02 abril 2009

Los censores atacan en Internet

Hablaba Sota hace unos días de un tema que me preocupó. Después de unas someras investigaciones he llegado a la conclusión de que no era para menos. Se trata de una propuesta de ley que está tramitándose en Italia y que ha sido presentada por el Senador D'Alia, del partido UDC (Unione dei Democratici Cristiani e Democratici di Centro --qué manía tiene la derecha con ponerse o manifestarse con el apelativo centrista).

Dicha propuesta de ley tiene como objetivo castigar los comportamientos criminales de opinión o de apología del delito en Internet. Esta ley si se aprobara daría al Ministerio del Interior el poder de obligar a los proveedores de Internet a cancelar alguna de sus páginas en el plazo de veinticuatro horas o imponerles una multa de 250.000 euros, y a cerrarles el canal en el caso de que hicieran caso omiso, todo esto sin intervención judicial. Esta medida podría implicar a Facebook, Youtube, toda la bloguería, twitter, redes varias, etc.

Vamos que de aprobarse puede sentar un precedente peligroso. Un país europeo, como Italia se pondría a la altura de China, por ejemplo. El proceso provocaría que habría que darse de alta y la conexión a la red estaría totalmente identificada de forma nominal. La responsabilidad del acto, recae en primer lugar en el propietario del dominio (en el caso de un blog, en Kabila, sería yo, por poner un ejemplo, aunque el "infractor" fuera un comentarista). Con el fin naturalmente de que el censor siempre pueda llevar a cabo su propósito.

Para verlo más claro freeblogger[1]he obtenido de una conversación del senador en cuestión una respuesta clara y rotunda, que dice así: "Si el comentario en un blog se considera delictivo, aunque el propietario del blog lo admita, el ministerio del interior puede y debe intervenir".

Los blogueros italianos están que bufan, y no es de extrañar. Ven acercarse, con su "querido Berlusconi" el "anhelado mundo orwelliano". De aprobarse la ley, tendrán que, además de atenerse a su código penal --lo que es normal--, prever la subjetiva valoración de un funcionario del Ministerio del Interior para saber que lo que han escrito o subido a la red, no es constitutivo de delito. Beppe Grillo, uno de los bloggers más importantes de Europa, ha emprendido una campaña contra esta ley a la que se pueden adherir.

¿Quién dirá lo que es delito? ¿Cómo se sabrá si es apología o no, en muchos de los casos? ¿Donde está la raya que separa el delito de lo que no lo es? Y, sobre todo, ¿Por qué no aplicar el código penal directamente?

La decadencia de Italia es palmaria, los derechos cívicos desde que Berlusconi gobierna han sufrido una devaluación importante. Me comentaba un amigo italiano hace días, refiriéndose a la política de "Il Cavalieri": Para mí comprar el periódico es una necesidad, pero a la vez me crea una sensación de angustia, porque no sé con lo que me voy a encontrar cada mañana, pero seguro que hay alguna sorpresa desagradable.

Y tengamos cuidado, no se vaya a cumplir aquello de: "Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar" 

Salud y República

12 comentarios:

fritus dijo...

que miedito, como cunda el ejemplo...además, el simple planteamiento traspasa las fronteras del principio básico de "última ratio" del derecho penal...lo que acabo de leer está muy cerca de contemplar el "crimen de pensamiento". Es curioso como esta gente de derecha, tan ultraliberales en lo economico...resultan ser partidarios de un estado omipresente cuando se trata de controlar a los extranjeros, hasta con huella digital, y de controlar a los internautas.

un abrazo

__MARÍA__ dijo...

¡Vaya con los vecinos!
Como diría Asterix:¡Estos romanos están locos!
Ahora que en los EEUU han logrado acojonar al ciudadano y lo tienen bien domado, vienen los italianos y quieren hacer tres cuartos de lo mismo.
Esperemos que no se cumpla el vaticinio de María Antonia Iglesias en el programa de Jesus Quintero, cuando dice que el próximo presidente español será Rajoy y antes de lo que nos parece.
Entonces será la cosa aquí peor que en Italia, seguro.
¡Ay!

daalla dijo...

Me sabe mal decirlo pero los italianos tienen el gobieno que se merecen. A ver lo que pasa en las próximas elecciones y lo botan, aunque como tiene tantos recursos será difícil. Y cuidado aquí, como tú dices.Ya nos trajeron importado el primer fascismo y ahora querrán también traernos el fascismo cibernético. No les dejemos.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Miedo me da, aunque creo que aquí no va a ocurrir, mentes tan descerebradas de momento no nos gobiernan, quizás en la próxima legislatura...Los italianos andan hacia atrás, más de uno se habrá arrepentido de haber votado a
Il Cavalieri, cosas como esta las vamos a ver a menudo mientras este descerebrado esté en el gobierno.Pobres italianos !!

Sota dijo...

Están locos estos romanos.

Carmen dijo...

Efectivamente mientras el majadero Il Cavalieri"esté sentado en la poltrona pasará eso y mucho más. Aunque es verdad que ha sido votado por millones de italianos que ahora estarán rojos de ira. Ya solo falta traer aquí el estado policial. !Ave María Purísima¡ que diría Arantza Quiroga, Digo yo que lo diría, no?

Antonio Rodriguez dijo...

Y ahora Belusconi está crecido, despues de ser elegido Duce del partido neofascista italiano, se puede esperar cualquier barbaridad de él.
Menos mal que no es la primera vez que le paran lo pies en la UE.
Salud, República y Socialismo

desahogandome dijo...

Y todo por lo legal

¡Pero que vivan las "democracias" europeas!

un abrazo

RGAlmazán dijo...

Pues sí, Fritus, ultraliberales en lo económico, pero cuando se trata de libertades, ellos ponen el límite e intentan atar todo para que no se les critique.

María, es para echarse a temblar cuando vuelvan, que desgraciadamente, estoy de acuerdo con Maria Antonia Iglesias, parece cerca. Un beso.

HOmbre, Daalla, no culpemos a todos los italianos, que me acuerdo de Madrid o de VAlencia y parece que mereceríamos el gobierno que tenemos. Lo merecen los que les votan, pero a esos parece que les gusta.

Pues sí Geni, cada día les pega un susto y algunos son "de muerte". Un beso.

Sota, como una cabra.

Carmen, no sé qué diría la tal Arantza, pero seguro que estaría a gusto con esta medida.

Sí, lo que le faltaba, Antonio, es que los neofascistas se hayan unido a su partido, cada vez está consiguiendo más unidad entre los suyos. Claro que la operación está clara, Fini sabe la edad que tiene Berlusco y le quiere suceder. Y así será. Al tiempo.

Desahogándome, sí, por lo legal. Esperemos que no llegue a aprobarse la ley, parece que tiene una cierta resistencia popular. Pero no me extrañaría que al final colase.

Salud y República

SaiZa dijo...

Perdón por estos días desaparecida, pero las tecnologías se han puesto en mi contra.
Me has dejado de piedra con la noticia, desde luego espero que recapaciten y no censuren tb la libertad de expresión, pues es lo que les faltaba...desde luego que deberían recapacitar al votar al individuo de Berlusconi. Y espero que no se cumpla las palabras de Maria Antonia Iglesias. Un beso.
¡Salud, Memoria y Libertad!

Anónimo dijo...

Hay una cosa que no me queda clara. Si no me gusta un blog sólo tengo que dejar en él un comentario delictivo en un cibercafé, ir a casa y avisar a la policía. Al día siguiente el blog ya está cerrado ¿no?

RGAlmazán dijo...

Saiza, esto es una amenaza peligrosa, pero primero se tiene que aprobar en Italia, sé que hay una gran contestación social. Y luego ya veríamos si se contagiaría a otros países como el nuestro. No es una cuestión inmediata, ni a corto plazo, pero hay que tener el ojo avizor y seguirla.
Un beso.

Anónimo, tengo por costumbre no contestar anónimos, pero como es aclaratorio, te contestaré a la pregunta. No, no es tan fácil. Si tu denuncias algo de un blog, tendría que sancionarlo el funcionario de turno y avisaría al dueño del blog para que lo quitara en 24 horas. Si lo incumple, entonces sí, actuaría.

Te rogaría que la próxima vez, firmaras. Gracias.

Salud y República