27 junio 2012

Ana Mato mata. Ana Pastor paga. Adiós Estado del Bienestar

Mientras que la Sra. Merkel se obceca y dice que antes muerta que sencilla, perdón quería decir que eurobonos –cualquiera sabe si es que tiene un cáncer irreversible o no quiere ceder a ningún precio—, y Mariano de forma lastimera pide clemencia y limosnea ayuda, aquí en este país nuestro seguimos pagando la locura del déficit a costa de todo y ahora ha tocado redondear el medicamentazo.

De ello se encarga la ministra Ana Mato que ¡nos ha matao!, que diría un castizo. Esta opusdeista de pro, tiene un apellido que la delata. Se ha cargado de un plumazo casi quinientas medicinas básicas, dejándolas fuera del régimen de la Seguridad Social.

Un total de 456 medicamentos que habrá que pagar y que antes los cubría la Seguridad Social. Casi nada. Ayer comentaba este medicamentazo pero nunca pensé que fuera tanto el desatino. Resulta que viendo la lista de estos medicamentos, te das cuenta de que te toca pagar casi todo. Porque son los más corrientes.

Mientras, su tocaya y también ministra Ana Pastor ha decidido pagar 290 millones del erario público a las ‘pobres autopistas de pago privadas’, que se ve que están pasándolo mal. Rescatamos empresas concesionarias de autopistas, para que no quiebren las pobres, y dejamos a los ciudadanos sin medicinas esenciales.

Como siempre lo más grave es que además quienes lo pagan más son los más necesitados. Por ejemplo,a partir de ahora si recetan una de estas 456 medicinas, un pensionista tendrá que pasar de pagar un 10% (a partir del 1 de Julio, hasta ese día no pagará nada) a pagar el 100%. Independientemente de la pensión que tenga, lo que es una verdadera salvajada.

El Roto, medicina_thumb[4]

Porque suponiendo que la Sra. Mato tuviera que adquirir alguno de estos medicamentos, no tendrá problemas. Seguro que se lo regalarán los propios laboratorios o si tiene que pagarlos seguro que podrá con un sueldo como el suyo. Pero si el que lo tiene que pagar es un pensionista que tiene la pensión mínima y además una enfermedad crónica, la cosa puede ser seria (sumen a este dislate, que si el jubilado vive en Cataluña deberá abonar además un euro por receta).

Y todo esto ocurre, cuando vemos que:

  • se están gastando millonadas en reflotar bancos, mientras sus dirigentes siguen cobrando cantidades infames.
  • la Iglesia sigue sin pagar un euro y habla de solidaridad y caridad.
  • se piensa rescatar, poniendo dinero público, a las autopistas privadas de peaje porque las pobres no tienen clientes.
  • el ministerio que menos baja su presupuesto es el de defensa cuando es el menos útil.
  • se amnistía a los que han defraudado a Hacienda, en vez de hacerles pagar su delito.
  • las Empresas SICAV pagan un 1% de impuestos, una forma más de evadir impuestos.

Es penoso ver cómo nadie del gobierno es capaz de sentarse a hablar con los mineros por doscientos millones, o cómo se dilapida nuestro Estado del Bienestar en mor de cantidades que se podrían sacar de otras partes, mientras se rescata a concesionarias de autopistas. ¡Una maravilla! 

Por lo tanto, que no nos engañen, estas decisiones no son forzosas. Hay dinero, pero también hay ideología y se quiere cambiar el modelo, se trata de cargarse el Estado del Bienestar y de hacer de este país un campo de concentración, donde vayan cayendo los más débiles y los vigilantes sigan viviendo opíparamente.

Salud y República 

9 comentarios:

javi dijo...

Hasta que no terminen del todo con nosotros no pararán. Han apuntado a la ciudadanía con su fusil y no paran de disparar.

Genín dijo...

Esto de las autopistas ya es el colmo de los colmos, si no es negocio, que las dejen libres de pago, coño!
La cosa de los medicamentos va a ser mucho mas grave de lo que se piensa porque al dejar de financiarlos la SS quedan libres para que las farmacéuticas suban los precios.
Rafa, esto se está poniendo de color de hormiga viuda, en serio...
Y lo peor es que no tenemos ni idea todo lo que nos viene encima...
Salud

mariajesusparadela dijo...

Primero hacemos las autopistas, luego dejamos que las explote un privado y luego, aun por encima, le pagamos...el mundo al revés.

Eastriver dijo...

Muy bueno, todo, la parte seria también, pero imaginarme a la Merkel cantando el antes muerta que sencilla es un regalo para el buen humor del día.

Del resto, una pena todo. ¿Entiendes un poco catalán? Es que te recomendaría que escucharas/vieras un vídeo que hoy me ha gustado mucho. Es de un programa que pusieron ayer en tv3, una entrevista a Teresa Forcades... si más o menos lo entiendes vale la pena, lo digo en serio. Lo han titulado "El capitalismo no es ético", una de las muchas frases interesantes de la monja, además de ciertas referencias a personalidades internacionales que reclaman otra manera de funcionar. No sé, a ver qué te parece cuando tengas un momento.

http://www.tv3.cat/videos/4149710/Teresa-Forcades-El-capitalisme-no-es-etic

Dilaida dijo...

Qué suerte van a tener!, cuando nos mate la mato, la pastor podrá llevar las ovejas al monte por las autopistas de sus amigos.
Bicos

Antonio dijo...

Rafa, definitivamente estamos perdiendo la guerra, como ya he comentado en otras ocasiones. O nos espabilamos o acabamos todos sometidos al sistema del mercado sin un Estado que regule y vele por los intereses de la ciudadanía. Cada vez está más deteriorada la imagen del político, cada vez hay menos confianza en el sistema democrático, y cada vez aparece más gente que confunde la acción administradora del Estado con una gestión privada insensible e inhumana. La Mato, la Pastor, el Guindos y su jefe del año Mariano... Son aliados de los otros, no nuestros.
Saludos

Dean dijo...

Ahora entiendo lo que significaba su intención de acabar con los pobres, si no es de inanición, será de alguna enfermedad curable (con medicinas si estuvieran al alcance). Damos pasos de gigantes hacia el tercer mundo, bendito capitalismo.
_Un saludo.

Antonio dijo...

Ramón, interesante discurso de la Forcades. Habría que hacer algún matiz, bajo mi opinión, pero el diagnóstico es bastante preciso, por eso digo que estamos perdiendo la guerra y considero que estamos en una guerra clara y `precisa de intereses, como lo son todas, salvo que las armas no son las bombas y el terror que siembran, sino el terror económico y las amenazas que conlleva; vamos, algo así como las actuaciones amenazantes de la mafia si no te sometes a sus designios.
Rafa permíteme esta alusión al comentario del amigo Eastriver. Gracias...

María A. Marín dijo...

Hay veces que me quedo sin palabras.
Estoy viendo una serie para despejarme de la caja tonta, se llama Torchwood
http://es.wikipedia.org/wiki/Torchwood
Hay una especie de epidemia a la japonesa en una de las temporadas y los gobiernos de todo el mundo "califican" a los enfermos para saber qué hacer con ellos...en fin una serie de ciencia-ficción nada realista.
Ahora va la señora "Matoramix" y cada vez que habla sobre la sanidad, me viene a la memoria la dichosa serie.
¡Qué nos quedará por ver!