06 junio 2012

RTVE vuelve a ser una televisión de partido

No creo que me acusen de no haber atacado a Zapatero durante su presidencia. Siempre que he creído que se ha equivocado lo he dicho. Sin embargo he de decir que una de las cosas que hizo bien fue el saneamiento democrático de RTVE.

Gracias a las medidas tomadas, el presidente del ente había que acordarlo y aprobarlo al menos por 2/3 del parlamento. Además consiguió que la RTVE adquiriera una independencia que nunca, anteriormente, había tenido, ni gobernando tirios ni haciéndolo troyanos.

RTVE ha obtenido premios, durante los últimos seis años por su calidad en la programación y su objetividad en la información. El nivel alcanzado por esta institución será difícilmente superado, ha llegado a ser digna discípula de la televisión pública ejemplar, por antonomasia, la BBC.

Pues bien. Todo eso es historia. El gobierno pepero se ha cargado esos principios de un plumazo. En primer lugar, ha cambiado la ley para no tener que pactar el presidente de RTVE, puesto que ahora basta con que lo apruebe la mayoría absoluta del parlamento. O sea el partido popular decide sin tener que pactar nada con nadie. De hecho ya ha nombrado a un nuevo presidente –pasando el rodillo parlamentario--, que nada tiene que ver con el periodismo, y que viene a hacer política.

Entre otras cosas, volverán los anuncios. Dejarán de producir series que hoy tienen una gran audiencia. Y lo que es más grave, vuelven a una televisión partidista, sectaria, estilo URDACI. Una televisión donde impere la propaganda del partido en el poder. Donde la información sea parcial, donde no haya apenas sitio para la oposición. Ese es “su modelo de televisión”.

Y, naturalmente, en esta desgraciada nueva etapa verán como sobran nombres que han hecho al ente importante. Se cargarán a Fran Llorente, director de informativos, el mejor que ha tenido RTVE, también echarán a Ana Pastor (la periodista, no la ministra, ¡ojalá!) y seguramente a Juan Ramón Lucas y Tony Garrido de RNE. Y más, caerán muchos más. Por una sencilla razón, quieren siervos y no periodistas independientes y tienen que colocar a personal de Intereconomía que hoy está casi en la ruina.

RTVE, trabajadores

Desde aquí quiero dar las gracias a estos periodistas que han hecho de la radio y la televisión pública un medio plural y profesional, alejada de mandatos políticos, y que ahora se marcharán por mor de una ideología seudo-democrática que impone el sectarismo pepero a la profesionalidad.

Así es que preparémonos para asistir a un dislate más de este gobierno. Uno más, que por desgracia, no será el último y que viene a sumarse a esta vergonzoso retroceso democrático que estamos sufriendo.

Porque no es sólo que están hundiendo económicamente el país, además nos están retrotrayendo a años oscuros donde la democracia era un deseo y no una realidad.

Al menos, denunciémoslo y que no cuenten con nosotros entre su audiencia.

Salud y República

11 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Lamentablemente ocurrirá como bien señalas y dejjaremos de tener una televisión seria y democrática. Colverá TVE al estilo de Telemadrid, una cadena indecente y partidista.
Un beso

María A. Marín dijo...

Verdaderamente es un disparate lo que ha pasado con la rtve.
Más que un rodillo, los del gobierno han pasado una apisonadora "king size"
Durante el gobierno del ínclito Ansar dejé de sintonizar el ente por su exagerado tinte gubernamental, veremos a ver ahora si voy a tener que "revolear" la radio y la tele por encima de la tapia.

Besos

Dilaida dijo...

Era de esperar, tienen que colocar a los suyos y adoctrinar al personal. A mi no me sorprende nada. Estos tienen unas pautas siempre fijas y no se apartan nunca del camino.
Bicos

mariajesusparadela dijo...

Adoctrinar y esconder verdades.
Esa será la TVE.

Genín dijo...

Si, estos han dado un verdadero golpe de estado a la tve libre, que de momento queda en sus manos, como a ellos les gusta, como lo hacen todo, lo menos democráticamente posible...
Salud

Líster dijo...

Los recortes trascienden del ámbito económico y social al del derecho a la información.

Sólo falta que recuperen a Acebes.

S y R

Antonio Rodriguez dijo...

El P.P. no cree en la libertad de la prensa pública. No ha nada mas que ver lo que es la televisión pública en Madrid o en la Comunidad Valenciana.
Ahora con esa mayoria absoluta de la que disfruta se cargan el mejor modelo de televisión pública que hemos tenido desde la transición.
Salud, República y Socialismo

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Un ejemplo de la censura que habrá a partir de ahora es ver cómo no hablan absolutamente nada de los mineros asturianos.

Carlos Galeon dijo...

Desde el momento en que aprobaron la ley para nombrar el presidente por mayoría absoluta en lugar de los 2/3 que eran precisos antes, y por tanto que exigían un consenso, se vio que la idea del Partido Popular, era convertir la televisión pública en su propio aparato de propaganda y adoctrinamiento; algo similar al NO-DO de los tiempos del franquismo. Tal vez, hasta vuelva el impresentable Urdaci.
Salud.

Dean dijo...

Hace ya muchos años que la televisión se quedó aparcada en un rincón con telarañas. Hoy la lucha es con los hijos para que logren distanciarse de ella y buscar otras fuentes de información menos manipuladas y nocivas.
Un saludo.

Todo puede suceder dijo...

RTVE puede perder todo el prestigio que había conseguido en la etapa de Zapatero. Sólo espero a que desaparezcan algunos de los buenos profesionales para abandonar este ente. Una verdadera pena. Los partidarios del PP tienen que estar frotándose las manos de gusto