28 enero 2011

El Norte de África en pie de guerra

El norte de África está al rojo vivo. En Túnez, a pesar de que Ben Alí se marchó, siguen las manifestaciones y revueltas para evitar la continuación del régimen existente. El gobierno provisional es contestado en las calles por estar al frente el primer ministro del anterior gabinete, aunque tres ministros del gobierno de Ben Alí se han visto obligados a dimitir por la presión popular. Parece que la revuelta popular sigue avanzando y podría ganar la batalla, aunque todavía la situación está abierta.

Mientras tanto, el fuego se ha extendido a otros países del Magreb, ha habido manifestaciones importantes en Argelia y Mauritania, pero donde más ha prendido la llama ha sido en Egipto, que se encuentra en estos momentos en una situación crítica. manifestacion-gobierno-Egipto

Egipto está bajo el gobierno de una falsa democracia presidida por el dictador Hosni Mubarak, desde hace treinta años, quien ha nombrado a su hijo para sucederle. La situación económica no difiere de la del resto de países del norte de África. Países donde la mayor parte de la población vive de forma miserable --a pesar de que estos países tienen recursos económicos importante--, bajo el poder déspota de una élite política corrupta.

Lo común de estas rebeliones es que han surgido del clamor popular. La ciudadanía harta de promesas incumplidas ve a sus gobernantes enriquecerse mientras ellos viven en la miseria,

En el caso de Egipto, la situación ahora es grave, el presidente Mubarak ha declarado el estado de excepción y ha sacado --junto a la policía— a la calle el ejército, pero la población sigue en pie, pidiendo la dimisión del presidente y del gobierno y defendiéndose de las fuerzas de orden público.  En este momento, parece que hay, según Amnistía Internacional, ocho muerto, cuatrocientos heridos y mil doscientos detenidos, pero Mubarak no ha podido parar la rebelión. Ante la grave situación, el gobierno egipcio ha cortado las comunicaciones con el exterior, incluido Internet.

Del Magreb sólo se han salvado Marruecos y Libia, aunque ha habido pequeños conatos que han sido apagados. Y en Argelia y Mauritania, hasta ahora, lo sucedido no es grave.

Las dos revoluciones importantes la de Túnez, que parece que ganará, y la de Egipto cuyo fin es una incógnita en este momento, tienen algo en común: la rebelión contra la injusticia y contra una dictadura que les lleva oprimiendo desde décadas. Y tienen una diferencia muy sensible, mientras que en Túnez la rebelión no tiene nexos con grupos islámicos, en Egipto debemos recordar que el segundo partido del país es el de Los Hermanos Musulmanes --islamistas cuyo objetivo tradicional ha sido instaurar un estado islámico en Egipto basado en la sharía y el rechazo a Occidente--, lo que hace que no se sepa la influencia final que podría tener este grupo si ganara la revolución popular.

Un clima de cambio, forzado por los ciudadanos, está convulsionado a estos países y puede extenderse a toda la zona. Salvo que los gobiernos dimitan y evolucionen democráticamente, la situación puede ser difícil de prever. Occidente debe apoyar estas revoluciones y enfrentarse a los que, en otros momentos, han sido aliados por conveniencia. Gobernantes corruptos consentidos por el Primer Mundo en aras de intereses comerciales y geopolíticos.

Es hora de que, de forma definitiva, la Comunidad Internacional reaccione y se coloque al lado derechos humanos y apoye a estos pueblos para que puedan implantar una democracia y logren zafarse de los gobernantes que les han explotado en las últimas décadas.

Salud y República

21 comentarios:

Martine dijo...

Estoy viendo en el Canal Al Jazeera ( en Inglès) , en directo, un discurso Hosni Mubarak y tiene el cinismo de decir que siempre ha estado al lado de los pobres y que siempre estará..
¿Cabe mayor infamia?

La ventaja para que tengan éxito estas revoluciones es que el pueblo, los pueblos del Norte de África, HAN PERDIDO EL MIEDO AL MIEDO..

Besos, Rafa, muchos.. y perdona por no acudir con la frecuencia que quisiera..te digo por mail los motivos.

R.A.F.A.E.L. dijo...

Sobre esto pensaba yo escribir, pero soy muy reservado todavía.

Creo que en Túnez podemos estar de nuevo ante la farsa de una nueva revolución de colores. Para el imperialismo Ben Ali era ya más un estorbo que otro de sus niños mimados.

Lo que ocurre en Egipto tiene otra pinta. Washington (lo hemos comprobado en boca del sionista Joe Biden)ve con simpatía a Mubarak y no lo considera un dictador.

Si es el pueblo egipcio el que lleva las riendas quizá se viva en la que fuera tierra de los faraones un verdadero proceso revolucionario de tendencia antiimperialista.

Tendremos que permanecer atentos a todo cuanto suceda.

Un cordial saludo, tocayo.

Basseta dijo...

Revoluciones donde nunca pasaba nada

jotake dijo...

el mundo musulman es muy complicado mas de lo que nadie se imagina la religion esta por encima de todo y no se como puede acabar esto http://wwwelsilenciodeloscorderos.blogspot.com/

Genín dijo...

Yo siempre me he preguntado, como es posible que esta gente arriesguen sus vidas en las pateras en viajes muchas veces suicidas y que tantas vidas se pierden y no eran capaces de levantarse contra sus tiranos, y mira, ya se han decidido, haber si se los cepillan a TODOS,empezando por los vecinos.
Salud

Anónimo dijo...

No hay que mirar todo este asunto desde el punto de vista del islamismo. Piénsese más en la desigualdad socioeconómica que hay en los Estados cuyos pueblos se han alzado contra la injusticia imperante.

Guanarteme dijo...

En estos días he aprovechado para releer la historia de Aníbal Barca.

De Aníbal se conocen sus elefantes y sus historias militares. Pero no sus actividades políticas.

Aníbal se situaba en frente de un movimiento político que estaba basado en la oligarquía conservadora y en la búsqueda de una prosperidad económica cimentada en el comercio, los impuestos portuarios, y los tributos impuestos a las ciudades subordinadas a Cartago, y agrupado en torno a Hannón el Grande.

Elegido sufete en 196 a. C., Aníbal restauró la autoridad y el poder del Estado, representando así una amenaza para los oligarcas, que le acusaron de haber traicionado a su país al no tomar Roma cuando tuvo oportunidad.

Aníbal tomó una medida que lo alejó irremediablemente de los oligarcas.

El viejo general legisló que la indemnización impuesta a Cartago por Roma tras la guerra no debía proceder del tesoro, sino de los oligarcas a través de impuestos extraordinarios. Los oligarcas no intervinieron directamente contra el sufete sino que, siete años después de la derrota de Zama, realizaron un llamamiento a los romanos que, alarmados por la nueva prosperidad de Cartago, exigieron la entrega de Aníbal con el pretexto de una relación epistolar de este último con Antíoco III. 

Aníbal decidió voluntariamente exiliarse en 195 a. C. Más tarde se envenenó y fue a descansar donde el comunismo utópico.

Está claro que Aníbal, como helenista que era considerado, y bárbaro, no entendía de fundamentalismos ni religiones. Pero parece que si entendía de democracia.

Que es precisamente lo que falta en el norte de Africa. Pero como ellos no bucean en la historia sino en la irracionalidad religiosa pues.....

Salud y República.

Anónimo dijo...

Y dale con reducirlo todo al islamismo. No seamos superficiales. Piensen un poquito en geopolítica, en economía, en bases militares, en imperialismo, etc. ¿Les suena un poco todo esto? Así sabrán cuáles son las raíces de lo que ocurre en el norte de África. Un poco de análisis, por favor.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Cuando la religión se mezcla con la polítca la cosa se vuelve peligrosa. Muy inquietante.
En el fondo me alegran estas revueltas populares, hace unos meses era inimaginable para mi el pensar que los ciudadanos sin mas armas que piedras y palos pudieran levantarse y hacer frente a dictadores corruptos y sátrapas desvergonzados y ha sucedido, está sucediendo y ojalá siga pero que los fanáticos se mantengan alejados del poder o ¡quién sabe lo que puede ocurrir!
La crisis no es sólo económica, es mucho más profunda y ahora recuerdo que un amigo mío decía, dice siempre que el hambre es el arma más poderosa.
Un abrazo.

angelsmcastells dijo...

Rafa, habíamos pensado que quizás alguna esperanza podría venir de América Latina... y parece que también alguna luz alumbra en Africa. Ojalá algo empiece a cambiar antes de que nos quedemos sin aire. Un abrazo!

mariajesusparadela dijo...

Cuando no hay nada que perder, lo normal es que eso suceda. Ya tenía que haber sucedido antes.

Ciberculturalia dijo...

Realmente es muy preocupante lo que está pasando y es que los ciudadanos en muchas partes del mundo han decidido tomar las calles y luchar contra los abusos y las injusticias que padecen.
No se cuál será el final, Rafa. Ni en Tunez, ni en Egipto.
Una preocupación más de las muchas que ya tenemos
Un beso

Felipe dijo...

Es como un reguero de pólvora que recorre el Magreb y que no hay retorno.
Los USA ya han dado un toque a Mubarak y eso es mucho.El desenlace no puede ser otro que la desaparición de los sátrapas y la instauración de regímenes democráticos.

Saludos

Txema dijo...

Sigo con interés los acontecimentos, pero con mucha cautela. No me fio ni un pelo.

Supongo que las"democracias occidentales" estarán deseosas de establecer gobiernos "amigos".

Que se produzaca una transición a la española y ya está.

La verdad es que me gustaría que esos países avanzaran por sus propios medios hacía la libertad. No tutelados.

un abrazo

///Esfera Comunista\\\ dijo...

El rey de Marruecos está cagado, ha bajado el precio de los productos de primera necesidad para intentar contener a las masas.

Neogeminis dijo...

Quisiera creer que el cambio que surja no sea para peor: los grupos extremistas musulmanes son más retrógrados que estos dictadores.
Ojalá la libertad sea respetada y se construya una verdadera democracia.
Un abrazo.

belijerez dijo...

Si se globaliza la economía que se globalicen los derechos.

Dilaida dijo...

Ojalá que al final tanto en Tunez como en Egipto triunfen estas protestas del pueblo que está harto de pasar hambre mientras sus gobernantes coleccionan oro y otros enseres. Ya era hora que el pueblo oprimido se rebelase.
Bicos

Corpi dijo...

¡Ya era hora de que hicieran algo! Ahora a por Marruecos, Libia y Siria. Que se levanten todos y que aprendan de países como Turquía de que en un país musulmán sí puede haber una democracia.

RGAlmazán dijo...

Martine, es un dictador caradura y sinvergüenza. Esperemos lo mejor. Un beso.

RAFAEL, es pronto para saber cómo va a terminar esto. Yo veo más peligro en Egipto, por aquello del islamismo que en Túnez, que están más lejos de la religión.

Basseta, he leído tu entrada y me ha gustado.

Jotake, yo diría que siendo la religión importante, la causa principal es la miseria.

Genín, parece que finalmente se levantan y ya era hora.

Guanarteme, por lo que veo Anibal fue laico y creía en la democracia. No está mal para empezar. A ver si Túnez sigue su ejemplo.

Antònia, yo creo que el principal fundamento no es el religioso sino que son cuestiones socio-económicas. Petons.

Àngels, llevas razón, en África se ha encendido una luz. Petons.

María Jesús, tenía que haber sucedido antes y espero que la mancha de aceite se extienda a todos los países vecinos. Bicos.

Carmen, aun no sabiendo cuál puede ser el final creo que es bueno que haya revueltas populares ante unas situaciones como las que allí se dan. Besos.

Felipe ese es mi deseo y lo espero. Que el final sea democrático y acabe con los dictadores.

Txema, es difícil que avancen solos. Yo creo que necesitan ayuda, que no significa que sea a cambio de nada. Es necesario que la Comunidad Internacional les reconozca y les ayude a echar y desterrar a todos los sátrapas.

Esfera, ya me gusta que tenga ese sátrapa metido el miedo en el cuerpo. Y ojalá que le pudieran echar. Besos.

Mónica, yo creo que a peor es difícil que vayan. Espero que mejoren considerablemente. Besos.

Belijerez, me gusta tu propuesta. Un beso.

Dilaida, llevas razón, ya era hora y ojalá que salga bien. Bicos.

Corpi, a ver si es verdad, y sí, si hay algún modelo de país laico y democrático en el mundo musulmán es Turquía.

Salud y República

R.A.F.A.E.L. dijo...

Turquía, ese protectorado usamericano metido hasta el cuello en la OTAN...
Formalmente será una democracia, pero el poder militar del Consejo de Seguridad Nacional tiene formas para pasar por encima del Parlamento.

Además, en buena parte del país, muy alejada de la famosísima Estambul, hay no pocos rasgos de fanatismo y tradicionalismo que no son precisamente la vanguardia nacional turca.

Eso sí, cuidado con las malinterpretaciones que se hagan de la cultura islámica. No emitamos juicios de valor a la ligera.

¡Salud!