08 marzo 2010

Aminetu Haidar. Esa mujer del Sahara

Abría esta mañana, pretendiendo homenajear a la mujer en su día, con una entrada dedicada a una mujer del siglo XX, una excepcional mujer, la pintora Maruja Mallo.

Ahora, quiero volver a rendir mi más sincero homenaje a la mujer, en la figura de Aminetu Haidar, una mujer del siglo XXI. Y que ese homenaje se extienda a su pueblo. La maltratada, abandonada y aplastada República Saharaui.

Ayer, vísperas del día de la Mujer, Aminetu estuvo en Granada. Protestando delante de esa sede donde se ha firmado un acuerdo con Marruecos. Donde los intereses comerciales han primado sobre los derechos humanos, a pesar de lo que digan nuestros próceres políticos. Ayer Aminetu mantuvo el tipo y quiso estar donde ocurría la ignominia que, entre otras cosas, consolida una situación injusta, perpetuando a un Estado seudo-democrático e invasor.Aminetu en Granada 1

Esta mujer luchadora, cuya vida ha pasado entre el frío de las cárceles marroquíes, el cerco de su domicilio y las manifestaciones a favor de su pueblo, ha sido, es y será un ejemplo. Será recordada por su lucha. Hace poco, todos sabemos que puso de rodillas a dos Estados, Marruecos y España, con su huelga de hambre. Que defendió la dignidad de su pueblo a costa de poner en peligro su vida. Pero no descabalgó, continuó hasta que tuvieron que torcer su brazo y darle la razón.

Europa ha firmado un acuerdo que otorga impunidad a Marruecos. Con el presidente Zapatero a la cabeza, Europa rindió pleitesía a un estado predemocrático. Es de recibo recordar que los acuerdos internacionales de la Unión Europea tienen siempre cláusulas de cumplimiento de derechos humanos con el o los países firmantes. Y ayer se firmó un acuerdo que vuelve a consolidar una situación donde no se respetan los derechos fundamentales, entre ellos, el derecho de autodeterminación de los pueblos. Incluso en contra de la resolución emitida en su día sobre la autodeterminación del pueblo Saharaui por parte de la ONU.

Europa en su conjunto, como antes lo hizo España, ha vendido el Sahara a Marruecos por unas pocas monedas. A pesar de los pesares, a pesar de llenarse la boca de derechos humanos, esta Europa de mercaderes antepone sus intereses comerciales a la Justicia y los derechos democráticos fundamentales.

Otra vez, Marruecos ha ganado la batalla con la ayuda de su amigo del Norte. Otra vez, los derechos del pueblo saharaui han sido pisoteados. Otra vez Europa ha perdido la oportunidad de forma vergonzosa. Era el momento de exigir a cambio de ese tratado comercial –en el que entran en el juego, aguas saharauis—, algo tan simple como que Marruecos cumpliera con la ley internacional, con la ONU. Que proclamara un referendo de autodeterminación del pueblo saharaui. Pero Europa se ha vuelto a vender al amigo marroquí.

Aminetu en Granada 2 Y Aminetu estaba allí, de nuevo, para protestar por este regalo al reino alauita, para pedir Justicia para su pueblo. Porque la razón no se gana con acuerdos entre mercachifles, sino defendiendo la bandera de la verdad. Se ha perdido una oportunidad para decirle al reino de Marruecos que Europa sólo firma tratados con países que respeten los derechos de los pueblos, y que en el Sahara tiene que haber un referendo para que el pueblo se defina. Pero eso es demasiado para esa Europa de mercaderes, donde unas naranjas o unos tomates valen mucho más que la libertad y la justicia de un pueblo.

Aminetu hoy sabe que hay que seguir luchando. Hoy, día de la mujer, sabe más que nunca, que nadie le ha regalado nada, ni por saharaui, ni por mujer. Que en el Norte la preocupación es otra, pero que la libertad de su pueblo está escrita en el horizonte. Y seguirá, porque nadie derriba a una mujer como Aminetu, y mientras, en la Europa vieja y cansada seguiremos comiendo verduras, hortalizas y frutas de un pueblo que riega sus huertos con sangre saharaui.

Salud y República

P.D. Las fotos las he tomado del álbum que han elaborado los compañeros Manolo Ruda y Juan Segovia que también han escrito sobre el tema.

5 comentarios:

Montse dijo...

Es una vergüenza, son políticamente correctos y éticamente repugnantes. Que se enteren de una vez que hay cosas que no tienen precio sino valor, entre ellas, los seres humanos que no tienen precio sino dignidad cosa que nuestros gobernantes parece no saber qué es.

http://www.youtube.com/watch?v=1ZF6fHU-zEY

Un abrazo, Montse

Genín dijo...

El contubernio de Unión Europea, nunca ha sido ni será algo mas que una asociación de mercaderes, por eso Las Malvinas, Gibraltar, están como están y voy a parar porque son muchos los ejemplos injustos que no se han resuelto ni se resolverán...
Salud

Neogeminis dijo...

Son numerosas las mujeres que han protagonizado episodios de lucha y reivindicación, no sólo de género, por sobre todas las diferencias, de humanidad.
Gracias por el homenaje.


un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Homenaje a Aminatu Haidar que comparto y más aún oyendo las declaraciones de Granada por parte de España y de Europa. Una vez más se ha tirado la toalla ante el monarca-dictador alaui. No solo en relación al tema Sahara, que ya es ceder, también en relación a la agricultura y a un montón de prevendas. ¿A cambio? eso es lo que no sabemos.
Un beso

severino el sordo dijo...

Todos sabemos que en segun que ocasiones los derechos humanos son mas bien los derechos de algunos humanos,saludos.