08 junio 2012

Eurovegas o el cuento de la lechera

Queda un mes para que el gran magnate Sheldon Adelson decida el lugar donde se va a instalar el complejo Eurovegas. Ya saben, esa ciudad de juego y otras “virtudes” que pretende hacer otra Las Vegas en Europa.

Una iniciativa que conlleva una absoluta desregulación –de lo poco que queda— de las relaciones laborales y también conlleva cambios en la ley para permitir actuaciones que están prohibidas.

Todo a cambio de una prevista –pero no creíble-- creación de 250.000 puestos de trabajo en condiciones leoninas, mucho más parecidas a las que imperan en China que las de países europeos.

Pues bien, la lucha entre posibles localizaciones está en la cresta de la ola. Que si Alcorcón no puede ser, pero la C.A.M. insiste en traerlo a Madrid. Barcelona sigue dando facilidades, y ahora han salido nuevos novios. Marina d’Or, el complejo turístico de Castellón que quiere rentabilizar la zona y además dice que facilitaría el tráfico del aeropuerto de Castellón –ya saben hoy todavía sin iniciar sus operaciones—, o también Almería que quiere convertir su antiguo desierto para películas del oeste en la ciudad del juego.

eurovegas-escandalo-by-pat

No voy a entrar en la cuestión ética, no estoy por prohibir nada, tampoco el juego o todo lo que puede atraer este tipo de negocio, aunque eso tenga que conllevar una regulación estricta que se quiere evitar. Sin embargo, sí que estoy en contra de que se cree un paraíso desregulado, donde los trabajadores sean esclavos y donde se pueda hacer lo que está prohibido en otros lugares.

Bueno, pues ante esta lucha por hacerse con lo que algunas administraciones piensan que es la gallina de los huevos de oro, el multimillonario inversor, Adelson, ahora sale con que es un proyecto europeo y que no tiene porque ser implantado en España.

La cara que deben haber puesto Aguirre, Más, Fabra y demás interesados en que Eurovegas se instale en sus territorios debe haber sido la de la protagonista del cuento de la lechera, cuando se le cae el cacharro.

O sea, una pelea donde se ha gastado bastante pólvora por hacerse con la simpatía y el favor del gran millonario estadounidense y resulta que lo mismo mañana decide que el complejo se edifique en Budapest, por ejemplo.

Y me parece que esto puede ocurrir, así es que se vuelve a hacer realidad el cuento de la lechera. Después de que los calzones de Mas y las bragas de la lideresa están por los suelos esperando la inyección de dólares y puestos de trabajo, ahora se pueden quedar compuestos y sin novio, con la cara de tontos y viendo como después de haber tragado lo intragable este cuento de hadas ha sido un sueño, sólo eso.

Un culebrón que puede terminar de cualquier forma. Por cierto, no sabemos si las declaraciones del obispo de Getafe serán una declaración de guerra entre Rouco y su amada lideresa. Al menos esta película podría haber traído daños colaterales positivos.

Salud y República

10 comentarios:

María A. Marín dijo...

¡¡Hagan juego señores!!

Besos y ¡buen finde!

Neogeminis dijo...

Totalmente de a cuerdo. En épocas de crisis siempre es bueno recibir inversiones que generen trabajo legítimo, siempre y cuando no pidan exenciones impositivas ni se aproveche para explotar a los trabajadores!...capitales no les falta y si se instalan, que lo hagan cumpliendo todas las reglas!

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Que Espe vende su alma al diablo es sabido.
Ojalá se lo lleven bien lejos.

Dean dijo...

Hoy por hoy lo mejor es que se vayan con su música a otra parte, ya que será tanto lo que van a robar los políticos con este proyecto que es mejor no darles oportunidad.
Un saludo.

javi dijo...

Por mi parte estoy desenado que no lo instalen. Además de saltarse las leyes que les venga en gana, me da un tufillo a timo.

Genín dijo...

Por mi se lo puede meter por donde le quepa el gringo, a la larga será perjudicial...
Salud

Dilaida dijo...

No creo que un proyecto de ese estilo traiga nada bueno.
Bicos

Eastriver dijo...

Berlanga se estará frotando las manos... Bienvenido mister Adelson...

Para mí el Eurovegas es una casa de putas. Tal cual. Vicio, millones. Adelson lo define como un parque temático para adultos, porque para muchos ser adulto significa dejarse millones que previamente has robado, jugar a las máquinas, al bridge y a la ruleta, y ver las rubias como se contonean en bragas encima de una barra. Pero bueno, esto es la especie humana también, aunque no nos guste.

El juego siempre me ha puesto triste. Cuando era joven y estudiante y me apetecía una copa de cava y no tenía para pagarla, entrábamos en un bingo al lado de casa porque en los bingos el alcohol es muy barato. Era desolador: la locutora de los números pone voz de actriz porno y los clientes son ancianos más solos que la una que se dejan la paga con una voracidad tremenda. A mí conseguía ponerme muy triste. Y eso, sin embargo, también es la vida real.

¿Qué pienso del Eurovegas? Pues que será seguramente pan para hoy y hambre para mañana, además de preocuparme todo lo que tú dices de las situaciones laborales. Pero yo creo que sí lo va a poner en España, creo que en Madrid. Y mira, puede que durante unos años las cosas mejores un poco para los madrileños.

Isabel Barceló Chico dijo...

No soy tan confiada como eastriver, en el sentido de que difícilmente puedo imaginar que sea una mejora el que entre un señor con un montón de millones con ánimo de explotar a todos los demás (jugadores y trabajadores y prostitutas, claro está) para doblar su dinero. Para eso ya tenemos la bolsa ¿no? Pretender que se le hagan leyes a medida (urbanísticas, sanitarias,laborales, etc), es decir, que "vendamos" nuestras instituciones o nuestra soberanía para ponerlas de rodillas delante del saco $, me parece un signo de los tiempos. Pero que nuestros dirigentes se plieguen a ello es el colmo de la perversidad. Porque, querido kabila, no son ellos los que se bajan los pantalones: nos los bajan a todos los ciudadanos y ellos se quedan con el culo bien protegido.
Un abrazo muy fuerte.

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Me parece increible que se maten más por traer un puticlub a la ciudad que por traer una exposición de arte. Pero claro, lo segundo no llama a corrupción, especulación y dinero fácil.