23 abril 2009

Rosa, la desleal, encontró su camino

Y se marchó. Pero no, a su barco no le llamaron libertad. Se fue por la puerta falsa, como se van los cobardes.

Como si de un delantero centro famoso se tratara, Rosa Aguilar, ficha por el Partido Socialista. Allá ella. Allá el Partido que la ha fichado. Rosa con su papanatismo patriotero, su amor a las procesiones, su espíritu castrense, su querencia por la llamada fiesta nacional y sus ataques pro-monárquicos se había colocado, de hecho, fuera de Izquierda Unida. Hoy ha consumado su huida. Se veía venir.

Respeto profundamente la voluntad de todos. Si alguien se quiere ir, que se vaya, faltaría más. Pero lo menos que se puede pedir es un poco de dignidad.

Y pierde la dignidad quien se marcha, perteneciendo a una organización que ha tenido una asamblea federal hace cinco meses y, habiéndose mostrado de acuerdo con lo convenido, aceptó responsabilidades en la nueva dirección. Rosa Aguilar Y, desde luego, demuestra no tener dignidad quien pertenece a una organización y se marcha sin avisar, sin decir ni mu, y lo comunica primero a los medios de comunicación. Y no tiene lo que hay que tener quien hace muy pocos días volvía a asegura que no tenía ninguna intención de irse pues lo mejor que le podía pasar a alguien era ser alcalde de su pueblo y deja a sus votantes compuestos y sin novia. A los que actúan así, en la tierra de Rosa, les dan un nombre: fuleros.

Pero ahí está, no hay más que decir, es un personaje nada fiable, una interesada, una trepa. Podía haberlo hecho hace dos años y no haberse presentado a alcaldesa, o cuando se celebró la Asamblea Federal si no estaba de acuerdo. Pero no, hubiera significado ser leal. Y eso es lo que le ha faltado: lealtad. Hacerlo de la forma en que lo ha hecho no es otra cosa sino traición.

Allá el PSOE con la alhaja que se lleva. Cada uno encuentra su lugar, pero son los principios los que le definen a uno. Como ellos dijeron, no hace tanto, cuando se les fue otra Rosa: “Que se vaya, no es de los nuestros”. Pues eso y que tengan suerte, y que el famoso delantero fichado –que iba a ser suplente la temporada que viene—, no les meta un gol en propia meta. Adiós diva, que te vaya como mereces.

Salud y República

Han hablado de ello, D. Ricardo, Inés, Reyes, Ale, JavierM, Felix, Oscar, Hugo, Bolche, Manolo, Fernando, Manuel y Miguel, por ahora.

26 comentarios:

rafa hortaleza dijo...

efectivamente don Rafa. No le quito a usted ni una coma.

daalla dijo...

Me acabo de quedar patidifuso. No sabía yo ni media palabra de esto. A mi me caía (y supongo que aún me cae) muy bien Rosa Aguilar, pero si ha hecho las cosas como dices desde luego tampoco es de los míos. A mi me gusta ir de cara.
Saludos.

Jose dijo...

Tienes toda la razon don Rafael, y se veia venir, pero no así, del modo en que lo ha hecho. Y tan poca credibilidad tiene Rosa como el PSOE. Nos ha traicionado y aqui en Córdoba somos muy rencorosos.

Rosa Aguilar puede que haya sido junto con Julio Anguita una de las politicas que mejor caía, pero del amor al odio solo hay un paso, y Rosa ha dado ese paso.

__MARÍA__ dijo...

Me sigue cayendo muy bien Rosa Aguilar y para mí es una satisfacción que sea consejera de la junta.
Saludos

javi dijo...

Lo escuché esta mañana en la SER, que han vendido la noticia como si fuesen ellos los padrinos de la boda, para medir esta noticia han utilizado otra regla.
En fin, creo que se doce "tanta paz lleve como descanso deja"

Manuel Ortiz dijo...

Permíteme, Rafael, que intervenga yo aquí para 'defender' la postura de Aguilar. En mi opinión, IU es ya un partido agotado, una opción que no se sostiene. Las razones por las que digo esto son muchas y desde luego no me posicionan como la única persona que piensa así. De esta manera, pienso que Aguilar habrá meditado su postura: quizá hubiera preferido seguir en otras resposabilidades pero ha optado por la que le ha parecido más responsable en este momento.

Hablas de lealtad. Y yo me pregunto una y mil veces: ¿qué es la 'lealtad' en la política? Desde luego, no lo mismo que entendemos en nuestra vida social.

En todo caso, no me parece que haya que declararla poco menos que como una 'delincuente' por tomar la iniciativa que ha tomado.

canuit dijo...

Don Manuel, con todos mis respetos hacia usted, como contertulio de esta maravillosa bitácora, mi viejo hombre sabio entre los sabios, y para más inri de derechas, siempre le escucho decir, incluso a sus casi 90 años, que hay tres clases de mujeres: mujeres, mujerzuelas y de la sección femenina.
A doña Rosa que cada uno la coloque donde quiera.
Tengo un amigo que siempre me dice: Luisin a la puerta del crematorio me pones a mí, que a los que tu me mandes no se me escapa uno.
En el 34 fueron a por los curas y se les olvidó la clase política, sobre manera los que ya estaban aconstumbrados a mandar de siempre. Todos estos son sus nietos, ya me contareis lo que se puede esperar de ellos.
Y la lealtad solo es una, sobre todo cuando se tiene decencia.
Un amigo socialista siempre me recuerda que el problema que tenemos algunos es que no evolucionamos. Yo sigo manteniendo, que el problema de algunos, es que no nos vendemos.
El Canuit

rafa hortaleza dijo...

yo y un millón de españoles pensamos que no es un proyecto agotado; si Rosa creía que es un proyecto agotado quizá no debió haber participado en la pasada asamblea, aceptar cargos de primera relevancia tras la pasada asamblea y no esperar a "la llegada del cargo más jugoso" para dar el salto.

Carmen dijo...

Es un tema complejo. Por un lado es cierto y bien cierto la libertad de elección individual pero eso no puede referirse a persona que representan a grupos, asociaciones, partidos políticos, etc. que seguramente les sirven de plataforma para llegar a un puesto concreto. Quiero decir que la forma es esencial. Y si perteneces a un partido aún más. Por último creo, de hecho estoy convencida, que hay una palabra muy importante que se olvida con frecuencia. Esa palabra se llama "compromiso". ¿Qué es más importante: una opción personal o el compromiso con el grupo que te sirvió de plataforma?
Yo no tengo dudas, por eso no puedo aprobar la postura de Rosa Aguilar. Y es que no puede valer todo. Hay cosas que valen la pena: el compromiso y la lealtad.
Perdóname Rafa por la extensión. Un beso fuerte

Manuel Ortiz dijo...

En todo caso, me suena mucho mejor la palabra 'compromiso' que la de 'lealtad'. Porque el compromiso te identifica con todo lo que has venido haciendo y sosteniendo en tu trayecyoria política, La lealtad me suena más a producto de droguería.

mitcoes dijo...

Los políticos profesionales que no son de la derecha postfranquista - siquiera los programs de IU me parecen muy izquierdistas que digamos - tienen varios partidos. En Andalucía dos, uno enorme, el PSOE, otro poco respaldado IU, y antes había incluso una tercera opción con el PSA que pasó a PA y no sé muy bien donde ha derivado.

A bombo y platillo no se ficha a nadie, pues el/la fichado/a pierde su valor de fichaje al ser "jugador/a libre".

Piensa en los políticos porfesionales como trabajadores de un duopolio en este caso, si te vas de tu empresa, o te vas a la otra, o te quedas en la calle.

Así se comprenden los fichajes.

Por otra parte, como pasa con muchas otras cosas, los conversos son luego más fundamentalistas, más del aparato, como se dice en los partidos.

Por lo visto, esta señora no iba a ir en las/os listas/os y ha vendido su buena reputación como profesional a la competencia. Por mi parte nada que objetar.

Ojalá hubiese podido irse primero y luego fichar, pero creo que en ese caso no se hubiese producido el fichaje.

Por otra parte IU, a la que he votado en varias ocasiones, sólo para que tenga el PSOE un pepito grillo a su izquierda pierde muchísimas energías en disputas internas y gasta pocas en ofrecer alternativas a la sociedad. Su estrategia debería en proponer alternativas de micropolítica, solucionar pequeños problemas u ofrecer soluciones a pequeños problemas de forma alternativa. Y NO LO HACE.

Carmen dijo...

Si Manuel, a mi también me gusta más la palabra "compromiso" que no siempre se refiere a uno mismo sin más sino a uno mismo en relación con el entorno y en este caso con aquellos que te dieron la mano. Por otro lado quizás tengas razón que la "lealtad" sea producto de droguería pero sabes qué? Siempre me gustó más a mi la droguería que la perfumería. No se, no se por qué será.
Mis respetos.
Un abrazo Rafa

rob dijo...

¿Y no es de ser "desleal" pactar con una formación de derechas como es el PNV? ¿O apoyar a partidos que no condenan el terrorismo? De verdad, me produce verdadera vergüenza ajena que insulten a quien no ha hecho mas que tomar una decisión personal. Deberían, mas que otra cosa, lamentarse por haber perdido a una de las pocas políticas que podía sacar a IU del pozo negro del olvido político. Pero allá ustedes; yo siempre he apoyado a IU, pero hasta aquí he llegado: con los insultos y demás descalificaciones, demuestran ser unos sectarios, que permiten que su formación cometa errores tan graves como los que he nombrado al empezar este comentario antes de respetar las decisiones personales. Espero os deis cuenta antes de que hundáis a la izquierda alternativa del todo...

RGAlmazán dijo...

María, amiga, yo creo que se tenía que ir, su giro ideológico desde hace tiempo así lo anunciaba. Y eso es lícito. Absolutamente lícito. Lo que no lo es, es hacerlo de la forma que lo ha hecho. Sin decir nada en IU, llamando a la prensa primero y después de haber aceptado responsabilidades hace cinco meses en la nueva dirección de IU. Hacerlo así ha sido una vergüenza.
Un beso.

Manuel su opinión es eso, su opinión. La realidad es que contamos con un millón de votos y que si no fuera por la ley electoral injusta, tendriamos --si nos correspondiera igual que a otros partidos-- quince diputados en vez de dos. No creo que a eso se le pueda llamar estar acabado, en todo caso somos una opción más pequeña, pero sin duda la tercera de España, guste o no.
Yo entiendo por lealtad, igual en política que en otros campos, lo que pone en el DRAE: Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad. Lo de compromiso es más suave, aunque también. Y no la creo una delincuente, simplemente ha traicionado una causa por la puerta de atrás. ¿O es que es normal irse diciéndolo a la prensa y no a la dirección de su partido?
Su opción es personal y respetable. Sus formas han sido lamentables. Y además, como dice RAfa Hortaleza, ¿qué la llevó a participar en la última asamblea y aceptar el cargo en la dirección cuando pensaba marcharse al PSOE? Eso, no sé como se puede llamar si no es desleatad.

Mitcoes, acepto la crítica porque es verdad, en IU nos hemos mirado mucho el ombligo a nosotros mismos y no hemos actuado bien. Pero también le pido que mire la situación ahora, creo que ha cambiado y que estamos empezando una nueva andadura donde sí que se está en los problemas cotidianos. Denos tiempo, creo que esta es una nueva etapa y que, sincerametne, se ha cambiado para bien.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

LO de Rosa estaba cantado, el desencuentro con IU venía ya de largo y era lógico que sucediera en cualquier momento y ese momento tenia que ser forzosamente antes de las próximas elecciones minicipales porque estaba claro que Rosa tenía nulas posibilides de repetir de candidata de IU.
Y la oferta del PSOE le ha venido como anillo al dedo para justificar su salida de IU y logicamente no ha querido perder un tren que no volvería a pasar delante de ella.
Y a mí más que las formas, que son cesuralbles, lo que me molesta es el daño que hace la organizacion. y el que al final, en su decisión, prime más el interes personal que su compromiso ocn IU.
Salud, República y Socialismo

Sota dijo...

Ufff...

Mire, don Rafa, llámeme tibio, si quiere, pero no acabo de ver el problema. Entiendo que, cuando los votos te dan la responsabilidad de formar gobierno, tu obligación es poner en él a las personas que consideras están más capacitadas para ejercer un determinado cargo. Que, en pricipio, por simple afinidad ideológica, van a estar en tu partido o en independientes del entorno, pero no tienen por qué. Y si Griñán considera que Aguilar es la persona más indicada para llevar las obras públicas en Andalucía, y ella considera que desde la Consejería puede hacer mejor su trabajo que desde el Ayuntamiento de Córdoba, lo lógico es que el uno lo ofrezca (y se lo ofrece a la ciudadana Rosa Aguilar, no a la militante de IU) y la otra (como ciudadana, no como militante de un partido) lo acepte, incluso si no hay acuerdo de gobierno entre las dos formaciones políticas. De hecho, es que incluso lo veo mejor que si efectivamente hubiese habido acuerdo, porque entonces el nombramiento se podría simplificar a cambio de cromos, y eso sería mucho peor para la credibilidad de la consejería, del gobierno y del sistema democrático en general.

Lo que ya me parece fuera de toda lógica es que IU se cabree por esto, cuando precisamente algo así les permite, sin tener una potencia electoral que les posibilite forzar un cambio de cromos (la ley electoral será injusta, que lo es, pero son las reglas del juego si se quiere jugar, hay que aceptarlas o cambiarlas antes de empezar la partida), meter una cuña en el gobierno andaluz (por muy “presidencializado” que quede el gabinete, un consejero de Obras Públicas maneja mucho poder, y además de un tipo muy visible para el ciudadano de a pié), que hace que puedan mostrar al conjunto de Andalucía (no sólo a los cordobeses) la forma de hacer política y la forma de hacer gobierno de IU (con el añadido perverso de que, de lo que salga mal, le puedes echar la culpa al resto del gobierno y dejar a tu partido limpio de polvo y paja, como mucho se quemaría ella). De verdad, no lo entiendo, y más cuando IU está necesitada de ese tipo de publicidad como del aire que respiran…

RGAlmazán dijo...

De verdad Sota, no cree que las cosas no se pueden hacer de cualquier manera. No critico que se vaya al PSOE (aunque podría haberlo hecho antes de comprometerse hace cinco meses en la Asamblea de IU), lo que no me parece normal es que lo haga sin decir ni pío a la formación a la que se debe y ésta se entere por la prensa. Ya tiene webos la cosa. Y desde luego, amigo Sota, ideológicamente hace tiempo que la Sra. Aguilar se estaba alejando de IU.

Salud y República

fritus dijo...

Pues yo estoy con usted,Don Rafa...el que aceptara hace poco tiempo responsabilidades en la dirección de IU y ahora se largue sin avisar...es como esos/as que se acuestan una noche diciendo "cariño te quiero mucho" y a la mañana siguiente se piran con otra/o.En fin, que le aproveche.

Por cierto, IU no es una opción política agotada,y mucho menos en estos tiempos en que el neoliberalismo sí ha demostrado ser una opción agotada.

Sota dijo...

Don Rafa, usted estará mejor informado que yo, pero por lo que yo he oído y entendido, no "se ha ido al PSOE", sino que ha aceptado una oferta del nuevo presidente de la Junta para ocupar una consejería, la ha aceptado (sin consultar a su partido, vale, pero es que la oferta se la habían hecho a ella, no al partido, y eso lo encuentro más que lícito por ambas partes), y a raíz de eso IU la ha expulsado.

Pero puedo estar equivocado, que tampoco he seguido las noticias hoy...

àngels dijo...

Querido Kabila, no acostumbro a repetir entradas en los blocs amigos, pero sí quiero escribir en el tuyo lo que también he comentado en el de tu tocayo bloguero, y es lo siguiente: sigo lamentando que no salimos de la inmediatez ni del epicentro del seísmo. No disculpo para nada a Rosa --ni siuiera la conozco personalmente-- pero creo que avisó, avisó y avisó... Y quizá el comportamiento más lúcido que hubiéramos podido tener como organización --y desde hace bastante tiempo-- hubiera podido ser dirigir nuestra atención hacia dónde señalaba el dedo en lugar de seguir besando la mano.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Te dejo un saludo Rafa.Muac.

LKI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LKI dijo...

Esta mujer es una promiscua, me refiero a su vida política...
El Griñan y la Rosa son buenos amigos desde hace muuuchos años...
Viva el Compadreo Nacional, el único partido que gobernó y gobierna este país antes y durante la democracia...

Carles dijo...

Magnífico comentario, compa. Le añado socarronería catalano-polaca: la beata, a la pila. Yupi!!! Salut. Carles.
P.S. ¡Ese Manuel es un botarate paralelobípedo!

Montse dijo...

Por supuesto que cada persona tiene derecho a tomar sus propias decisiones, faltaría más. Pero también los demás, especialmente en el caso de un cargo público, tenemos derecho a decir lo que nos parece esa decisión y sobre todo la forma en que se ha tomado. Así pues, voy a hacerlo.

En primer lugar, no me parece coherente que hace poco se celebrara la Asamblea General de IU y la Sra. Aguilar aceptara cargos de responsabilidad cuando parece que ya discrepaba en bastantes cosas con IU. No me parece honesto que informes de tu decisión antes a la prensa que a los que supuestamente eran tus compañeros. Y, finalmente, claro que tiene toda persona tiene derecho a irse donde considere oportuno; sin embargo, el hecho de que haya esperado a irse cuando le han ofrecido un cargo importante da a entender que más que el acuerdo o el desacuerdo con ciertas cosas lo que ha primado ha sido el interés personal. Y, en mi opinión, el auténtico político deja a un lado el interés particular y actúa en beneficio de todos.

En cualquier caso, como dijo Cayo (al que si no estoy mal informada en más de una ocasión le han ofrecido puestos de responsabilidad en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha), Rosa se ha ido y vendrá otras Rosas dispuestas a trabajar por los ideales que defiende IU.

No todo el mundo sabe que hay cosas que tienen valor pero no precio, para todo lo demás master...

Un abrazo, Rafa. Salud y República

José dijo...

Para mi, como cordobés y persona de izquierdas, que no de partidos, Rosa Aguilar sigue siendo una persona honrada, una política integra y creo que ha hecho muy bien en aceptar el marcharse. Una persona con una trayectoria como Rosa no puede ser hoy buena y mañana malisima. Seamos coherentes. Saludos desde Córdoba, donde Rosa ha hecho una labor buena y donde, esperamos que desde la Junta de Andalucia, sigua beneficiando a esta hermosa ciudad y toda nuestra comunicad, con su buen hacer y su honraded.