01 junio 2012

Amnistía del ladrillo del PP

Este país chusco, de mantilla y pandereta, está llegando a unos extremos impensables. Con este gobierno pepero, el mismo que anunció que nos salvaría no hace tanto, en la campaña electoral, y que nos ha terminado de hundir, se están consiguiendo cuotas alarmantes de desvergüenza e ineficacia.

No voy a repetir todo lo que ha destrozado esta tropa durante los seis meses que llevan, sería largo, penoso y ya conocido. Pero sí que les voy a contar, una de las últimas –seguro que cuando cuelgue este post, habrán cometido alguna otra pifia, van de récord mundial.

¿Recuerdan ustedes la amnistía fiscal que promulgaron? Una amnistía que tenemos presente, ahora más que nunca, cuando tenemos que hacer la Declaración de la Renta, y nos dan ganas de delinquir –si tuviera algo—, para que luego fuera perdonado y pagara menos.

Pues bien, ahora están preparando una amnistía para las viviendas ilegales. O sea todas esas viviendas que se han construido sin permiso –decenas de miles de viviendas--, sobre todo en la costa mediterránea, y que hoy tienen incluso orden de demolición que no se cumple, no sólo no se derribarán sino que se legalizarán. ¡Olé!

Aquí ha funcionado siempre lo del hecho consumado. Así es que en este país, los delincuentes de cuello blanco han sabido bien como hay que operar. Los constructores conchabados con políticos locales, sabían de sobre que una vez que colocaban el techo de la vivienda, nadie se atrevería a tirarla. Y así, miles de viviendas han conseguido estar en playas, en parques naturales, o en zonas de interés turístico de forma ilegal, tan campantes.

En este país no se ha demolido prácticamente ninguna vivienda ilegal. En el mejor de los casos lo que ocurre es que se denuncia, y hasta puede llegar una orden judicial de derribo que nunca se lleva a cabo.

O sea, ahora se trata de premiar a los constructores que se han forrado con viviendas ilegales. Al no ser capaces, o simplemente no querer, acometer el derribo, con esta nueva ley se les va a legalizar.

Viviendas ilegales

Total, premiamos a todos aquellos que se han lucrado con la burbuja inmobiliaria, justo la razón de nuestros mayores desajustes, la que hace que la crisis en España haya sido más fuerte que en otros países.

Pero no importa. ellos a lo suyo. Otra vez a beneficiar a los infractores. ¿En qué cabeza cabe que, en vez de mandar a la cárcel a los responsables, se les autorice la ilegalidad?

Así, no es de extrañar que haya listillos que pretendan volver a la época del ladrillazo, sin importarles nada de lo demás. Ni medio ambiente, ni leyes promulgadas, ni leches. Ellos, a lo suyo, a llenarse el bolsillo.

Y si no, fíjense como vuelven a atacar. Los casos de Valdevaqueros y Marinas de Aguamargas son sólo una muestra de lo que algunos quieren hacer. A sabiendas que la clave está en construir deprisa, antes de que les pillen, porque una vez terminada la promoción, nadie se atreve a tirar las vividendas. Lo más, lo más, te las legalizan. Así es que: ¡Adelante!, a enladrillar España.

Salud y República

9 comentarios:

Antonio Rodriguez dijo...

Este, además de ser un gobierno mentiroso es un gobierno delincuente porque incita a la delincuencia. Eso es lo que significa amnistiar a los que defraudan a hacienda y a los arrasan con los bienes naturales contruyendo de manera ilegal.
Se les está diciendo delinquir porque sale gratis.
Salud, República y Socialismo

Dilaida dijo...

Y a los que nos portamos bien, ¿qué nos van a quitar esta vez?
Bicos

Eastriver dijo...

Tienes toda la razón. Es indignante, pero indignante no de indignarse y ya está, sino de indignarse y salir a la calle, de indignarse y sacar bilis por las orejas.

El otro día escuchaba en los informativos el proyecto para construir un complejo de vacaciones, respetuosísimo con el medio ambiente naturalmente, en una zona protegida, de las pocas que quedan en toda la península. Y salían los promotores y aseguraban que el impacto sería imperceptible. Y estaban los políticos asegurando también que el impacto sería imperceptible.

Bueno, es lo que ya sabemos. A lucrarse. Como tú dices, Olé. (Qué asco)

Genín dijo...

Pero no todo es lucro, por aquí hay mucha gente que en terrenos agrícolas de su propiedad, donde no está permitido, se "construye" un techo para recogerse con su familia porque no tienen ni para pagar un alquiler, en ese caso no entiendo porque no pueden hacerlo en sus propias tierras que cultivan para malvivir, pues la ley no lo permite, y es que hay mucha injusticia, porque ellos si que hacían tierras edificables de un plumazo con pasta de por medio.
Otra cosa es edificar urbanizaciones enteras. En realidad muchos les han votado porque dijeron que legalizarían sus chabolas si llegaban al poder.
El mundo al revés, los socialistas prohibían que los pobres se hicieran su casita en su parcela agrícola, y los peperos consiguen votos permitiendolo.
Hay mucha injusticia y mucho que hablar del asunto.
Salud

Ciberculturalia dijo...

El ladrillazo no sólo vuelve es que la verdad nunca se fue. Y además este gobierno títere y mentiroso ya se encarga de legalizar todos los desmanes habidos y por haber
Besos

RGAlmazán dijo...

Genín, me refiero a las constructoras y las grandes inmobiliarias. Desde luego no me refiero a quien ocupa un terreno rústico lo utiliza para sacar frutos y vivir en él. Hablo de la construcción ilegal de las miles de viviendas que han destrozado la costa, respnsable de la burbuja inmobiliaria y que parece que vuelve.

Salud y República

Dean dijo...

Llevan un ritmo que ya debería estar en el libro Guines de los records, no creo que lleguemos a fin de año sin que el viaje en el tiempo -al pasado por su puesto- sea una realidad; volveremos a esa época oscura de pobreza y desolación que solo puede causar una guerra o un gobierno como este.
Un saludo.

Felipe dijo...

Acabo de leer el editorial de El País y por esta vez le da un sartenaa merecido a este gobierno infame.

Amnistía ladrillera en comparación con aquellas otras personas que han pagado sus tasas correspondientes,dejando a los jueces en el estercolero.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Pero ¿sabes? si se aplica la ley de costas, "villa PP" que está en O Grove, tiene que ser demolida y , pobrecitos, los dueños de los chalets...
Lo que sí es seguro es que caerán las "casuchas" de los que han edificado en su finca rural.