07 abril 2009

Relaciones España - USA

Cambian las relaciones entre los dos países. En estos días se han observado ciertos tics que así lo confirman. Pero cuidado con entusiasmarse demasiado, no es oro todo lo que reluce.

Desde luego con Bush, era difícil tener buenas relaciones si no se estaba de acuerdo con su neoconservadurismo salvaje, como lo estaba su correveidile y monaguillo favorito: Aznar. Con Obama se ha despertado una esperanza de entendimiento, primero por la personalidad del presidente americano que parece tener como norma el entendimiento por medio del diálogo, y después porque conociendo a su antecesor, es fácil aventurar una mejora.

De todas formas, la época Obama no se ha inaugurado muy bien por el gobierno español. Ese anuncio de la salida de las tropas de Kosovo fue muy criticado por todos los aliados. Mi opinión no es que no deban salir, pues no tendrían que haber ido, pero se falló en algo vital. Se comunicó a los medios de comunicación antes que a los aliados y, lo que es más grave, que a los embajadores españoles en Estados Unidos y en Serbia, y dicen que tampoco lo sabía el ministro Moratinos.Obama y Zapatero

Parece que con la intervención, primero de Bernardino León y luego del propio Zapatero, salvaron el error de Kosovo cometido por Carme Chacón (por cierto que parece que le ha costado una vicepresidencia que tenía otorgada para el próximo gobierno). Claro que el desaguisado se ha solucionado a cambio de pactar el calendario de la retirada de Kosovo y de que, como contrapartida, se manden más tropas a Afganistán. Hablando de Afganistán, habrá que analizar para qué ha servido derribar a los talibanes, cuando el gobierno de Karzai, el aliadísimo de USA y de la OTAN aprueban una ley que vuelve a poner a la mujer en la situación de explotación penosa de los gobiernos talibanes anteriores. No se han cumplido ninguno de los objetivos: Pacificación, democratización, eliminación de terroristas. Total que se ha demostrado inútil el envío de tropas y se vuelve a las andadas.

Por último quisiera hablar de un aspecto del encuentro entre Obama y Zapatero. No podemos negar que este encuentro esperado significa un cambio en la relación entre los dos estados, pero me preocupa mucho la frase categórica que nos ha regalado el Sr. Zapatero: "No hay que preguntarse qué puede hacer Barack Obama, sino qué podemos hacer para apoyar a Barack Obama". ¿No es esto seguidismo? ¿Por qué tenemos que apoyar a Obama? Supongo que dependerá en qué y cómo. ¿O estamos otorgándole nuestro apoyo incondicional? ¿No somos un país soberano? Resulta que Obama declara estar encantado de ser amigo de Zapatero y nosotros le respondemos como si fuéramos sus gregarios. Así no, Zapatero, así no funciona esto. No vale todo a cambio de una foto. No volvamos a los tiempos en los que España hacía lo que decía el "amigo" americano. No repitamos la relación Bush-Aznar, que para muestra bastó un botón. Colaboración sí, seguidismo no.

Salud y República

5 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bon día nuboso y lluvioso, creo que Chacón se adelantó demasiado en dar la noticia, estas cosas deberían estar más coordinadas con el presi y saber exactamente cuando deben hacerse públicas.La famosa foto de Obama-ZP era muy esperads por este último, pensemos que Bush le hizo el vacío siempre y hablando de seguidismo pues si creo que se va a repetir lo de Bush-Ansar, veo que ZP necesita desesperadamente ser reconocido y apoyado por Obama, quizá para olvidar tiempos pasados.Besos.

__MARÍA__ dijo...

Tampoco creo que nosotros podamos ser líderes de nadie, si acaso seguidores de los yankis sí que lo somos.
Nos gustan sus músicos (Lou Reed, Bob Dylan...) su cine (todos locos con el oscar de Almodovar y la Cruz...) y más cosas que ahora para un comentario no caben.
Si yo fuera presidenta de gobierno de España estaría encantada con que Obama me invitara a comer a su casa...no nos engañemos.
Lo importante es tener buenas relaciones con todos, con los más poderosos y con los que no lo son...en mi humilde opinión.

Besos

Carmen dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en tu análisis y mucho miedo me da que nos de un ataque de Obamitis. Y también que confundamos los valores. Está bien Obama. Pero sin ser un neocon, es un político conservador, ni siquiera es un socialdemócrata al menos como lo entendemos en Europa. Todavía no me he enterado bien de cómo se resuelve la crisis financiera además de dar dinero a los poderosos, todavía no se las acciones que llevarán a cabo para luchar contra los paraisos fiscales, todavía no se cómo estamos actuando en Afganistán y cuáles los resultados en términos de defensa de los derechos humanos. No digo que no estén en ello. Digo que yo no lo se. Deberíamos saberlo, verdad?
Perdóname el rollo. Es que me gusta hablar aquí contigo. Un beso, Rafa

Antonio Rodriguez dijo...

Yo creo que Zapatero está sufriendo el sindrome del converso, despuús de no haber tenido ninguna relación con el presidente más tonto del mundo, quiere contrarestar ese deficit haciendo parecer a España como el mejor aliado de los EE.UU. Y una cosa es ser aliado y otra cosa subordinado.
Salud, República y Socialismo

LKI dijo...

Saludos, creo que el comentario del señor Rodríguez Zapatero forma parte de la avalancha de despropósitos que el gabinete de comunicación del PSOE acumula en esta leguislatura. Un guiño un tanto pueril a la famosa frase que JFK pronunció en el juramento de su cargo al pueblo Americano. Creo que, siendo fiel a la frase original, hubiera sido más correcto haber dicho: "Mis conciudadanos del mundo, no os preguntéis lo que España puede hacer por vosotros, sino lo que todos juntos, (aquí es cuando mira a los ojos a Obama) podemos hacer por la libertad del hombre".
No hubiera cambiado en nada nuestra sumisión pero tampoco habría quedado tan patente.
En definitiva, como usted muy bien apunta, una bajada de pantalones en toda regla ante el nuevo césar del imperio Norteamericano.