05 marzo 2010

Muchas cosas fracturan la izquierda

Contestando a mi amigo Paco Piniella, por quién tengo afecto y respeto, en la entrada Cuba fracciona la izquierda, no quisiera decirle que no es verdad. Es cierto que en la Izquierda, en concreto en Izquierda Unida hay quien defiende Cuba tal como es y otros, que defendemos muchos de los logros conseguidos pero que no estamos de acuerdo con la falta de libertad de expresión, con la existencia de presos de conciencia, como ya he expresado claramente en más de una ocasión.

Pero partiendo de que eso es así, sí que me gustaría referirme a algunas otras cosas que fracturan la izquierda, que tienen mucho que ver con la política nacional que desde partidos que se dicen de izquierda se observa y que desde luego hacen difícil, por no decir imposible, una verdadera unión de la izquierda. Son temas que significan y siempre han significado valores democráticos de la izquierda, y que sin embargo el PSOE como organización –sé que hay algunos miembros que no están de acuerdo con su dirección, lo manifiestan y lo defienden públicamente— olvida, obvia, o, peor aún, defiende justo lo que defiende sus contrincantes políticos, formando esa pinza que a veces nos quieren colocar a los que estamos a su izquierda.PSOE

Y no hablo de cosas poco importantes, al menos para mí. Me refiero a la forma de Estado. El PSOE, en otrora defensor del republicanismo, hoy no sólo no pone en cuestión la figura del rey, sino que la fortalece y la defiende.

O por qué no, también me refiero a esa falta de respeto que el partido socialista demuestra con el laicismo, cuando no sólo no se dan las condiciones para que se cumpla la Constitución en su aconfesionalidad plasmada, sino que se sigue subvencionando a la Iglesia, aumentando su asginación y, algunos de sus dirigentes participan y hacen participar al Estado en rituales religiosos.

O quizá podríamos hablar de la Memoria Histórica. Esa memoria a la que se le ha hecho una ley lamentable, donde las propias víctimas o sus herederos son las que tienen que tomar la iniciativa, y donde no se anulan los juicios franquistas que se celebraron de forma arbitraria y sin ninguna garantía.

O quizá faltar a valores democráticos como olvidarse de que la primera premisa democrática que se ha de cumplir es: una persona un voto, y resulta que por conveniencias propias se mantiene una ley electoral que permite que haya, en este momento, una relación 1:7, o sea que cada voto de un partido, en este caso Izquierda Unida, valga matemáticamente la séptima parte que uno del PSOE.

Y por qué no –terminaré para no hacerlo muy largo— vuestra política económica de la que siempre se libran los poderosos y de la que tomáis medidas que desgraciadamente perjudican a los de siempre, sin atacar el fraude fiscal, sin poner impuestos especiales a los grandes capitales y bonos, sin penalizar las SICAV, sin utilizar una banca pública para facilitar el crédito…

Querido Paco, no echemos la culpa a Cuba, que hace, sin duda,  cosas mal, pero me da la impresión de que lo que nos separa está a muchos menos kilómetros. Aunque en el exterior está también el  Sahara o Medio Oriente y ahí también hay diferencias sensibles. Desde luego permíteme que dude –no de ti, personalmente— de que el PSOE sea un partido de izquierdas, un partido que apoya la monarquía, que subvenciona a la Iglesia católica más que nunca, que no es capaz de salir de esta crisis con propuestas de izquierda, un partido que apoya un sistema electoral injusto, en fin, podría seguir, pero dejémoslo ahí. Y permíteme concluir que son temas ideológicos de primera magnitud, que no sois capaces de resolver puesto que os habéis convertido en un partido atrapa-votos, y bien que lo siento. Eso, amigo, sí que quiebra y fractura la Izquierda, o simplemente la abandona.

Aunque a lo mejor estoy equivocado.

Salud y República

15 comentarios:

Paco Piniella dijo...

Empezaré diciendo como tú que tienes razón en casi todo lo que dices, especialmente de la derechización del PSOE. Pero el mensaje del post que he escrito habla de la posición de la gente de izquierdas, en general, sobre Cuba. No es un post sobre PSOE e IU, es un post sobre mi incomprensión de cómo algunos dicen las cosas que dicen del hombre este que ha fallecido.

Ya sabes, porque nos leemos, de que mi mensaje no es el de tocar las palmas a esa fractura.

Salud y República

RGAlmazán dijo...

Paco, yo tampoco entiendo muchas cosas, incluido lo que muchos excusan a Cuba. Por cierto he vuelto a leer tu entrada y desde luego todas las referencias de blogs y de actitudes que haces son sobre Izquierda Unida y tú hablas desde tu posición de militante del PSOE, así es que así lo he entendido. Y no me parece mal, en absoluto. Lo que sí me parece es que hay mucho que arreglar, más cercano que Cuba y que está en manos de tu partido. De ahí la entrada.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Que el PSOE se está derechizando lo vemos incluso los que no somos de Izquierda Unida.
Es, desgraciadamente, evidente.
Pero,

Parece que no hemos aprendido absolutamente nada de la guerra civil y por qué se perdió.
La derecha acaba uniéndose y la izquierda separándose.

__MARÍA__ dijo...

Iba a decir algo parecido a lo que ha escrito María Jesús:
No hemos aprendido nada. Se perdió la guerra civil por la desunión y la falta de entendimiento de las izquierdas.

Y hoy día, se da la paradoja de ver en las filas del PSOE a gente con actitud y forma de ver las cosas totalmente de derechas, por no decir fascistas (conozco algún caso)

En el PP sé de algunas personas que provienen de sindicatos o trabajadores de salario mínimo u otros, con la mentalidad muchísimo más progresista que los del PSOE o de IU.

En IU, me he encontrado con personas intransigentes y retrógradas que no merecen llamarse de izquierdas.

Y lo de Cuba no sé yo si fracturará a nuestra "izquierda" o ésta se está fracturando solita.
Lo que sí es seguro que los cubanos no se van a favorecer con ello.
O tal vez me equivoque...con todo lo que digo.

Besos y buen fin de semana.

Dean dijo...

La verdadera izquierda no tiene cabida en esa sociedad, porque implica unos valores que no veo por ningún lado, todo lo contrario, no se ve sino corrupción; la verdadera izquierda es de unos pocos, porque la mayoría está muy cómoda como está y no le interesa dar derechos a los inmigrantes, a lo homosexuales a las minorías; la izquierda ya no es de los trabajadores porque estos se han conformado con la televisión de plasma para ver el fútbol y la videoconsola para sus hijos, el comportamiento que yo veo en todos los que están a mi alrededor es claramente de derechas, solo piensan en enriquecerse, en su beneficio personal por encima del bien común, el vecino que se joda. Esa es la fractura de la izquierda, una fractura para la que no hay escayola que valga, porque los únicos ejemplos en el mundo son unos payasos que tienen a sus pueblos aguantando hambre.
Un saludo.

Júcaro dijo...

El post de Paco es acertado más allá de referenciar a blogs de IU. Las discrepancias en IU son las mismas que existen en el PSOE, con las diferencias evidentes entre ambas formaciones. En lo que discrepo es del uso del término "fractura". Un partido democrático no se puede romper porque en su seno coexistan diferentes formas de observar o analizar la realidad. ¿Acaso buscamos la uniformidad, el prieta las filas y el "seguidismo" cerril de lo que dicten las cúpulas de los partidos?

¿Que el PSOE en el poder se derechiza? Eso es evidente, como lo es en el caso de IU cuando gobierna en algunos municipios. A modo de ejemplo, aquí en La Janda hay un ayuntamiento gobernado por IU desde hace dos o tres legislaturas y "su política" no se diferencia de la que hace el PSOE, incluso me cuentan que el alcalde, referente provincial de la organización, acompaña a santos y vírgenes por las calles del pueblo.

Ciberculturalia dijo...

Al final, lo que es penoso es que no haya una unión real de la izquierda. Claro que tendríamos que definir que entendemos por izquierdas. Si por ella entendemos "unas siglas", o entendemos "unas políticas".
Creo que esta es la cuestión.
En todo caso, interesante debate
Un beso

siempreconhistorias dijo...

Complejo debate, sin duda, en el que asoman diversas concepciones de la izquierda. Por mi parte, en lo literal, suscribo totalmente esta ilustrativa entrada.
Gracias,señor Almazán.

Txema dijo...

Tomo lo expresado al final del comentario de Carmen como base para el inicio del mío.

Efectivamente tenemos que definir que es ser de izquierda en la sociedad que no ha tocado vivir. Y no es fácil esa definición. Y, de aquí, derivan los problemas que Paco y Rafa han expuesto.

En mi comentario de hoy en mi blog he dicho que sin renunciar a mi pasado comunista, si rechazo categóricamente los gobiernos de Cuba y Corea.

Y si creo que denuciar esto es importante de cara a definirse de izquierda. Porque, ante todo, tenenos que manifestar nuestro rechazo a la tiranía. Esa posición de defensa de la libertad es un vedadero estandarte de la izquierda.

No me importa si esto me separa de algunos compañeros de IU. Siceramente creo que el problema lo tienen ellos, no yo.

Pero, también es cierto, que lo que nos puede (erróneamente) parecer pequeño: monarquía, laicismo, memoría histórica, no lo es en absoluto porquer forma parte de la identidad de la izquierda y si se renuncia ello, y más aún si es para atrapar votos, entonces se comente una auténtica traición.

De forma que determinados personajes y determinados partidos se pueden colgar todas las etiquetas que quieran, pero sólo serán eso, etiquetas.

severino el sordo dijo...

Estoy con Maria Jesus,al final no tendremos dedos en las manos para contar las clases de izquierda que hay,cuando simplemente es una forma de pensar,saludos.

Neogeminis dijo...

No sé cómo será por allí, pero aquí la izquierda siempre ha sufrido del mismo defecto: quedarse en las diferencias que los dividen en lugar de aunarse en base a los puntos en común que puedan tener. De esa manera NUNCA logra ser una alternativa posible de gobierno. Apenas consigue algún que otro atisbo de ser una real opción.


Saludos.

RGAlmazán dijo...

María Jesús, nadie creo que esté más deseoso de que la Izquierda esté unida más que yo. Pero para eso se ha de dar una premisa: Que la izquierda sea izquierda. Porque lo que hay que hacer es un acuerdo programático. Y desgraciadamente, me parece que los puntos que toco en esta entrada --y no son todos--, apartan de la izquierda a quienes lo apoyan. Bicos.

María, no pongo en duda que haya alguien en IU que sea así. Pero desde luego las experiencias que conozco de IU en gobiernos municipales --con errores--, no tienen nada que ver con las del PSOE. Y ojalá que se parecieran. Besos.

Dean, no estoy de acuerdo con esa generalización. No es verdad que nadie apoye a los inmigrantes, ni a los desfavorecidos. Tampoco que haya una corrupción generalizada, y que todo se haga por poder y dinero. Conozco casos que no son así y que pretenden hacer política para mejorar a los demás. No todo el mundo se comporta por intereses, hay quien lo hace también por ideología.

Júcaro, admito que fractura es más fuerte que fragmentación, pero que hay una línea inseparable en los ejemplos que he puesto, entre izquierda y derecha es claro para mí, y que el PSOE, como organización --no hablo de ti ni de Paco-- la traspasa a menudo es un hecho. Y desde luego si hay un alcalde de IU que hace eso mal hecho, no debería estar en IU, se ha equivocado. Sin embargo, yo conozco a pueblos con alcaldías de IU en la CAM y se diferencias bastante de las del PSOE. Y ojalá que no fuera así.
Por cierto ser republicano o monárquico no es un matiz, como el laicismo y otras cosas. Si esas cuestiones tienen que ser diferencias personales, vale todo. Se puede ser católico en un partido de izquierdas, no lo pongo en dudas, pero lo que no cuadra es no ser laico. Porque católico y laico no es incompatible, y yo conozco a más de uno. En el PSOE, y tú los conoces, hay más de un mandamás que pasa la raya de católico a meapilas.

Carmen como decía a María Jesús, para que haya unión de izquierdas, hay que actuar como izquierdas, y creo que en la entrada se citan cuestiones que no se cumplen en el PSOE y que son de primaria en la Izquierda. Ese es un escollo insalvable, desgraciadamente. Son valores democráticos a los que no se puede renunciar desde la izquierda.

Izaskun, es verdad que no todos llevan a la práctica esa teoría de la izquierda, incluso es posible que haya alguien de IU que no lo haga, pero no es la organización, será alguno, al contrario que en el PSOE, donde se salvan militantes pero no la organización.
Por eso, en teoría es así, luego la práctica es verdad que puede cambiar. Besos.

Pues sí, Txema, hay muchas etiquetas. Más vale que cambiaramos las etiquetas por la acción política y otros gallos nos cantarían.

Severino, es una ideología, y puede haber pequeños matices pero las diferencias son de libro y eso es lo que me parece mal.

Mónica, es que hay cuestiones que desde la izquierda son irrenunciables, y sin embargo, hay quien está dispuesto a renunciar a ellas por un puñado de votos.

Salud y República

Salud y República

Armando dijo...

Soy Armando, a través del correo de nuestra amiga María, envío y recibo lo que quieras sobre mi blog o sobre mi cotidianidad aquí en Cuba.
Con permiso enlazo tu blog en el mío.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

La fractura entre IU y PSOE es hasta cierto punto lógica ya que son dos proyectos políticos diferentes.
Otra cosa es la defensa de los derechos humanos. Toda persona que se llame de izquierda debería condenar cualquier intento de violar los derecho humanos, lo haga quien lo haga, no debemos comegter el mismo error que la derecha.
Salud, República y Socialismo

belijerez dijo...

Hace poco que leo su blog y me ayuda a superar el "caos-ideologico" que vivo ultimamente. Solo un dato, durante 25 años fui miembro de una comunidad de base en la iglesia en Jerez. Cambiamos de obispo y a éste lo eligireron "obispocastense". Mi decepción con la iglesia local fue tal que para mi la iglesia ha dejado de ser lugar "sagrado". Ahora no puedo sentirme cristiana, sólo laica. Respecto a la izquierda (aún a riesgo de equivocarme)me gustaría que mi voto valiese 7. El PPSOE no representa a la izquierda en España, ni tampoco en Andalucía, mucho menos en Jerez.
Ojalá pudiesemos aumentar los valores de izquierda entre los lideres y la ciudadanía.