22 junio 2009

Los impuestos en España

No se puede decir mejor, ni más breve. No se lo pueden perder. Por eso copio y pego:

En España los impuestos son progresivos. Un empleado paga hasta el 43% de sus ingresos. Un empresario paga el 30% de sus beneficios (que no ingresos). Y los ricos muy ricos pagan el 1% a través de una SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable). En 2005, después de que algunos inspectores de Hacienda fisgasen en las SICAV, donde guardan sus dineros las grandes fortunas, el Congreso votó de emergencia y casi por unanimidad que fuese la CNMV, y no la molesta Hacienda, quien las vigilase (es un decir). En España los impuestos son progresivos: cuanto más tienes, menos pagas. Y así progresivamente.

En España los impuestos son tan progresivos que Cristiano Ronaldo tributará al 24%, igual que un mileurista. “Esto se justificó en su día por el hecho de que había profesiones con una vida muy corta”, explicó Elena Salgado en El País. La vicepresidenta se equivoca: nunca fue ése el argumento. La bula galáctica viene de una reforma fiscal de Aznar (que no ha derogado Zapatero) para que los extranjeros que vengan a trabajar en España sólo tributen al 24%, ganen lo que ganen, sean futbolistas o plomeros. Pasará a la historia como la Ley Beckham porque el inglés fue el primero en acogerse a sus ventajas. Decía el Gobierno que ayudaría a que nuestras empresas fuesen más competitivas en la caza de talento foráneo. Como de talento en España vamos sobrados –por eso tantos científicos se van a trabajar fuera–, esta ayuda fiscal ha servido para fichar a esos profesionales tan importantes para ese nuevo orden económico basado en el conocimiento y la tecnología: los futbolistas. Y así progresa la economía española, otra vez campeones de Europa.

Esto lo dice Escolar. Y yo lo he copiado por si alguien no lo ha leído. Es un artículo lúcido y que resume perfectamente cómo se recaudan los impuestos en España. Demoledor y contundente. ¿O no?

Salud y República

4 comentarios:

Selma dijo...

Pues eso.. ahora mismo voy a contribuir a que mi cuota sea las de los que más paga... Y además transparente... Es que Hacienda somos todos... los pringados...

Desalentador Post mi querido Rafa, pero real como la vida misma.. e inversamente proporcional a lo que sería lógico..
Pero Lógica y justicia social no entran en ese diccionario..

Por cierto y en otro orden de cosas tiene miga el cabreo de Ro(u)cco ante la ausencia del monarca en una de sus celebraciones.. te dejo el Enlace:
Ándese, Majestad, con tonterías, con giros y con cabriolas”
Malestar en la Iglesia por la ausencia del Rey en el acto de Rouco..http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=35278

Un beso matutino, Rafa.

Carmen dijo...

Pues una vergüenza que quieres que te diga. Y tiene razón Selma, Hacienda somos solo los pringados. Me produce una profunda irritación y me imagino que sentirán todos aquellos que están en las filas del Inaem aguardando una limosna.
Mal, muy mal.
Un beso

Basseta dijo...

Unos buenos técnicos diseñaron en su día un sistema fiscal bastante coherente (mérito de Fernández Ordóñez, si no me equivoco). Con los sucesivos gobiernos populistas (derecha-izquierda moderada) el sistema ha ido perdiendo coherencia primero, y progresividad después. De los impuestos "progresivos" tan sólo queda el IRPF (con las excepciones que comentas) y han sido eliminados el de Patrimonio o el de Sucesiones y Donaciones. Paralelamente se han aumentado los impuestos que gravan el consumo (gasolina, por ejemplo), que castigan a los ciudadanos con menos poder adquisitivo.

CHEGUEPEPE dijo...

Faltan algunos otros aspectos que avazan en esta "progresividad" tan particular:

-Los ingresos provinientes del Capital Mobiliario (intereses bancarios, dividendos acciones...) tributan a un tipo fijo del 18%.
Esto fue una reforma de Aznar, él la puso a un 15%, ZP en la oposición clamaba al cielo por la separación de los ingresos del trabajo y del capital, pero llegó al gobierno y lo único q hizo fue subir un poco el tipo impositivo del 15 al 18.
Así, mientras cualquier trabajador o pensionista que obtenga ingresos procedentes del trabajo, paga como mínimo 24%, aumentando cuanto más gane hata llegar al 43%. Una persona que sólo (o la mayoría) tenga ingresos procedentes de intereses bancarios o de dividendos de acciones, como por ejemplo los grandes banqueros, paga un tipo único del 18%.
No se quedaron muy agusto los banqueros, que le solicitaron a su amigo ZP, que todavía estaban discriminados, pues pagaban el 43% de las ganancias que tenían en empresas de las que eran propietarios, y este ZP tan socialista y obrero, se lo bajó al 18%.
-El impuesto de Patrimonio, impuesto para los muy ricos, que el gobierno Socialista y Obreso del P$o€ ha eliminado.
-Para compensar las pérdida de ingresos pos estos conceptos, el gobierno sube las tasas y los impuestos indirectos que pagamos todos por igual, tanto Botín, como yo mismo, un Diplomado en Empresariales que sueña con llegar a ser algún día Mileurista.