10 junio 2012

Esperando el precio del rescate

Nos han secuestrado, ahora sólo queda esperar el precio del rescate. Porque no hay tu tía, nos tienen cogidos por las partes blandas y no nos soltarán hasta que no se cobren nuestros pecados, mejor dicho los pecados de los banqueros y políticos implicados.

Hay que ver cómo se las arreglan para utilizar eufemismos estos muchachos peperos, ahora resulta que no es un rescate, sino un préstamo. Y todo por no reconocer la realidad, menos mal que iban a hablar claro.
 
Hace diez días Rajoy dijo: No va a haber ningún rescate de la Banca Española, y se quedó tan pancho. Sin ir más lejos ayer mismo, el ministro Soria (¡vaya ministrejo!) anunció, sin pestañear: “Este gobierno no se está planteando pedir ningún tipo de ayudas”. Pues eso. Menos mal que el mundo está lleno de profetas mentirosos.

Y naturalmente, como suele hacer, el presidente se esconde, cual avestruz, debajo de sus alas y hace mutis por el foro. Se ve que el hombre tenía que hacer la maleta para ir a ver el fútbol. Menos mal que dijo cuando fue investido (y nos embistió a todos): “Aquí hay un presidente del gobierno que va a dar la cara y no se va a esconder”. ¡Olé sus cataplines!
rescate_domino-300x228

Se ve que la cosa es poco importante, al fin y al cabo son sólo 100.000 millones de euros (el presupuesto de todos los ministerios es de 120.000 millones de euros). Qué necesidad tiene el pájaro de salir de su nido. En fin, la cobardía también existe y hay quien tiene grandes dosis.

 Y para no reconocer que es un rescate le llaman préstamo y dicen que no va a tener contraprestaciones. Permítanme que me ría un mucho. O sea que esos Mercados insaciables que hacen pagar la mínima, resulta que ahora prestan 100.000 millones de euros a los bancos, siendo este país el avalista –o sea nosotros—, y, ¿no nos van a pedir nada a cambio? No se lo creen ni de broma. Lo que ocurre es que vuelven a mentir, para dentro de nada volver a recortar por obra y mandato de sus famosos amos, los Mercados.

Preparémonos. Supongo que nadie pensará que esto va a salir gratis. Y si hay alguien que se lo cree, pobrecillo, ya verá dentro de unos días. La cosa está clara hemos convertido deuda privada (de los bancos) en deuda pública (de todos) y tenemos que pagar los intereses y hacer los deberes nosotros por haber sido malos los bancos.

La cuestión irá por lo que ya se está oyendo. Adelantar el IVA, que primero no se iba a aumentar y luego era para 2013. Acelerar el proceso de jubilación a los 67 años y probablemente alargarlo a 68, como en Irlanda. Congelar o volver a bajar el sueldo a los funcionarios, además de no renovar a los interinos, y cuidado con las pensiones y las prestaciones por desempleo que pueden verse reducidas.

Eso es lo que nos puede costar, así es que preparémonos para esta batalla, salvo que queramos pagar con nuestras prestaciones la mala gestión y el despilfarro de los banqueros que hoy gozan de una jubilación grosera y obscena. No nos van a regalar nada, y menos estos insaciables Mercados que no pararán hasta que acabemos como Grecia. Así es que, ¡a defendernos!

Salud y República

6 comentarios:

Eastriver dijo...

Joder, y perdona la imprecación, pero es que no se me ocurre otra, lo de Rajoy es descomunal. Por un lado se va, por el otro dice una cosa y mañana otra, y por el otro, engaña bellacamente.

Deberían inventar un champú moral para quitarnos el sebo que nos impregnan estos impresentables. Por culpa de unos cuantos, ya estamos listos. Rescatados no, solamente listos.

Digamos que ya no tengo miedo. Lo he tenido durante mucho tiempo. Ahora ya no: tienes miedo a que venga el lobo, cuando ha llegado no te queda otra que asumirlo. Y me parece que lo asumiremos todos como acostumbramos: con la cacerola, protestando, pero completamente sumisos.

Genín dijo...

Pues si vieras que feliz estaba esta tarde en el palco con el primer ministro polaco, un montón de peperos y los Principes de Asturias, y claro, con todo ese cenizo en el campo la selección no pudo ganar a Italia...
Estos tios estoy seguro que han batido todos los records de mentiras, pero les da igual, asumen que eso es así, decir lo que les salga del forro, si es verdad o mentira eso es lo de menos...
Salud

Dilaida dijo...

De pena, estamos en manos de una secta que sólo se preocupan de sacar las imágenes a pasear para pedirles milagros y sustituyeron el circo por el fútbol.
bicos

Dean dijo...

La crónica de una muerte anunciada, ni más ni menos, pero no hay problema, aún nos queda la eurocopa.
Un saludo.

María A. Marín dijo...

Soria, el ministro que es un clon de Ansar sin bigote, es el que dijo por los pasillos del congreso que no le interesaban los mineros de León...
"Mister hilillos de shapapote", con su entrada a lo yanki en la rueda de prensa pre-futbolera...
El ministro Wert, ex-tertuliano de Intereconomía...
La que juega a explotar burbujas ¿inmobiliarias?...
La que confía su gestión a la virgen...
Etc, etc.
Son tan impresentables que no merecen mi gran enfado hacia ellos, pero ¿qué puedo hacer Rafa? es que no los puedo ni ver.
Mentirosos, manipuladores, necios, ineptos, ¡vainas!

Salud

Antonio Rodriguez dijo...

Solo hay que fijarse en un dato, los 100.000 millones euros serán pagados por los bancos pero los intereses, unos 4.000 millones de euros anuales serán pagados por el estado y contarán como deficit público. Deficit público que se incrementa y se tendrá que reducir a base de nuevos recortes de gasto público.
Pero además si algún banco no paga su "pretamo", será el estado quien se hará cargo de pagarlo.
Aunque no haya nuevas condiciones, con esto ya será necesario nuevos recortes.
Salud, República y Socialismo