16 junio 2009

La crisis: de clase media a indigente

Si un informe de la Comisión Europea sobre la pobreza en España decía, en 2007, que éramos el segundo país de Europa con el mayor porcentaje de pobres –el 20% de la población, o sea ocho millones de personas carecían de los recursos mínimos para tener una vida digna—, imaginemos ahora cuál será la situación con la crisis.

En 2007 era grave, pero todavía la crisis no había llegado y vivíamos en épocas de vacas gordas. Hoy las flacas están aquí, y hemos pasado de dos millones y pico a cuatro millones de parados, donde un millón de familias se encuentra con todos sus miembros sin trabajo.

Pensemos cuál es la situación, y sobre todo viendo las perspectivas económicas dónde podemos llegar. La situación ha dejado de ser difícil para empezar a ser irrespirable. Cada vez más trabajadores dejan de percibir el subsidio y se encuentran con una situación en la que han pasado, en poco tiempo, de ser clase media a entrar en el mundo de la miseria, si no de la indigencia.

Primero se pierde el trabajo, después se empieza a sentir la falta del salario y no se puede pagar la hipoteca, se pierde la vivienda. Se malvive durante cierto tiempo como se puede, hasta que se termina de cobrar el paro. A partir de ahí, cualquier cosa es posible, hasta convertirse en un sintecho.

Vean donde puede llegar una persona que pertenecía a la clase media, cuando pasa por distintos estadios posibles, unos de tipo personal, y otros económicos provocados por la crisis.

 

Pueden verlo mucho mejor aquí.

Se trata de un anuncio de una obra teatro que realizaron e interpretaron personas sin hogar, titulada: Caídos del cielo. Por cierto, el modelo del anuncio es mi hijo mayor Rafa, pero no se asusten que sólo ha pasado por el estadio número tres.

Salud y República

7 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Desdeluego que da miedo Rafa, buf, debe de ser terrible quedarte sín trabajo y encima más tarde en la calle, no quiero ni pensarlo ! De verdad es tu hijo ?, Que guapoooo !!!!.Un beso.

canuit dijo...

Algunos le extrañara que a la vuelta de no mucho tiempo, alguien empiece a poner bombas. A mi no, porque si llego a verme en esa situación, las pondría. Y ya tengo la lista fecha.
El Canuit

Selma dijo...

Realmente terrible.. pero pongamos además otro perfil... en que no se spara y tiene una familia en la cual todos los miembros en edad activa o han perdido el empleo y/o no encuentran el primer empleo...
Hay familias enteras comiendo en centros asistenciales..
Da miedo y tristeza, Rafa, mucha...

Un beso...

Antonio Rodriguez dijo...

En esa fase están ya los casi un millón de trabajadores que ya no perciben ninguna prestación por desempleo y tienen que vivir de la ayuda de la familia, si es que pueden porque como tu dices en un millón de familias todos sus miembros están en paro.
Y mientras Zapatero teorizando sobre brotes verdes y la salida social a la crisis.
Salud, Rpública y Socialismo

Carmen dijo...

Es estremecedor. Y al último estadio de indigencia ya han llegado más de un millón de personas. Creo que es una auténtica bomba de relojería y que el gobierno debería tomar drásticas medidas para evitar aún más este terrible deterioro. Por cierto magnífico el vídeo con tu hijo de protagonista. Es sinceramente extraordinaria el paso de un estadio a otro. En fin, espero que en este caso, en el de tu hijo, tan solo sea una ficción como modelo del anuncio.
Un beso

RGAlmazán dijo...

Sí, Génia, da miedo. Y sí es mi hijo, ya le diré que le has echado un piropo. Un beso.

Canuit, la violencia no es buena. Pero entiendo la metáfora.

Así es Selma, hay familias enteras que llenan los comedores asistenciales. Y con previsiones de ir a más. Es tremendo. Un beso.

Pues sí, Antonio, los brotes verdes ya ves que pinta tienen. Por cierto, creo que no has reconocido a Fale, que es el modelo.

Sí, Carmen, debería tomar medidas el gobierno. Has dicho y he dicho, debería, pero ¿las tomará?. Y no, mi hijo afortunadametne sólo es el modelo, aunque ya conoce lo que es el paro, algo que supongo que conocen la gran mayoría de los menores de cuarenta años de este país, y muchos de mayor edad. Un beso.

Salud y República

Patrick dijo...

Lo que me sorprende en una cierta indiferencia del "pueblo de izquierda" en España sobre la miseria que crea la crisis, así como una ausencia total de militantes de Izquierda en las acciones a favor de los excluidos de la crisis.
En Francia Sarkozy con su RSA (Ingreso mínimo por familia que no tiene derecho al paro) ha iniciado una política de ayuda a los afectados de la crisis sorprendente por un ultra-liberal.
Aquí en España, tras 10 años de trabajos, he montado 2 empresas creando empleos, pagado un montón de impuestos, cotizado dos veces a la seguridad social (asalariado y autónomo) me he quedado 9 meses sin trabajo... no he recibido ninguna ayuda, he visto la rapidez de una justicia expeditiva cuando se habla de un desahucio, nada que ver con la justicia para los casos de corrupción.
Al final el único actor social que he visto trabajando realmente es Caritas de la Iglesia: 2007 27.000 personas atendidas (15% españoles); 2008: 43.000 personas atendidas (50% españoles); en 2009, sobre los 6 primeros meses somos a 37.000 personas (65% españoles).
Los que se quieren cargar la Iglesia deberían antes pedir al estado que se garantiza y se asume su función de protección a los más débiles y una política social deciente y real, (no como la ley de dependencia que no se aplica por que no se ha votado los presupuestos correspondientes)
Con tantos gobiernos de Izquierda: ¿Como España puede ser en los últimos países de Europa a nivel de la política social?