13 junio 2012

Rafael Blasco: Del FRAP al PP. Próximo imputado

Hablamos del camaleón que de más colores se ha vestido y que ha perdurado, a pesar de sus actuaciones dudosas, cambiando de ideología como el que lo hace de traje.

Su afán ha sido siempre mantenerse en el poder, en el partido que sea. Él está por encima de ideologías, su interés y el de sus amiguetes es el que le ha mantenido en la política. Eso sí, es un tipo soberbio incapaz de reconocer un error y miente como un bellaco.

Empezó estando en el PCE (m-l), para pasar al FRAP, después durante la transición, oliendo el poder como suele hacer, se agarró al PSPV y fue consejero con Lerma, más tarde éste le cesó por una trama oscura de recalificación a cambio de dinero. Posteriormente, se subió al carro del poder y se apunto a ganador, afiliándose al PP valenciano, fue consejero con Zaplana, Oliva y Camps, y en el último gobierno era hasta ayer, el portavoz pepero de las Corts.

rafael blasco

Ahora ha sido apartado de portavoz del PP en las Cortes Valencianas, por su inmediata imputación en el caso de cooperación, por posible malversación de fondos públicos. Y la cosa tiene enjundia, hay veintisiete personas implicadas y seis millones de euros malversados. Partidas que deberían haber llegado a países del tercer mundo, total o parcialmente, se quedaron en manos de altos cargos y ONGs valencianas.

Fue uno de los hombres de Camps, uno de sus favoritos, otro más que terminará también en los juzgados. También estuvo relacionado con la trama Gürtel. Un tipo duro que se forjó dando codazos y que se mantuvo en el poder con tirios y con troyanos. Capaz de tener a su gente en un puño y de cuidar mucho su imagen, dicen que se le atribuye una frase que apostilló a alguno de sus subalternos y que le define magníficamente: «Si queréis entender la política, tenéis que ver El Padrino».

Hoy está a punto de ser imputado. Esperemos que la cosa no quede en aguas de borrajas y que la Justicia actúe y no ocurra como sucedió con Camps.

Es un presunto delincuente pero desde luego es un auténtico peligro público, un profesional de la política, del signo que sea, y uno de los responsables de haber llevado a la Comunidad Valenciana a la ruina, a ser la Comunidad más endeudada y con mayores problemas, una Comunidad que ha sido calificada por las agencias de rating como ‘bono basura’.

La Justicia tiene mucho tajo en Valencia, además de esta causa tiene abiertas la de la trama Gürtel y la del ínclito Fabra. Esperemos que actúe en consecuencia y limpie esta Comunidad de indeseables y corruptos, por bien de los valencianos.

Salud y República

4 comentarios:

Genín dijo...

Aparte de aplicarle jugosos insultos varios muy conocidos, muy merecidos por cierto, a tipos como este se les suele llamar chaqueteros...
Salud

mariajesusparadela dijo...

Si es que todos los mentirosos acaban en el PP

Carlos Galeon dijo...

Mi buen amigo, no confíes en la justicia valenciana, ni en ninguna que se mueva dentro de las fronteras de esto que llamamos España. La corrupción y la ineptitud empiezan por ella, y más si se trata de golpear a la casta mafiosa española. Buena prueba de ello fue cómo acabó Garzón, caso que sirvió de ejemplo y aviso para los demás jueces.
En lo referente a este impresentable, es un enfermo mental (como lo es Pío Moa) que necesita de gran protagonismo, pero aparte, es un ladrón y sinvergüenza, matón y prepotente, sin ningún principio ético, para el que la política es un negocio como otro cualquiera en el que hacer dinero y carrera.
Por mucho que se merezca una condena ejemplar, mucho tendríamos que cambiar las cosas para que tal ocurriera.
Salud.

Dilaida dijo...

Otro impresentable.
Bicos