24 febrero 2009

Euskadi, al salón

Dentro de seis días a estas horas se conocerá quién ha ganado el partido. Aunque se tardará un poco en saber quién y cómo gobernará. No creo que los resultados finales reflejen cambios significativos sobre las encuestas que se manejan. Por lo tanto, las conclusiones que se pueden sacar,si comparamos los resultados con los de 2005, son:

  • Subida espectacular, de unos ocho escaños, del PSE
  • Gran bajada de EA, de unos cuatro o cinco diputados
  • Subida importante del PNV de seis o siete asientos
  • Bajada sensible del PP de unos tres diputados
  • Mantenimiento de EB
  • Aumento de Aralar
  • Posible aunque difícil entrada de UPyD en el parlamento vasco con un escaño
  • La izquierda abertzale heredera de Batasuna no estará presente por prohibición judicial.

Hay que manifestar que existen dos cuestiones que extorsionan los resultados, la anulación de las listas de D3M y Askatasuna y la distribución del mismo número de escaños en las tres provincias de Euskadi.

La anulación de D3M y Askatasuna beneficia a los partidos centralistas, PP y PSE, pues de otra forma no podrían nunca, sumando los escaños, llegar a la mayoría absoluta.

La distribución de escaños, veinticinco por provincia, beneficia ampliamente a Alava con 306.000 habitantes y perjudica gravemente a Vizcaya con 1.137.000 habitantes. Lo que quiere decir que, una vez más --al igual que ocurre con la ley electoral-- hay un déficit democrático que hace que un voto en Alava valga casi por cuatro de Vizcaya. Una diferencia tremenda que se carga la ley primera de la democracia: Un hombre, un voto. Y esto permite que aunque en el número de votos válidos PP más PSE se queden lejos de la mayoría absoluta, puedan conseguir la mayoría absoluta de escaños.

Y con estos mimbres, ¿qué cesto se puede hacer? Llega el quid de la cuestión. Como se sabe en la composición de un gobierno hay que tener en cuenta dos premisas, una matemática, pues el número de diputados es fundamental para gobernar y otra, cualitativa, y aquí hay que hablar de componendas que no entren en contradicciones ideológicas. Y desde luego sólo hay dos posibles partidos que puedan conseguir la lehendakaritza: El PNV posible vencedor en votos y escaños y el PSE segundo partido.elecciones-vascas-2009-tri

El PNV ya ha manifestado su intención de repetir el tripartito, siempre que matemáticamente sea posible. Parece difícil y hay más probabilidades si se extiende el pacto a Aralar. Otra posibilidad es pactar con el PSE. Con el PP ya ha declarado que de ninguna de las maneras. Quedaría la última posibilidad, gobernar en minoría con apoyos puntuales, siempre con permiso de los demás.

En el caso del PSE la cosa no tiene nada más que dos salidas salvo que gane, o pacta con el PNV o gobierna con el consentimiento del PP. Ninguna de las dos parecen que sean fáciles, según lo manifestado por el candidato socialista. Si pacta con el PNV, parece que sólo lo haría con la cabeza de Ibarretxe en bandeja de plata, cosa que creo que no acepte el PNV. En el caso del PP, el PSE no creo que pacte un gobierno, pero sí puede dejarse querer y que el PP permita con sus votos un presidente socialista, sería devolver la navarrada, aunque el aval del PP, después de lo que ha llovido y sigue cayendo, será muy difícil de entender.

Si el PSE cumple lo que ha dicho su líder y he apuntado anteriormente, será difícil que gobierne pues está negando las casi únicas posibilidades que tiene. Ya veremos si cumple su palabra.

Esto es lo que hay, ahora voy a decir lo que me gustaría que ocurriera. Lo ideal, bajo mi punto de vista, es que EB consiguiera mejorar sensiblemente sus resultados, ya que es la izquierda transformadora y lo ha demostrado en su competencia en el actual gobierno: La vivienda. Y hoy más que nunca se necesitan políticas económicas que transciendan las que desde el PP y el PSOE se definen para salir de la crisis, que son más de lo mismo. Como parece muy improbable que EB gane, lo que preferiría sería un gobierno de izquierdas, el PSE con EB y Aralar, aunque esta suma puede quedar lejos de la mayoría absoluta. La otra posibilidad es la del cuatripartito encabezado por el PNV, opción que me gusta menos, pero que vistas las circunstancias, ha permitido hacer a EB una política de progreso y autónoma en su área.

Y, la solución en breve. Euskadi está a punto de salir al salón. Así es que a esperar lo que debe ser, o sea lo que voten los ciudadanos.

Salud y República

13 comentarios:

Selma dijo...

He leído con mucha atención tu análisis sobre el complejo panorama que se vislumbra tras las elecciones, aprendo contigo, siempre.. Espero tu Entrada sobre las mismas con impaciencia dentro de 6 o 7 dias...

un beso, Rafa.

Jose dijo...

Aunque no estoy mu al tanto de la política en Euskadi, estoy de acuerdo con usted, un gobierno PSE, EB y Aralar sería lo ideal, ya que como dice, EB está haciendo un buen trabajo.

Jose dijo...

"Aunque no estoy mu al tanto..."

muyyyyy al tanto

fernando_mh dijo...

Dos matices, don Rafa, y un agradecimiento.

Primer matiz-consejo: no se crea demasiado las encuestas, mayoritariamente elaboradas y convenientemente aderezadas, edulcoradas y cocinadas por la voz de su amo. Ni la bajada de EA será tan fuerte, ni la subida de PSOE tan espectacular. Los cambios en Euskadi no son nunca tan bruscos, esta sociedad está muy políticamente sectorizada, y los cambios de voto son contados.

Segundo matiz: considerar al PSOE como "de izquierdas", al menos en Euskadi, es mucho decir. Las políticas que desarrolló y sigue impulsando en las instituciones que gobierna, en muchos casos, son más conservadoras que las del PNV, que, por cierto, nada tiene que ver con conservadores y liberales del resto del Reino. Son cristianodemócratas, que es otra cosa muy distinta. Así que ese supuesto gobierno "de izquierdas" requeriría un fuerte contrapeso (hacia la izquierda) para hacer variar el rumbo derechoso del PSOE, que hoy por hoy coincide más con el PP que con EA, Aralar, EB o incluso el sector más socialdemócrata del PNV.

Y el agradecimiento, por sus buenos deseos. Desde Euskadi valoramos y agradecemos sus ánimos. Gracias de corazón. Y como nos dijo el pasado sábado el camarada Anguita, no necesitamos suerte: sólo justicia ;-)

Naveganterojo dijo...

Una vez mas, estoy con selma, he leido con atencion lo publicado pues no estoy muy puesto en la politica vasca, y sinceramente, creo que las opciones que das para formar gobierno son muy validas, todas ellas tienen una oportunidad de gobernar,(excepto,y es una opinion muy particular, la union PSE- PP).
Salud y republica

__MARÍA__ dijo...

Lo que yo aprendo contigo...

Besos

RGAlmazán dijo...

Gracias Selma siempre tan generosa conmigo. Un beso.

Sí ese sería el que yo preferiría en primer lugar, aunque me temo que Patxi López no piense lo mismo y que además matemáticamente sea muy difícil.

Fernando, he consultado las encuestas de 2005 y no hubo variaciones sensibles entre previsiones y resultados. Sí, sé que muchas de las políticas del PSE y del PSOE dejan mucho que desear desde la izquierda, pero no puedo olvidar que la base, los militantes, al menos yo conozco algunos son más de izquierdas, o menos de derechas, que los que conozco del PNV. Pero también mi conocimiento del País Vasco es seguramente inferior al tuyo y tus experiencias deben contar lógicamente. Lo importante es que EB aumente la representación para que si entrara en el gobierno pudiera tener más fuerza y cumplir compromisos de izquierda transformadora.

Navegante, ojalá que no tengamos que hablar de un acuerdo PP y PSOE, pero el PP ya ha dicho que sí apoyaría el PSE y el PSE, aunque Patxi ha dicho que no, se está dejando querer hablando del cambio y de que Ibarretxe no puede seguir siendo lehendakari.

María, guapa, gracias pero ya quisiera yo... Sólo opino. Un beso

Salud y República

Adanero dijo...

Lo interesante, y por qué no, también divertido del día después van a ser los rosarios de "donde dije digo dije diego" que se van a escuchar. Me temo que los resultados y los posibles pactos que de ellos se deduzcan van a hacer que más de uno se olvide de todo lo dicho en campaña sobre que si contigo sí y que con el otro no.

Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Yo pienso que el PSOE lo va a tener muy difícil para poder gobernar en el País Vasco, y si la opción es gobernar con el apoyo del P.P., va a ser un apoyo envenenado que le va a condicionar permanentemente la acción de gobierno.
Lo verdaderamente importante es acabar con el frentismo y gobernar para toda la sociedad vasca, no solo para los nacionalistas o para los no nacionalistas. No superar esta haría inviable cualquier reforma del estatuto y volveríamos de nuevo a otras versiones de Planes Ibarreche.
Salud, República y Socialismo

June Fernández dijo...

He leido con gran interés, por razones obvias, tu análisis (bueno, si no fuera vasca también me habría interesado, claro). Me parece muy completo y acertado. Estoy de acuerdo con el ideal de un gobierno de izquierdas PSE-EB-Aralar. Sabemos que no será posible.

Es cierto que EB ha aportado al Gobierno tripartito grandes dosis de progresismo, que se han reflejado en cuestiones como las políticas de vivienda, el discurso respecto a la inmigración o el respeto a la diversidad sexual. Sin embargo, no digo mi opinión sobre Madrazo porque me arriesgo a una querella. Bueno, qué leches. Me parece que es un corrupto entre otras muchas cosas y que está haciendo mucho daño a EB. Yo coincido más con el sector crítico y la gente que se ha desafiliado. Madrazo a desilusionado, decepcionado y herido a mucha gente. Es lo que he visto muy de cerca.

Así que, muy a mi pesar, porque me jode sentir que me he quedado sin partidos que me representen, he decidido no votar a Ezker Batua. En realidad, no es una decisión en firme y le sigo dando vueltas. Por lo tanto, creo que me abstendré, ya que la izquierda abertzale pide el nulo y no va conmigo votar a un partido minoritario que ni conozco, tipo Los Verdes y demás.

Por otro lado, creo que urge sacar al PNV del poder. Estoy harta de Ibarretxe, de que el Gobierno vasco sólo represente a los nacionalistas, que incluso la televisión sólo represente a los nacionalistas. No votaré al PSE porque hay diferencias insalvables que me lo impiden, pero he de reconocer que me alegraré si el PNV no gobierna.

Pero bueno, es todo muy complejo. Si desde fuera se ve complejo, imagínate aquí, que se mezcla con las vísceras, con el miedo que se nos ha metido a los partidos "españoles", con la rabia y el miedo que provoca ETA... Muy complejo.

Un abrazo.

Bender dijo...

El PSE está a la derecha del PNV, que ya es decir. Por otro lado Aralar no va a estar en ningún gobierno, ni en ese, ni en el tripartito.

Carles dijo...

Lo que evidencia tu detallado desgranar es que, pase lo que pase, el resultado será un fraude democrático, una burla a los derechos humanos y al concepto elemental de la soberanía popular, como todo lo que hay en este urdangarín. Áraba, llena de funcionarios madrileños y de censados en Cantabria o Burgos, decide por encima y pisoteando al resto de Euskalerria. Con el AVE los caciques podrán ir, votar por sus corruptelas, y volver al barrio de Salamanca en un momento.
La náusea....

Maripuchi dijo...

Ya están los de siempre poniendo al PSE-PSOE a la derecha de la derecha...

Raca raca raca raca