15 marzo 2010

La Monarquía en los diarios

Hoy lo escribe Jorge Sánchez, siempre tan bien informado. Curiosamente, dos periódicos que pretenden representar a la izquierda sociológica hablan de la Monarquía: El País y Público. El poderoso y el nuevo. Y lo hacen, como no podía ser de otra manera, de forma bastante diferente.

El hecho de que hablar de la Monarquía, una institución que pasa desapercibida por su ineficacia y su falta de transparencia, sea hoy eco de estos medios tiene un mensaje claro. El de Público es hacer un juicio objetivo en base a los datos del CIS, y el de El País tratar de defender con uñas y dientes a esta caduca institución impropia del siglo XXI y contraatacar a Público.

Mientras uno da datos, sacados de informes del CIS y la conclusión es que la Monarquía cada vez tiene menos apoyo, sobre todo en los jóvenes; el otro ensalza, babea y en plan crónica rosa conjetura lo mucho que se quiere al rey y lo bien que éste se prepara para la “modernidad”. Basado en datos parciales y subjetivos, halaga al rey y le pone por las nubes. Juan Carlos caricatura 2

Claro que nada se dice de sus “peripecias dudosas”. No se habla de su caza de osos, o de cómo ha llegado a ser multimillonario según Forbes, o de su ligera agenda, o de que su mujer condena los matrimonios de homosexuales, o de cómo gasta los casi nueve millones de euros que se le asigna. ¿Sabían ustedes que aunque existen otras monarquías en países del primer mundo, la nuestra es la única que no es controlada, ni tan siquiera, por las Cortes Generales?

Menos mal que, por lo menos, –así lo dicen en El País-- desde hace un mes sabemos qué actividades realiza el rey o los miembros de la casa real. En las últimas dos semanas, el rey ha asistido a: Una inauguración, una visita y tres audiencias. Lamentablemente más parece un parado de baja intensidad que un Jefe de Estado. Véanlo aquí.

Así es que yo pediría seriedad a El País, ese periódico que siempre se hace el más ecuánime y que bajo ese disfraz habla bien de la Monarquía y mal de quien considera un peligro para sus intereses comerciales. Todo lo demás es propaganda pura y dura. Para no diferenciarse de sus amigos de la derecha, cuando escribe sobre la Monarquía, también tiene sobre él la espada de la autocensura y es que cada día El País se parece más al ABC.

Salud y República

P.D. Hugo también habla del tema

14 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Lo leí en Público y ya me fue suficiente aunque diga lo que diga El País, la distancia con la monarquía, quieran o no, es un hecho cierto. No solo entre los jóvenes.
Buen lunes
Un beso

Txema dijo...

Mire D. Rafa, aunque estoy totalmente de acuerdo en lo que escribe, ya puede decir Público lo que quiera, que esta institución franquista (me refiero sólo a la monarquía española) no será abolida hasta que se den una serie de circunstancias de las que ya hable en su día.

La primera es que haya un consenso generalizado de los ciudadanos para acabar con esta situaucón repugnante y segunda, y muy inportante, contar con el beneplácito de las Fuerzas Armadas, de las que es jefe el heredero de Franco. Sin su apoyo no hay nada que hacer.

No va a ser fácil pero, de todas maneras hay que ir socavando todo lo que se pueda al borbón.

un abrazo tricolor

Felipe dijo...

Ayer venía en Público de como la mayoría de jóvenes no se sentía representada por el Borbón.

Lo de EL PAÍS ya nos tiene acostumbrados a babear o cabrearse cuando el negocio no marcha.Cebrián es un 'artista' del negocio más que un periodista.

Saludos

Domin dijo...

No se meta usted con JuanCar... que es muy campechano!

Pablo dijo...

Yo tengo bastante claro que a día de hoy las fuerzas armadas no tendrán absolutamente nada q decir en la proclamación o no de la república y la abolición de la monarquía. hoy el empleo de la fuerza está para garantizar otro tipo de intereses corporativos, entre los q no está nuestro rey y sí el capital.

en lo del consenso ciudadano estoy completamente de acuerdo.

Txema dijo...

Pues Pablo resulta que el jefe de las FF.AA. es el susodicho.

saludos

__MARÍA__ dijo...

Yo estaba pensando...¿no es mejor que se retire ya a comer y ¡¡beber!! ya?
Que ya está ese hombre mayor.
Mira tú hoy en la T3 de Málaga...un traspiés y sin esquíes, ayayay...

Besos

Mª Mercè dijo...

¿Y cuánto dice, usted, que gana con sólo trabajar esos tres días?

¿Dónde puede una apuntarse?

Abrazos, Rafa!

Dean dijo...

A mi me da igual que esté o no, lo que parece muy mal es que viva a cuerpo de rey con toda su prole pero no con su trabajo como hacemos todos sino que sean unos mantenidos, que con el sudor de mi frente tenga que pagar sus viajes, sus yates, y todos sus lujos, eso es lo que debe terminar, no más dinero para la casa real.
Un saludo.

El Pinto dijo...

Comparto con Felipe el interés empresarial de la casa.
En cualquier caso la otra casa la del rey, es principalmente todo menos una casa común.
Que se puede esperar de una institución en la que la mujer, (hijas) pintan lo que pintan.
Cansina monarquía que aporta hijos, digo nietos al rey.
Luego viendo al apartado Marichalar nos damos cuenta de que solo por ser quien era, el señorito, presidia parte del mundo económico.
Saluds

daalla dijo...

Es una buena noticia que los jóvenes no se sientan identificados con la monarquía. El reto está ahora en conseguir que lo hagan por la República. Con respecto a El Pais, cada vez recuerda más a Rebelión en la Granja, de Orwell, pues los rasgos que hacían de dicho periódico una publicación de izquierda democrática y crítica cada vez se difuminan más en defensa de todo menos de lo que de verdad interesa a la izquierda.
Saludos

Neogeminis dijo...

Sin duda es una institución que ya no tienen cabida en el mundo moderno. no creo que tenga aún el sentido aglutinante que le asignaban en algún momento. Hablo desde lejos, se entiende.

un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Sí, Carmen, va disminuyendo pero lentamente. Más despacio de lo que quisiéramos. Besos.

D. Txema, la mayoría de los ciudadanos pasa del tema, a mi entender. No están ni a favor ni en contra, les da igual. A estos habría que dirigir nuestras críticas para despertarles el republicanismo. De los militares, aunque sea el jefe el rey, yo no creo que pasara nada si el pueblo dijera que prefiere la República.
Y sobre todo, sigamos socavando.

De acuerdo, Felipe, tal cual.

Domin, un tipo con sangre azul y campechano no pega, pero si usted lo dice, que sé que se trata con él... usted sabrá.

Pablo, sí creo que es así.

María, que se dedique a lo que quiera pero no a costa nuestra. Por cierto, he visto el tropezón y nadie ha dicho nada, tampoco son capaces de hacer un mínimo chiste de eso, la puñetera autocensura.
Besos.

Mª Mercé, mucho, más de lo que nosotros dos juntos en todo un año.
Besos.

Dean, para mí, no es sólo una cuestión de pagarle su buena vida, también es una cuestión de principio, quién le puso y no ser elegido ni controlado es muy grave para un país que dice ser democrático.

Verdaderamente, El Pinto, es una familia que no tiene desperdicio, tienen el lema "a chupar" y se les da bien.

Daalla, sí es una buena noticia la de los jóvenes. Y en cuanto a El País, se vende al mejor postor.

Mónica, es una institución cutre y decimonónica, fuera del tiempo. Y más en las condiciones que se dan en España. Rey elegido por el dictador y sin plebiscito del pueblo y sin control de sus gastos.
Un beso.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Pues, vayamos preparándonos que el nieto ya sabe levantar el dedo medio a toda España...