03 marzo 2010

Todos somos Marina Albiol

Resulta que al igual que le pasó a Manuel Fuentes, alcalde de Seseña, en el caso de El Pocero, así también le ha pasado a Marina Albiol, diputada regional de Izquierda Unida en el País Valenciano (EUPV).

El Tribunal Superior de Justicia ha abierto diligencias a Marina Albiol por injuirias y calumnias, ante una denuncia que ha presentado el ínclito Fabra, presidente de la diputación de Castellón. Ese “buen hombre” conocido como el imputadísimo y que continúa chuleándose de todos, actuando como un señor feudal en cuya tierra manda sólo él.

Imputado por ocho delitos, defendido por el propio Rajoy y todos los peperos, ha conseguido, puesto que varias veces han renunciado los jueces de Castellón, llevar siete años sin juzgar, habiendo sólo sido sobreseido uno de casos. Cohecho, prevaricación, delitos contra la Hacienda Pública, etc.. son algunas de sus imputaciones.

Un tipo chulesco que es capaz de decir que le ha tocado la lotería varias veces, que se meará en la sede de Izquierda Unida, al que se le oye llamar “hijoputa” –palabra como ustedes saben, hoy más que nunca, de acervo popular-- a su contrincante político en un pleno de la diputación de Castellón, un tipo que maneja la provincia como si fuera el feudo de su propia familia, desde su tío-tatarabuelo (el pantorrilles) hace casi doscientos años son los mandamases. Un tipo que ha colocado a Güemes en las listas de Madrid –el conocido consejero de Sanidad encargado por la lideresa de desmantelar la Sanidad Pública—, que tiene a su hija a dedo en Madrid en el senado. Un tipo que se jacta de que ha colocado a mucha gente gracias a su poder.

Bueno pues este señorito ha denunciado a la diputada Albiol por unas pegatinas que Joves d'EU repartieron en las fiestas de la Magdalena de 2007 con una caricatura del político castellonense en traje de presidiario y el lema “Fabra a la presó”.

Está claro que para los jueces es mucho más importante esa pegatina que la actuación continua presuntamente delictiva del imputadísimo. Y es que vivimos tiempos en que el mundo está al revés.

Hagamos una revista rápida para recordar quién es el Sr. Fabra:

Aquí un resumen de lo que se le acusa a Fabra, explicado en un pleno por su contrincante político (al final se le puede oír hijoputa, al dejarse el micrófono abierto).

Aquí el espectáculo que dió el señorito Fabra en colaboración con periodistas de Intereconomía, que empujaron y no dejaron acceder hasta el susodicho a la periodista de CQC.

Aquí cuando se jacta de haber colocado a muchos al haber ganado elecciones

Aquí pueden encontrar en la Frikipedia una historia contada con humor sobre el señorito Fabra, con su trayectoria, la historia de su familia, los hechos más significativos de su vida. Una joya de la política.

Esta democracia de baja intensidad, que permite tales desmanes, ha de reaccionar algún día y poner las cosas en su sitio. No es posible mantener por más tiempo situaciones como las de Fabra.

Hay que juzgarle. Ya está bien. Porque se ve que tiene cogidos por las partes blandas a muchos, incluidos a los grandes jefes peperos. Personajes como este, estén en el partido que estén, desprestigian la política y devalúan nuestros valores democráticos.

Hoy más que nunca, cuando el presunto pasa a ser el denunciante, con éxito, cuando un imputado por ocho causas es capaz de dar la vuelta a la tortilla, debemos estar al lado de la justicia y la verdad, al lado de Marina Albiol.

Hoy, todos somos Marina Albiol.

Salud y República

P.D. Ha escrito sobre esto también Àngels

15 comentarios:

àngels dijo...

Rafa, que bien tu entrada. Antes he estado buscando en you tube uno de los videos que has colgado, pero no recordaba el nombre del programa. Gracias por toda la colección, que demuestra claramente quién es el sujeto, si es que alguien todavía lo desconocía... Un abrazo, salud y República!

Dilaida dijo...

Esto es el no va más.
¿Desaparecerá el feudalismo alguna vez en este país?.
Tienes razón "Todos somos Marina Albiol" bueno todos no... los señoritos del PP aun están en la cumbre de la pirámide feudal, los demás parece que no podemos pasar de la base.
Bicos

fritus dijo...

pedazo de entradita completa y adiovisual, sí señor, muy ilustrativa sobre la catadura moral de este pájaro, ...y es que en el Mediterraneo ( aquí en mi pueblo tenemos al señor Matutes) como bien dice dice Dilaida el feudalismo no se acabó con la llegada de la baja edad media...tui que tienes mano en izquierda unida dile a algun compañero que guarde unas tijeras de podar setos a mano, por si se le ocurre ir por allí a mear como amenazó.

un abrazo

Anónimo dijo...

Acervo con V Rafael, acerbo con B es algo rugoso.

Felipe dijo...

Sí,Rafa,hoy todos somos Marina Albiol.

En este dichoso país se vive el mundo al revés.

Es como una película de buenos y malos(disculpa la comparación)donde,por excepción,siempre ganan los malos.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Si vivimos tiempos de tanta incoherencia, de tanta basura política, de tanta desazón que realmente me produce vértigo. Un ejemplo es el caso que hoy nos cuentas de Marina Albiol.

Es gravísimo Rafa. Mientras el indeseable Fabra, el mafioso, riéndose a carcajadas porque sabe que con su dinero compra lo que haya menester. Es lo que está haciendo, no?

Un beso

Neogeminis dijo...

Estos tipos suelen ser como los gatos...siempre caen de pie...y la "justicia" los deja salir con la suya...aquí ya estamos hartos de estos personajes

Saludos!

mariajesusparadela dijo...

Pero al PP no le bsta con ennegrecer la política y la sociedad, también ennegrecen la justicia.
Y hubo un tiempo en que se hablaba de que el poder judicial era independiente...

__MARÍA__ dijo...

Leído por encima tu post, volveré con él mañana, porque ya hoy tengo el cupo del cabreo completo.

Besos

Antonio Rodriguez dijo...

Luego se llenan la boca de la imparcialidad de la justicia, mientras suceden atentados como este, pero lo más preocupandte es la costra que tiene una parte de la ciudadania frente a la corrupción.
Si fueramos un país con cultura política este personaje haría tiempo que estaría fuera de ella.
Salud, República y Socialismo

siempreconhistorias dijo...

Un tipejo auténtico, que diría mi abuela.
Gracias por hacer entradas tan perfectas como esta. Queda una informada, referenciada y asqueada, pero eso no por su cosecha.
Gracias.

severino el sordo dijo...

Como dice Serrat,entre estos tipos y yo hay algo personal,saludos.

Dean dijo...

Otro ejemplar más para esa colección de fauna y flora nacional de tan grata vista para propios y visitantes, otro insigne benefactor de la sociedad, una maravilla más ante cuyo dinero se rinden los poderosos, ese superhéroe que los niños quieren imitar cuando sean mayores; lo extraño es que haya personas que no estén en su misma sintonía, caso de Marina Albiol. Perdona la ironía, pero esto es de locos.
Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Hola Àngels, sí hay que hacer pedagogía y, por si acaso, dar a conocer quién es este individuo. Petons

Dilaida, este es un caso claro de feudalismo. Bicos.

Fritus, poca mano tengo, pero si hay que podar...

Anónimo, gracias.

Felipe, sin fe y poca esperanza, espero que un día, aunque sea sólo un día, ganen los buenos.

Eso es lo que me pone de más mala leche, Carmen, cómo se ríe de todos, y como le jalean los suyos mientras continúa actuando con total inmunidad. Besos.

Mónica, ya sé que allí también tenéis lo vuestro. Un beso.

María Jesús, la justicia debería ser independiente, pero... Bicos

María guapa, tranquila, que hay que seguir resistiendo y protestando, no te hagas mala sangre. Un beso.

Pues sí, Antonio, pero en muchos aspectos, como se ha dicho anteriormente, se nos han quedado tics feudales, donde al señor no le pueden toser los vasallos.

Hola Izaskun. Un placer que vengas. Un beso.

De acuerdo, Severino, contigo y con Serrat.

Dean, este personaje para mí es de los más peligrosos. Le tienen miedo en su propio partido, tiene poder para quitar o poner gente como quiere y su familia lleva casi doscientos años siendo los dueños de Castellón.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me he quedado petrificada Rafa,pues vaya con dicho señor! Me uno a tí, todos somos Marina Albiol.Petons.