28 mayo 2008

Podemos decir…

Podemos decir que estamos muy contentos de que el Partido Socialista casi no necesite a nadie para gobernar. Podemos decir que este país es aconfesional. Podemos decir que nuestra relación con USA es buena pero guardando las distancias. Podemos decir que somos muy progresistas. Podemos insistir en nuestros logros. Podemos seguir diciendo que no hay crisis sino desaceleración. Podemos hacer lo que queramos, no hay oposición. Podemos seguir hablando siempre de que estos chicos peperos tienen lo que se merecen. Podemos seguir autocomplaciéndonos.

Pero la verdad dice que, ayer se ha dado un paso más en perpetuar el estado confesional–a pesar de la Constitución— entre CiU, PP y PSOE; que el año pasado con Zapatero al frente han salido, como mínimo, dos aviones desde Rota a Guantánamo, haciéndose el gobierno español cómplice de la mayor vergüenza contra los derechos humanos del primer mundo. Que cuando un ministro dice “gobernar el fenómeno de la inmigración reforzando su vinculación con las necesidades del mercado laboral” es porque se van a endurecer seriamente los derechos de los inmigrantes. Que ya no hay oposición desde la izquierda, por culpa de esa izquierda y también de una ley injusta.

Lo que pasa es que a mi modesto entender, seguimos en un país confesional. USA sigue siendo nuestro amo y señor. No cumplimos y cada vez estamos más lejos del protocolo de Kyoto. Nos pasamos por el arco del triunfo el 0,7 del tercer mundo. No tenemos una ley representativa de los votos que se obtienen. No hay intención de abordar la reforma de la ley del aborto. Se dilatan constantemente las medidas para evitar accidentes laborales. No tenemos ocasión para votar la jefatura del Estado. Quizá alguno de nosotros quisiera decidir libremente cuando ha de dejar este mundo. Y pienso, sin ánimo de ofender, que los principios deberían estar por encima del miedo electoral. Y yo a eso lo llamo: carencias democráticas. Pero, no me hagan caso. Soy un iluso. Estas cosas son tontería, pura utopía y ya se sabe: no debemos salirnos del marco, porque si no, no saldremos en la foto.

Salud y República

8 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

Sólo le diré que es, en mi humilde opinión, la mejor entrada que ha escrito usted en mucho tiempo. Bien escrita y, sobre todo, muy bien pensada.

Selma dijo...

Buenas noches Rafa!

Puedo decir... que me lo esperaba.
Todo, aúnque en un comentario que hice pre o post elecciones, no recuerdo bien, en que decía que ojalá fuera menos rosa esta legislatura comparando con la anterior, pero a la vista está ni rosa ni nada...veo en cambio,indignada, mucho naranja en estos aviones, mucho purpurado and co llevandose más del 0,7 % mucho... para que seguir...

Un beso cariñoso Rafa, pero fuera del marco...

Gracchus Babeuf dijo...

Yo soy otro iluso.

Pero nos niegan, hasta como compañeros de viaje.

fernando_mh dijo...

Estupendo alegato, don Kabila.

javierM dijo...

Totalmente de acuerdo, D. Rafa.
A mi el psoe me recuerda al partido peronista. Hay un ala de izquierdas que está fuera del poder, que es la que nos suele sacudir cuando sacamos los pies del tiesto y ponen a dios y alá como testigo de que ya no tienen izquierda por la izquierda. Lo malo es que esos buenos socialistas pintan menos que la Cicciolina en el Concilio de Trento.

Salud

m.eugènia creus-piqué dijo...

Madre mía, cuantas cosas por hacer ! y nadie mueve un dedo ! Pues tendremos que ir esperando a que alguien algun día ponga manos en la masa y comience a cambiarlo todo, pero quien será éste atrevido ?

Dionisio García dijo...

Muy bien por su artículo de hoy. De él destaco esta frase: “Los principios deberían estar por encima del miedo electoral”. La destaco porque, anteayer, a propósito de principios y éxito electoral y con motivo de la dichosa crisis del Pepé, doña Esperanza Aguirre soltó la siguiente perla: "Los resultados [electorales] demuestran que estamos en el buen camino, por eso [subrayado mío] debemos seguir defendiendo nuestros principios y valores [...]”. Más claro, agua: Si los principios no dan buenos resultados, pues al diablo con ellos. Es lo de don Groucho Marx, pero dicho con muchísima menos gracia: “Estos son mis principios, pero si no le gustan, tengo otros”

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Rafa, muy buen post. Felicidades.

A propósito de los principios, cada vez me causa mas sosiego la frase atribuida a Groucho Marx :

"Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros."

Un abrazo y calma, Bastante calma.