19 febrero 2009

Arabia Saudí, un país bien visto

Pues sí, mientras Líbano, Irán, Siria y no digamos Palestina --si existiera--, son países árabes enemigos de occidente, enfrentados al primer mundo. Arabia Saudí es el amigo árabe del primer mundo en Oriente Medio.

Un magnífico país donde el petróleo es una inmensa fuente de riqueza de cuya teta chupan países del primer mundo y que ha hecho multimillonarios a las oligarquías del lugar. Un país, cuyo rey Abdullah es amigo de muchos mandatarios de países desarrollados --el rey Juan Carlos le califica de hermano, sellándo ese parentesco con un beso fraternal cuando se ven-- que le consideran el país árabe modelo de la zona. ¿Será por sus principios democráticos? ¿Será por su respeto a los derechos humanos?

Desde luego quedan descartadas las dos interrogantes. Juan Carlos y AbdullahLos ciudadanos de Arabia Saudí no han elegido nunca a nadie, están regidos por una monarquía hereditaria cuyo rey escoge su propio parlamento entre amigos y familiares. En cuanto a los derechos humanos, baste decir que es un país que practica la pena de muerte, incluso a los menores, que castiga con penas de mutilación el hurto y que permite la lapidación de mujeres en caso de adulterio y tantas otras salvajadas que le hacen ser uno de los países con uno de los códigos penales más crueles, más propios de la Edad Media que del siglo XXI.

Pues bien, ésta es la última tropelía. Un tribunal saudí permite que un hombre de cincuenta años se case con una niña de nueve. Y todos tan campantes. Occidente, ese paraíso desde donde se permite dividir infaliblemente a los países buenos y malos --de forma maniqueista-- tendría que explicar por qué calla y mete en el saco celestial a naciones criminales, sátrapas y pederastas como Arabia Saudí.

Mientras tanto, se seguirá hablando, por ejemplo, "del dictador Chávez" y "del hermano Abdullah", y éste último seguirá confiando en ese primer mundo que le permite casar a un amigo suyo con una niña de nueve años, naturalmente de forma legal.

Salud y República

12 comentarios:

JLuis dijo...

Rafa, los petrodolares marcan la diferencia...

vuelve a cumplirse aquello de que donde manda "capital" no manda marinero.

Un abrzo

desahogandome dijo...

tienes más razón que "un santo", y perdón por el símil.

Pero nada... votemos y votemos y mantengamos este sistema nuestro tan justo... que sabe hacer amigos... El Rey le besa y los presidentes españoles, socialistas también, le ponen una alfombra roja bajo los pies... a la familia Saudi, quiero decir.

recuerdo, además, que no hace mucho, después de grabar el manido mensaje navideños, la familia real en pleno se fue a pasar la noche-vieja con su hermano-cuñado-tio saudí. Lejos de su españa...

un saludo

__MARÍA__ dijo...

De ahí que me chirríen las expresiones como injusticia y no hay derecho. Hay derecho y justicia siempre que el dios dinero lo permita, amen.

Besos

SaiZa dijo...

Que barbaridad, sabia de los atropellos contra los derechos humanos y leyes injustas, pero me quedo de piedra con la noticia "un hombre de cincuenta años se case con una niña de nueve"...pero que me estas contando, que es un bebe prácticamente...¿como se puede permitir eso?¿Como se pueden permitir todas las atrocidades que se hacen en este país?, ¿eso no lo prohíbe su religión?,Ah no que eso es lo que ellos dirán que esta bien según su religión....vamos es que es indignante.
Hay cosas que me superan, claro al lado de estos países, España parece un paraíso y que nuestras leyes son una maravilla...cosa que por supuesto tampoco lo son.

Un abrazo Rafa, contigo estoy aprendiendo mucho.
¡Salud, Memoria y Libertad!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Tanto amor fraternal me confunde, no fué una infanta o no se quien que de viaje de novios estuvo tambien allí ? Será el petróleo ?.Demencial.

RGAlmazán dijo...

Jluis la pela es la pela (se me ha pegao de las largas estancias que paso por las Cataluñas).

Pues sí, Desahogándome, el rey le besa, la familia real se va de vacaciones allí, los hombres de negocios entre los dos países se hacen de oro. Y mientras tanto un cincuentón elige una niña, sin el menor pudor (no de él que ya sé que no lo tiene) de esos países que se llaman civilizados y se autoproclaman del primer mundo.

Efectivamente, María, si no hay justicia y derecho es porque se antepone el vil metal. Un beso.

Ya lo ves, Saiza, así está esto. Y todos mirando para el otro lado. Son unos desvergonzados por no condenar este hecho y mañana darle un abrazo de hermano. Besos

Sí, querida Geni, se van allí, invitados naturalmente por su pariente el rey Abdillah, que como se puede comprobar es un demócrata de toda la vida. Un beso.

Salud y República

daalla dijo...

Desde que Roosevelt definiera cínicamente a Somoza como "nuestro hijo de puta", se ha visto claramente cuál es la política internacional estadounidense: apoyar a cualquier tirano pro yanki por muy monstruoso que fuera. El ejemplo, por poner uno, sería Pinochet, a quien además ayudaron a dar un golpe de estado con las consecuencias que todos conocemos.
¿Por qué tendría que ser diferente el gobierno de Arabia Saudí, otro hijo de puta, pero su hijo de puta petrolífero?

canuit dijo...

Además a sabiendas que son los mayores financiadores del terrorismo islámico desde siempre.
Pero la pela es la pela y de alli salen a toneladas para todo el mundo menos para su pueblo.
El Canuit

Naveganterojo dijo...

Pero,¿como no vamos a aceptar a ese energumeno si tenemos a nuestro lado a otro individuo que camina por la misma senda?.
El arabe, nos da petroleo a manos llenas,(siempre que paguemos con dolares y por adelantado)a cambio de la permisividad de occidente con su regimen dictatorial.
Y Berlusconi nos da por cul... a diario,por que es el amo de la Italia mas antidemocratica desde Mussolini.
Y mientras tanto, Europa calla y otorga.
Salud y republica

fritus dijo...

Hola Don Rafa.
En la peli-docu " Farenheit 9.11, de Michael Moore ( te puede gustar más o menos, pero el visionado es muy recomendable, da que pensar...) se habla largo y tendido del tema de los saudíes como "nuestros hijoputas en la zona" en ese lenguaje tan CIA...tras el atentado de las torres gemelas, el principal ssopechosos era un saudí de una importante familia de la aristocracia saudí,( de hecho, la que le consigió el primer currito a George W. Bush, el inútil) poseedora de muchos pozos de petroleo en territorio saudí....y ¿cual fue la reacción del imperio?...atacar Afganistán y luego Irak....e Irán está en la recámara.

en fin, un abrazo.

GUANARTEME dijo...

Hay que ver como se aprende en este blog, eso de "nuestro hijo de puta" yo no lo conocía, tomo nota para la próxima vez que hablemos de Uribe.

Ha hecho un buen trabajo. Ya sabemos que no sólo es Arabia Saudí. Es también, como dijimos hace un tiempo, Emiratos Arabes (Dubai), o Jordamia o Kuwait o el "ejemplo" Tunez (¿que ejemplo si invaden Italia de ilegales...?)

De todos modos he visto documentales donde se observan la cantidad de obras en comunicaciones, centrales eléctricas, e inversiones en investigación que efectúa el estado Arabe. En los mismos también se observan las grandes bolsas de pobreza. Porque eso es el capitalismo de nuestros tiempos, una regresión constante y un aumento kilométrico entre los ricos o abastecidos y los pobres o ignorados.

Salud y República.

leyla dijo...

Rafa, una buena noticia desde la Península Arábiga. Esta semana el parlamento yemení ha aprobado una ley que prohibe el matrimonio de menores de 17 años.
En España los medios ni siquiera lo han mencionado y tiene delito porque sí se habló mucho del caso de una niña yemení de 8 años casada y posteriormente divorciada de un hombre mayor.
Ya se sabe, como es un país pobre y con poco petróleo (gracias en parte a la poderosísima Arabia Saudí) el rey no lo considera ni siquiera como un primo lejano y poco querido. Triste suerte la del Yemen que se quedó sin beso...
Un abrazo.