02 febrero 2009

El Banco de Inglaterra y las mujeres

Oigo en la Cadena Ser, ahora mismo, una noticia interesante, que quizá puede acabar con la crisis. Es ni más ni menos que del Banco de Inglaterra.

Y es que esta joya de la corona británica se pone “al día” y acaba de dar órdenes estrictas de cómo deben ir sus empleadas a trabajar. Se ve que la cosa se desmadraba y resulta que ha lanzado una circular poniendo los puntos sobre las íes.

Así es que dice que sí, que las mujeres pueden pintarse los labios, pero cuidado nada de tacones –hay que ir con zapatos bajos—, y menos con minifalda –hay que libra esterlinademostrar “decencia”—pues si no, en vez de empleadas pueden parecer prostitutas.

No nos parece mal que este banco se dedique a atajar la crisis, que sin duda viene de cómo visten y se arreglan las mujeres, porque este mismo banco ha demostrado su perfecta supervisión, su claros razonamientos financieros y su seriedad al actuar durante los últimos tiempos. No en vano ha colaborado en colocar a su país en una situación muy crítica, cercana a la quiebra, que sólo ha sido superada en Europa por Islandia y por Irlanda. Hoy la libra, gracias a estos talibanes financieros británicos, está más baja que nunca, habiendo pasado de 0,65 Libras por 1 Euro a 0,92 (o sea una devaluación de un 25% en un mes y medio).

Ya era hora de que estos banqueros ingleses utilicen todo para levantar su país. Todo, incluido las mujeres. Que ya verán como al final dirán que tienen la culpa de la crisis.

Salud y República

9 comentarios:

Freia dijo...

¡Efessstivamente!
¡Menos minifaldas y tacones, hombre por diox!, que lo que ha provocado la crisis es la falta de decencia... lo que no especifican es qué falta de decencia.
Un abrazo

Sota dijo...

Curioso...

De toda la vida se ha dicho que en tiempos de crisis la ropa tendía a ser larga y pesada, y en tiempos de bonanza arreciaban escotes, minifaldas, transparencias y demás sicalipsis. No podría el permitir esos últimos vestuarios ayudar a superar la crisis (o al menos hacerla más llevadera a base de alegrar la vista), digo yo?

Sònia... no tan fiera... dijo...

jajja esa ironía de buena mañana ya va bien. El caso es ponerse manos a la obra con tonterías, a ver si así a la gente se le olvida que son unos inútiles..

Ya lo único que falta es llegar al banco a intentar sacar dinero y encontrarte a todos sus empleados en plan gris y deprimidos... Quién les habrá enseñado estas tácticas??

Besos!!!

RGAlmazán dijo...

Hola Freia, guapa. Pues sí, el descoque culmina siempre en crisis. ¡A taparse, hala!
Un beso.

Oiga D. Soto es usted un atrevido. Aunque no diría yo que no... Habría que comentárselo al Banco de Inglaterra.

Lo de los empleados en plan gris y deprimidos ya se encuentra. Cada vez tienen un salario más justito y unas condiciones de trabajo peores, así es que mucho me temo que no estén para tirar cohetes. Un beso.

Salud y República

Augusta II dijo...

Cinturón de castidad y hábito. Eso es lo que tenemos que llevar las mujeres para paliar la crisis. Que es que somos muy pelanduscas, joder.

Si se escuchan tonterías con cierta estabilidad, imagínense en tiempos de crisis. Hay que ver...

canuit dijo...

Pues que hagan como mi hermano que en el año 80 lo querian castigar poque iba en zuecos, vaqueros y niki. Algo impensable en la banca de aquellos dias.
Así que tacón de aguja y nififalda, no solo para joderlos si no también para que se tiren de los pelos.
El Canuit

Adanero dijo...

Me llega una noticia de última hora en la que se dice que los directivos del Banco de Inglaterra han recomendado a los propios directivos (o sea, a si mismos) no vestir de traje caro y corbata de seda, no llevar relojes tipo Rolex, no comprarse coches de lujo y no vivir en viviendas que superen los 300 metros cuadrados. Con esta medida se intenta evitar que parezcan banqueros. Que con la que está cayendo lo mejor es pasar desapercibido y echarle la culpa al empedrado.

Un saludo con tacones y minifalda.

suso ferrol dijo...

La crisis no es el debate como alguno pareció interpretar.Es un paso atrás en las libertades de la mujer,es lo que pretenden los gobiernos de derechas...retraernos,manipularnos,manejarnos.
Pero los pueblos se alzaran otro mundo es posible

Antonio Rodriguez dijo...

¡Como que falda y pintarse lo labios! Un burka, eso es lo que deberían llevar todas las empleadas del Banco de Inglaterra para no incitar y distraer a los clientes de la City.
Menos miramientos obsenos y más dejar la pasta o la libra en la caja del banco. ¡Hasta ahí pudieramos llegar! Que un banco es una cosa muy seria.
Salud, República y Socialismo