23 junio 2012

Golpe de Estado en Paraguay

Lo llamen como lo llamen, aunque esté previsto este tipo de juicios a los presidentes en la Constitución paraguaya, lo ocurrido ha sido un Golpe de Estado. Así lo han reconocido prácticamente todos los países iberoamericanos. Desde Brasil a México, pasando por Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Venezuela o Perú.

Se ha acusado al presidente, Fernando Lugo, hoy ya expresidente por obra y gracia del Senado paraguayo, de connivencia con los grupos de campesinos que intentan recuperar sus tierras, adjudicadas por gobiernos anteriores a familias de terratenientes.

Fernando Lugo

Se ha producido un golpe de Estado ilegítimo. Paraguay es un país donde ha gobernado desde hace décadas el partido colorado, un partido conservador con tendencias antidemocráticas y defensor de los privilegios de los poderosos: terratenientes, multinacionales, Iglesia católica, ejército y otras fuerzas del orden.

Los cuatro años que llevaba Lugo en la presidencia, se ha visto presionado por los grupos de poder de todo tipo. Empezando por su propio partido cuya pretensión no iba tan lejos como hacer una reforma agraria. Su único aliado ha sido el pueblo, que hoy ha salido a la calle a manifestarse y llorar por la ausencia de su presidente, el que ellos eligieron democráticamente.

Lugo se marcha forzado, después de un juicio al que le ha sometido el parlamento paraguayo en veinticuatro horas. Sin haber dejado tiempo para su defensa y donde se le ha acusado, después de un episodio de ocupación de tierras, por parte de los campesinos de una propiedad --injustamente adjudicada a una familia terrateniente—, en el que se produjeron diecisiete muertos, seis policías y once campesinos.

Hoy, Iberoamérica ha retrocedido. Cuando parecía que los tiempos de los golpes de Estado quedaban lejos, se ha vuelto a repetir la historia, la desgraciada historia. Más sofisticada si cabe y menos cruenta, desde el parlamento, pero con el mismo resultado, hacerse ir a quien defiende los intereses de los más necesitados. La excepción que ocurrió en Honduras con Manuel Zelaya, hace tres años, se ha vuelto a repetir.Golpe de Estado de Paraguay

Su sucesor –F. Franco se tenía que llamar— no será reconocido por los países de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) que además pretenden poner sanciones a Paraguay, hasta que vuelva a los cauces democráticos.

Fernando Lago ha aceptado la decisión del Senado, no ha querido montar una defensa en la calle que podría haber terminado en una situación cruenta. Sin embargo, de forma espontánea, se han organizado manifestaciones a su favor, de campesinos y de gente humilde, en Asunción, que protestan contra este golpe.

Lugo acabó con 61 años de gobierno del partido colorado –prácticamente una dicta-blanda—pero ha tenido un gran defecto --una característica que podría parecer una virtud--, su talante dialogante y democrático que le hizo llegar a tener también ministros del partido oponente. No pudo, debido a la fuerte oposición, hacer la reforma agraria que pretendía. Sin embargo, este ex-obispo consiguió poner en marcha un sistema de salud que llega a casi toda la población y entre otras medidas sociales, otorgó un subsidio a 20.000 familias que están en la extrema pobreza. Estas medidas siempre tuvieron la oposición de la derecha, una derecha ultramontana que no ha cesado hasta deshacerse de él.

Mientras tanto, es curioso observar cómo USA y España no condenan el golpe de Estado y se limitan a desear que se respete la institucionalidad democrática. O sea que dan su apoyo al nuevo gobierno. ¡Qué vergüenza!

Salud y República

P.D. Acabo de leer que España, Alemania y el Vaticano han reconocido al nuevo gobierno. Nuestro “querido gobierno” no ha podido ser más rápido. Otra ofensa más a Iberoamérica, donde la mayoría de países no lo quieren reconocer. Está claro que no les disgusta lo ocurrido.

13 comentarios:

Neogéminis dijo...

Efectivamente ha sido un golpe de estado velado. Si bien se lo acusa por inoperancia durante el proceso de desalojo de las tierras, haciéndolo directamente responsable de la muerte de 17 personas, lo cierto es que detrás del supuesto juicio político -sumarísimo, apenas 24 hs, tengo entendido- los intereses políticos de los grandes terratenientes han movido los hilos para que todo se precipitara. Cuando vi la cara del vicepresidente asumiendo el cargo de la presidencia en reemplazo de Lugo, tuve la convicción que todo había sido una maniobra montada para sacarlo del poder. En lugar de mostrarse adusto, condolido por la dramática situación en que se debatía el gobierno al que él -en teoría al menos- pertenecía, se mostraba exultante poniéndose la banda presidencial, saludando a los amigotes y haciendo ostentosas señales de victoria hacia quienes terminaban de echar al hasta ese momento "su" presidente.
Copio algunos datos ilustrativos de lo que acabás de contar:
"La BBC dice que el juicio se inició luego de los violentos enfrentamientos en Canindeyú, provincia del este de Paraguay, cuando cientos de agentes de la policía trataron de desalojar a 150 campesinos sin tierra de una finca propiedad de un empresario que también es un oponente político de Lugo.

El desalojo se intensificó y los campesinos abrieron fuego contra la policía.

Los agricultores han argumentado que la tierra fue tomada ilegalmente durante el gobierno militar de 1954-1989 del general Alfredo Stroessner, quien distribuyó unas 6.7 millones de hectáreas confiscadas entre sus aliados.

Los conflictos sobre tierras no son inusuales en Paraguay, donde una pequeña fracción de la población posee el 80% de la tierra."

Muchas gracias por hacerte eco de estas injusticias que padecemos en estas latitudes.

Mª Mercè dijo...

Rafa...
Mónica...

Gracias por haceros eco de lo que ha acontecido en Paraguay.

Os doy las gracias por sentirme medio paraguaya y no tener, en este momento, la cabeza para hacer una sabia reflexión como habéis hecho.

Un fuerte abrazo!

Genín dijo...

Yo no digo nada, el tío era un cura y yo de estos en política, no me fio ni un pelo...
Salud

Luis Angel Aguilar dijo...

Buena entrada Rafa. Yo ya lo di anteanoche (antes incluso que Público), en mi blog http://luisangelaguilar.blogspot.com.es/2012/06/golpe-de-estado-tecnico-contra-lugo-en.html
Pues me escribían asustada la gente de allá.
Una razón mas para ir a nuevos procesos constituyentes. Saludos

Eastriver dijo...

Totalmente de acuerdo... Pero me cuesta tanto entender que estas cosas sean legales y que nadie las denuncie antes de llegar la sangre al río... No sé, desconozco la historia y el día a día de Paraguay, es probable que esto se denuncie ahí, pero me cuesta entender que la gente no se queje por tener una constitución que permite estas cosas que pueden ser usadas de forma torticera e interesada.

Me sumo a la queja, evidentemente. Me recuerda un poco el caso de Manuel Zelaya en Honduras hace unos años. Bueno, y siguen pasando estas cosas: presidentes incómodos depuestos. Poco podemos hacer: digámoslo pues bien claro y con todas las letras. Depuestos de forma ilegal por resultar incómodos. Ausencia absoluta de democracia, por tanto.

Neogéminis dijo...

Acabo de escuchar que el primer Estado en reconocer el gobierno de Franco (así se llama el vice venido a presidente)ha sido el Vaticano!

mariajesusparadela dijo...

Ayer vi en la sexta a los países hispanos negándose a reconocer al nuevo gobierno.
A la iglesia (con la iglesia hemos topado), siempre al lado de los poderosos, el grano en el culo de Lugo la tenía bastante fastidiada: y ahí está el vaticano...demostrándolo.
Menuda herencia hemos dejado por allá, con aquella religión impuesta a sangre y fuego, al lado del poder.

Dean dijo...

Es obvio que no vamos a escuchar a los USA diciendo que ellos han puesto ese gobierno allí por cuestiones estratégicas y que a España y su Repsol les viene de perlas. El mundo se sigue manejando igual que siempre, la diferencia es que hoy nos enteramos en vivo y en directo, no nos creemos las mentiras de los medios, pero como siempre, seguimos sin hacer nada al respecto.
Un saludo.

María A. Marín dijo...

La verdad es que sabía poco de Paraguay y su gobierno.
Si es tal como lo detallas en tu entrada, es un golpe de estado.
Seguiré las noticias sobre este país que no es de los más ricos y democráticos de América precisamente.
Gracias por informar.

Besos

Camino a Gaia dijo...

Dios lo cria y ellos solos se juntan.
La Iglesia siempre ha sido la institución encargada de pastorear a los ciudadanos para devolverlos sumisos a sus explotadores.
Un saludo

Antonio Rodriguez dijo...

En el interior la iglesia catolica se ha apresurado a reconocer al dictoblando F. Franco. No podía ser de otra manera. La iglesia siempre del lado del poder, pero del poder más reaccionario. Y lo mismo decir del nacionalcatólico gobierno de Rajoy y del católico estado del Vaticano.
Veremos hasta donde aguanta el rechazo de los paises sudamericanos.
Salud, República y Socialismo

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Un golpe de estado, bueno ¿y qué? Lo de Honduras también fue un golpe de estado en plena regla y ahí sigue el tio y Manuel Zelaya exiliado.
Mientras Europa siga mirando hacia otro lado en estas ocasiones, seguiremos en las mismas.

Cuando El Vaticano reconoce al nuevo gobernante, es que sobran las palabras

Gastón Avale dijo...

Retroceder es el gran defecto de los que no pueden aprender nada en la vida. Un post muy bueno. Un saludo