16 febrero 2009

Se busca: A la caza y captura del inmigrante

¡Qué vergüenza! Ahora resulta que se ponen objetivos de caza de inmigrantes. Pues sí, resulta que se ha descubierto que los policías y guardias civiles en Madrid tienen órdenes para cubrir objetivos de inmigrantes que no tengan papeles. De acuerdo con el barrio de su jurisdicción los policías tienen asignados objetivos para detenerlos. Que nadie diga que la policía funciona mal. Son objetivos en toda regla.

Responden a una forma de trabajar del sistema capitalista, conocida como dirección por objetivos (targets, les llaman los anglosajones). Y desde luego no podemos decir que nuestra policía no lo aplique bien. El objetivo ha de ayudar a los fines de la empresa. Ser alcanzable cuantitativa y cualitativamente. Y ha de tener una recompensa si se alcanza. Wanted

Tal cual lo ha hecho la policía. Ayudan al fin que se propone y cumplen el objetivo final: limpiar de indeseados a este Madrid tan pulcro e incorruptible. En primer lugar se fija la cantidad, y se ha hecho proporcionalmente a los extranjeros residentes en los distintos distritos. Después se habla de calidad; en este caso no son todos los inmigrantes iguales, preferiblemente que sean marroquíes (se ve que el sátrapa de Marruecos permite la devolución del envase mejor y además es más barato el viaje). Y si no se consigue en el distrito se va a buscar emigrantes a otros, --globalización-- el caso es cumplir el objetivo. Y por supuesto tiene un premio: días libres a quien lo consiga.

Está claro, cada día vamos perfeccionando más el sistema. Ahora aplicando las técnicas de dirección de empresa. Lástima que la policía no sea una empresa. Lástima que habría que mantener los mínimos principios éticos. Lástima que no se trata de captar clientes, sino de echar emigrantes. Lástima que se discrimine hasta en los pobres sinpapeles. Lástima que se premie esta vergüenza. La verdad es que si no fuera por estas pequeñas lástimas se podría decir que es una idea ingeniosa, contundente y rentable.

Lástima que haya gentuza mandando en la policía y la guardia civil. Y lástima que el ministro del Interior no se entere o no quiera enterarse o simplemente esté de acuerdo. ¡Lástima de país!

Salud y República

9 comentarios:

Adanero dijo...

Le juego dos pesetas a qué desde el Ministerio de Interior van a tardar menos que nada en decir que con ellos no va el asunto. A que la culpa va a ser de otros. A que lo de asumir responsabilidades va a quedar como siempre para mejores momentos. A que se le echa la culpa al mensajero. A que "ya se ha abierto una investigación interna" de la que jamás se nos contará nada. A que esto dentro de dos días ya está olvidado.

Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Monsieur Adanero
Se ha equivocado Vd. el Ministerio del Interior dice que solo se trata de perseguir a los inmigrantes que delinquen.
Pero cuando se fijan objetivos esa lógica desaparece, porque o se considera a todo el colectivo de inmigrantes como delincuentes o se considera delincuente a todo inmigrante irregular y ambas cosas son injustas.
Salud, República y Socialismo

Adanero dijo...

Le acepto la rectificación, señor Rodríguez. Pero si de lo que se trata es de perseguir delincuentes, lo de hacer esa diferencia entre inmigrantes y los que no lo son me parece aún más absurda. Se supone que el Ministerio del Interior y sus variadas policías están para perseguir el delito. No entiendo eso de perseguir inmigrantes que delinquen. Se debe perseguir a todo tipo de delincuencia, foránea o local.
Relacionar inmigrantes y delitos ya sabemos a lo que nos puede llevar. Un día de estos hacemos bueno al capo Berlusconi.

Un abrazo.

canuit dijo...

Y luego os extraña que en el 36 se organizara la caza del cura y del facha.
El Canuit

Selma dijo...

Yendo al curro esta mañana oí esta noticia en la SER.. Y añadían que si estas fuerzas del orden no cumplían con el objetivo serían represaliados...

Y como dice Antonio, Rubalcaba nos lo tiene que explicar bien Según sus palabras: "Es verdad que en lo que se refiere a la ley de Extranjería quizás tengamos que explicarlo bien para que no se produzcan MALENTENDIDOS".

Si se le entiende Perfectamente!

Un beso, Rafa

RGAlmazán dijo...

D. Ángel, no le juego ni un céntimo. Que seguro que gana. Esto quedará en nada. Nadie dimitirá.

En definitiva Antonio, como das a entender y como dice Adanero, aquí se trata de hace coincidir inmigrante y delincuente y hacer ambiente...

Canuit eres pero que Iván el Terrible.

Selma, aquí los inmigrantes entran también en la ley de mercado. Cuando se les necesita, pues falta mano de obra, no hay problema, se legalizan los que haga falta; cuando hay crisis, se les devuelve a su país y tan contentos. Una mercancía más. Un beso.

Salud y República

Anónimo dijo...

¿Qué tendrá que ver el capitalismo con la velocidad? La persecución del moro no es cosa del mercado, sino del Estado.
El Estado se ha reservado el monopolio de la xenofobia.Afortunadamente ningún negocio puede prohibir la entrada a africanos y sudamericanos. Sin embargo el Estado sí lo hace, tratando de "controlar" la inmigración. Incluso exige la nacionalidad para contratar a trabajadores fijos.
El crimen del racismo es propio del Estado. Los defensores del capitalismo quieran una inmigración libre, sin restricciones intervencionistas. Que cada palo aguante su vela.

Camarada Tersites

Anónimo dijo...

¿ y no os parece extraño que casualmente ocurre en la C. de Madriespe?

Extraño, muy extraño

Anónimo dijo...

Madrid no tiene policía autonómica, que yo sepa.