la energía de forma diversificada. El caso del gas es un ejemplo, un mal ejemplo. Importamos de Argelia el 90% del gas que consumimos, ¿qué pasaría si Argelia, por cualquier circunstancia, nos cortara el grifo? A llorar todos.

Salud y República

14 comentarios:

jotake dijo...

no son malas las propuestas pero este gobierno le interesa mas algo mas lucrativo como la reduccion de velocidad por que de paso que se ahorra (aun no tengo claro que a mas tiempo conduciendo se ahorre)se recaudara el dia 7 una buena caja a base de multas por exceso de velocidad como en las principales operaciones salidas de las diferentes vacaciones a lo largo del año, siento ser asi de exceptico ...salud y republica

Freia dijo...

¿Y se ha dormido Vd. como apuntaba el ínclito Alonso?

Un abrazo fuerte, Rafa y disfrutad de la soledad y la tranquilidad de Kabila.

mariajesusparadela dijo...

Y coches de energías limias. Ya.
A mi no me importa tardar un poco más si se reduce el consumo y la contaminación.

María dijo...

Lo importante es que has llegado bien.
Ahora a disfrutar que lo mereces.

Besos

belijerez dijo...

Sinceramente, vivir con el sistema capitalista que vivimos es todo un reto. Nos cargamos el planeta, las relaciones humanas, y de paso la paranoia absoluta de hacer como que vivimos bien.

Todo se ha vuelto demasiado complejo, necesitamos vivir sencillamente para sencillamente VIVIR.

Martine dijo...

No puedo estar más de acuerdo con las Amigas que me preceden: Habéis llegado bien!
Y de acuerdo también con tus propuestas!


Mille bisous, Rafa et profitez de la República Kalibeña!

Felipe dijo...

Las medidas aisladas y a golpe de instanteneidad no es la solución.

Se necesita un plan estratégico y bien estructurado que potencie,además,las energías renovables para ir dejando progresivamente la dependencia del gas y del petróleo.

Las medidas aisladas y de ocasión son parches y no afrontan en toda su extensión el problema.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

Lo que es evidente que la reducción de velocidad produce un ahorro en el consumo, pero como dice Felipe son solo medidas aisladas, fala un plan concreto que evite nuestra dependencia del petroleo.
Salud, República y Socialismo

Ciberculturalia dijo...

No se, Rafa. No estoy muy convencida de la eficacia de la medida. Desde el punto de vista de la seguridad, es insensible la diferencia. Desde el ahorro energético, algunos entendidos dicen que para nada sirve porque apenas afecta a la media de velocidad. Si en cambio creo que es una medida "recaudatoria eficaz".
Tus propuestas me parecen mucho más acertadas, entre ellas que hicieran un plan energético sostenible y adecuado a las circunstancias.
En fin, veremos los resultados
Besos

belijerez dijo...

http://www.decrecimiento.info/

Recomendación para antes del plan energético. Leer y reflexionar.

Gracias don Rafa, por compartir.

Genín dijo...

Que no haya sido ningún Gobierno capaz de elaborar un plan enérgetico. clama a los dioses, estoy seguro que nos sentamos tu y yo y en una tARDE LO HACEMOS...JAJAJA
sALUD

Antonio dijo...

Me sumo a tus propuestas, pero, sobre todo, a la necesidad de un plan energético. Lo demás es el chocolate del loro...
Saludos

Guanarteme dijo...

Yo me sumo a sus propuestas. Son excelentes. Pero no estoy de acuerdo con el resto.

Mire, los entornos de las autovías y autopistas no están contaminados. Lo están las grandes capitales, donde circulan millones de vehículos a 40, paran en los semáforos y se quedan con el motor encendido. El exceso de velocidad no es la mayor causa de accidentes (pues es un hecho constatado el que cada conductor tiene un límite de velocidad y, con la experiencia, todos sabemos cual es).

Y, sin embargo, son muchos los transportistas, vendedores, comerciales etc. a los que no les importa gastar un poco más en gasolina porque la rapidez es clave en la marcha de su empresa.

Hay que tener menos vehículos en la carretera y no los mismos a paso tortuga.

También para viajar las familias es más rentable el coche, si, y es una vergüenza, pues a nosotros (3) nos cuesta 500 Km, en coche, unos 55€ de 95; pero es que, en esa bala que ha sustituido al ferrocarril, nos cuesta 180€. Y le hablo, concretamente del viaje Calatayud-Madrid-Calatayud.

Así que viajando en coche a 140 yo ya ahorro, ¡que no me enseñe nada un Gobierno que no sabe ni lo que vale un cortado!

Sus medidas me parecen serias, las del Gobierno están totalmente apartadas de la realidad de la calle.

Saludos.

RGAlmazán dijo...

Jotake, creo que esta medida aislada no hará prácticamente nada.

Querida condesita, no me he dormido. Y que venga este ínclito personaje a decir estupideces es lo que nos faltaba. Un beso.

María Jesús, a mí tampoco me importarìa, y sí, habría que hacer un esfuerzo y subvencionar a los coches que contaminaran menos. Bicos.

María, gracias. Un beso.

Pues sí, belijerez es una paradoja, nos dedicamos a "vivir bien" y no sabemos vivir. Un beso.

Gracias, Martine. Mille bisous.

Felipe eso es lo que se necesita, un plan energético estratégico. Lo demás son filfas.

Antonio, sólo esta medida es el chocolate del loro.

Carmen, a mí esta medida dentro de un plan de choque, no me parece mal. Sola es una estupidez y es muy poco perceptible. Besos.

Genín, no les ha interesado, han tenido recursos suficientes sin importarles lo que realmente hemos pagado por ello.

Así es, Antonio, un plan energético es lo único que nos puede asegurar el futuro.

Guanarteme, esta medida no sirve sola. Estoy de acuerdo en que el tren es carísimo y habría que reducir el precio drásticamente, estamos pagando el AVE a precio de oro. Y sí, la clave es menos coches y promoción y apoyo al transporte público. Sin embargo, la velocidad aunque no sea la causa principal de los accidentes si que los agrava, como también se contamina más. Pero sólo esto no cambia casi nada.

Salud y República