09 junio 2012

Las conexiones divinas del Partido Popular

Así cualquiera. Contando con designios divinos, con ayudas del más allá, se pueden encontrar soluciones. Ser piadosos o piadosas puede traer beneficios.

Visto que no dan una, los peperos se han puesto a ello con fe y fervor. ¡Como tiene que ser! Y nos encontramos con momentos que pasarán a la historia. Momentos divinos inolvidables.

Así, los cuatro ejemplos últimos, nos demuestran que a falta de ideas para atajar los problemas terrenales que nos acechan, tres mujeres ‘divinas’ y un alcalde ‘de bien’ echan mano de su influencia para pedir que salgamos de la crisis. Y para compensar los constantes errores marianos (me refiero a Rajoy no a la virgen), quieren que intercedan desde el más allá, y que nos traigan las soluciones al más acá.

He de confesar que me importa un pepino las creencias de cada uno, pero sí que me parece jocoso, exhibicionista y lamentable, que los políticos hagan de actos y peticiones, que deberían ser personales e íntimas, un afán desmedido de propagar su fe, de forma pública y de solicitar ayudas celestiales, quizá con el fin de luego echarles la culpa, si no se consiguen los objetivos.

Y he aquí cuatro hechos en los últimos días que lo confirman:
  • María Dolores de Cospedal, se viste de negro, de luto por esta España negra que ella está ayudando a crear, y se pone una mantilla y una peineta, de aquí te espero, para pasearse con su bastón de mando, durante el Corpus y pedir lo mejor para este país. Lástima que el pueblo no lo haya entendido y la hayan pitado durante el recorrido.
  • El Alcalde sevillano, Zoido, hace presente que los sevillanos creen mucho en Cristo y que saben que éste les puede sacar de la crisis. Está claro que no confía que lo haga su partido.
  • Fátima Báez, una mujer ministra que a falta de ideas para solucionar los problemas del paro, no sólo se atreve a patrocinar una reforma laboral salvaje, sino que además pide que le eche un capote la Virgen del Rocío. ¡Cómo debe ser!
  • Y, por último, la piadosa mujer de…, la alcaldesa a dedo de Madrid, Ana Botella que ha ido al Cristo de Medinaceli –seguramente lo habrá hecho con tres coches Audi escoltándola y cuatro guardaespaldas, al igual que hace cuando va a la peluquería— a pedir que se acabe el paro.
Desde luego pedir a las divinidades que se acabe la crisis o que disminuya el paro es una cuestión personal. Hacerlo públicamente para que nos enteremos, demuestra un exhibicionismo tremendo, y una falta de confianza en su propia política. Además, de como podemos ir viendo, es una absoluta inutilidad, los cielos no les hacen ni caso, visto el camino que llevamos, directos, sin escala, al infierno o rescate.

En fin, es lo que tiene la fe de quien tiene todo y pide limosna para los demás, sin importarles un pito lo que ocurra, salvo aparentar que son ciudadanos creyentes, ‘comme il faut’.

Ya sé que no sirve de mucho, pero ¿se habrá enterado esta gentuza de que estamos en un Estado aconfesional y que no hay que mezclar las creencias religiosas personales con la política de gobierno, o ‘las peras con las manzanas’?

Más vale que se dedicaran a gobernar decentemente y sacarnos de esta crisis en la que cada vez nos están hundiendo más. Lástima que no sepan y se tengan que dedicar a pedir a sus divinidades que nos salven de donde nos han metido. Esto es justo lo que ellos entienden por Estado Laico.

Voy a proponer que en las próximas elecciones nos quitemos de intermediarios y podamos votar a quien tiene el verdadero poder. Por un lado, a Merkel y los presidentes del BCE y del FIM, y por otro a las divinidades, vírgenes y arcángeles, puesto que parece que estamos en sus manos para salir de ésta.

Salud y República

7 comentarios:

Paco Piniella dijo...

Viva la Blanca Gaviota !!!!!! Amen

Genín dijo...

Ha sido terminar de leer tu magnífica entrada, ver la ultima foto, y salir corriendo al servicio con la cagalera galopante que me ha entrado!
Salud

Dilaida dijo...

Pues no es mala idea eso de votar a las divinidades, los españoles nos ahorraríamos un montón de millones de euros.
Claro que, en cuanto se enteren sus representantes y patrocinadores lo mismo le asignan un buen sueldo a cada uno.
Estamos en buenas manos, así nos luce el pelo, gobernados por una pandilla de beat@s con cara de reprimidos.
Bicos

Neogeminis dijo...

La verdad es que dan una imagen lamentable
=(

javi dijo...

Entre los obispos y estos me reafirmo en mi ateismo.

Porque si dios existiese y protege a los pobres ¿que sería si los odiase?

Antonio Rodriguez dijo...

Futbol, toros y nacionalcatolicismo, pero sin pan.
Salud, República y Socialismo

Corpi dijo...

Viva la Virgen del Rocío.