08 enero 2011

Los toros y la incoherencia de TVE

Mira que bien, resulta que en el manual de estilo presentado el mes pasado, TVE prohíbe la transmisión de corridas de toros. Según comentan, entra dentro del apartado “violencia con los animales”, lo que me parece correcto y digno de alabar.

Sin embargo, por otro lado (siempre hay un pero), se reconoce la relevancia cultural de la tauromaquia y apuesta por comunicar la actualidad taurina. Vamos, que no habrá corridas de toros, pero habrá programas que hablen de ellos, coloquios al respecto e información sobre esta “fiesta”, según la misma TVE, “violenta con los animales”.toros--fieta-racional

No sé que pensar, si en aras de ese “quedarse a medias”, que tanto se lleva, el famoso “sí pero no” o simplemente que el manual lo ha escrito un enajenado mental. Porque ya me dirán ustedes que coherencia es no transmitir las corridas y sin embargo poder decir en el telediario o, más grave todavía, en algún programa específico taurino, que Pepelín del Trinke ha matado seis morlacos, cortándoles 4 orejas y dos rabos, habiendo salido a hombros por su buen hacer con el estoque.

O sea por un lado se reconoce la violencia contra los animales de las corridas y se vetan, y sin embargo, por otro lado, las promociona, las comenta y las fomenta.

Lo siento, hasta aquí no llego. Debo de ser incapaz de entender ciertas cosas. Y es que me parece que se quiere quedar bien, o lo menos mal posible con todos. Con los que de verdad creemos que es una salvajada, parece que al prohibirlas podríamos quedar contentos, y con los taurinos al tener la posibilidad de que se hable de la fiesta.

Justo lo contrario que pienso yo. Cuando se tiene miedo a comprometerse y se queda uno en medio, lo que se provoca es cabreo en ambas partes, al no estar de acuerdo ninguna con la medida tomada.

Miren ustedes, mire usted Sr. Oliart, o se acepta que las corridas son violencia, o se acepta que no lo son y que son espectáculos culturales. O se está en Murcia o se está en Cáceres, lo que no puede ser es que algo sea bueno y malo a la vez. O es negro o es blanco, los grises se quedan para los personajes del mismo color.

Sean ustedes consecuentes y si de verdad es violencia, que lo es, prohíban cualquier noticia sobre la tauromaquia que sirva para su promoción. Que ya está bien la broma, ¡dejen ya de torearnos!

Salud y República

14 comentarios:

Jessica dijo...

Hace unos meses los toros pasaron de estar bajo tutela de, ministerio del interior para pasar al de cultura, seguro que te acuerdas. Y de esos polvos, estos lodos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Entre dos aguas. En este asunto de los toros hay muchos intereses económicos.

Felipe dijo...

Cuando no existe una decisión firme sobre distintos asuntos esenciales por el imperativo de lo "politicamente correcto" nos encontramos con estas incongruencias y este mal queda ya que en la ambivalencia no se satisface ni a tirios ni troyanos.

Son,únicamente,gestos que no pasan de ser eso:gestos

Abrazos

javi dijo...

Como decía un amigo mio, "por muchas chaquetas que tengas solo te podrás poner una" y en este tema pretenden ponerse dos a un mismo tiempo.

La tortura no es cultura.

Antonio dijo...

Por lo menos han reconocido que es volencia contra los animales. Ahora hay que enfrentarlos a esa incongruencia que manifiestas y pedirles que la corrijan. Me recuerdo a la prohibición de televisar el boxeo como violencia del hombre contra el hombre.
Saludos

javiersanz dijo...

De poco sirve reconocer que es violencia contra los animales y que no debe ser exhibido públicamente si, por detrás, se informa como si fuera fiesta nacional.

El gran problema sigue siendo el interés social de tal salvajada. Si se dejaran de minucias y, claramente, algún gobierno valiente (del PP imposible, claro, y parece ser que del PSOE tampoco) determinara de una vez por todas que no debe haber excepciones en la ley sobre maltrato animal (en la que se exime de pena a los maltratadores de toros), otro gallo cantaría, u otro toro mugiría, como prefieran.

Estoy de acuerdo en lo de que situarse en medio no contenta a ninguna de las partes, pero hay que observar que tampoco son dos partes opuestas que pudieran realizar una discusión racional, pues ninguna está dispuesta (con lógica) a admitir los argumentos de la otra: los protaurinos, porque siguen encerrados en un mundo tradicionalista y provinciano que repele todo avance en la moralidad hacia los animales, y los antitaurinos porque (con razón para mí) no consideran que las cuestiones expuestas por los otros puedan ser considerados racionales. Por tanto, si no tenemos posibilidad de discutir racionalmente, solo queda cortar por lo sano, y romper la baraja.

Espero que sea para el lado antitaurino, y que se terminen prohibiendo tales actos salvajes y sin sentido.

Juan Pardo dijo...

En este caso

Juan Pardo dijo...

Estoy de acuerdo con Felipe. Como en otros muchos casos hemos convertido lo polícamente correcto en un problema más serio que el problema real. Se tiene más en cuenta no ofender al torturador, que evitar la tortura. Hasta que punto la indeferencia actual, no es culpa de expresar las cosas a medias, de suavizar la realidad y de quitarle importancia a los hechos salvajes de esta.

belijerez dijo...

Qué me dice de la VIOLENCIA ESTRUCTURAL que padecemos. O es qué las cifras del desempleo no es violencia. Todo esto es marear la perdiz, seguir en el poder lso de siempre, machando a los empobrecidos del sistema. A mi sinceramente no me importa el trato a los animales, mientras a los animales "humanos" nos siguen tratando como simples números, o como la consecuencia del capitalismo que ignora a la mayoría si no son consumidores...en fin. Para mi que esta movida de los toros es ignorar la realidad.

Ciberculturalia dijo...

Lamentablemente ese siesnoes, ese ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario, es moneda corriente en la actualidad.
Tenemos tanto miedo al compromiso y a tomar una postura determinada que se intenta contentar a los unos y a los otros. Lo vemos a diario.
Una pena
Besos

Júcaro dijo...

Pues siento discrepar. Creo que es la primera vez que entro en Kabila para distanciarme de algún escrito, pero hoy no comparto la opinión. Considero que es una noticia buena la consideración que de los toros se hace en el Manual de Estilo de RTVE, aunque no está mal recordar que desde hace algún tiempo TVE no retransmite estos festejos. Es un avance que se consideren como espectáculo “violento con los animales” y dañino para ser emitido en horario infantil. Relegar a La2 y en horario de baja audiencia como o viene haciendo, un programa de información taurina pudiera ser incoherente pero es un paso importante. Podemos resaltar siempre el aspecto negativo pero cuando los U.R.D.A.C.I.s de turno regresen al ente público, entonces hablaremos de toros en directo e informativos imparciales.

Dilaida dijo...

y después dicen que los gallegos no sabemos si subimos o bajamos, pues me parece a mi que la falta de coherencia debe ser un virus común a todo el Estado.
Bicos

Genín dijo...

Funcionan así en todo, no ven crisis cuando las hay, nos devuelven a los 40 en avances sociales, destruyen el estado del bienestar...y... bueno mejor es no seguir, esto es una autentica locura...
Salud

RGAlmazán dijo...

Hola Jessica, ¡cuánto tiempo! Sí, puede que esa sea la razón, aunque no sé si hubiera cambiado algo de quedarse en Interior. Un beso.

Pues sí, Antonia, les encanta quedarse entre medias. Petons.

Felipe eso es lo que piensa, cabrea a Tirios y a Troyanos.

Javí, si te pones dos chaquetas haces el ridículo.

Antonio, no digo que no sea un ligero avance, pero con la voluntad de no ir más allá.

Javiersanz, yo también espero que ese sea el final. La abolición de esta "fiesta".

Pues sí, Juan Pardo, yo también estoy de acuerdo. Hay que comprometerse y no quedarse en el camino.

Belijerez, desde luego es más grave la violencia que tú mencionas, pero a esa violencia, tú lo sabes, aquí se le dedican muchas entradas. Hoy trataba de la violencia animal que también es importante y denota mucho del comportamiento de las personas.

Carmen, totalmente de acuerdo.

Júcaro, discrepar no es malo, es más es conveniente, cuando procede.
A mí me parece, amigo, que hacer estas normas a medias (ya pasó con la ley de la Memoria Histórica, un caso mucho más grave), impide que se llegue al final. Esta norma, a mi modo de ver, es una norma tapón, porque está avalando que la fiesta tiene valores y además seguirán hablando de ella. Una vez que está en vigor, es mucho más difícil reconocer que por encima de valores culturales están los valores contra la tortura y el maltrato animal. Al menos a mí me parece que es una ocasión perdida y que se tenía que haber llegado hasta el final.

Dilaida, estos ni suben ni bajan, sino todo lo contrario.

Genín, es una forma de hacer política contra todos, y así les va.

Salud y República