03 enero 2011

¡Ay, que pena! ¡Pobres ricos!

No, no me refiero a los funcionarios. Esos trabajadores que han cobrado un 5% menos de media. Tampoco a los pensionista. A ese colectivo al que pertenezco y al que nos han congelado la pensión. Ni siquiera de los parados, a los que cuando se les pase los dos años no les van a dar ni un euro, por obra y gracia de Zapatero, el presidente “socialista”.

Pues a pesar de que los colectivos anteriores han sufrido. Como también lo han hecho los autónomos y los pequeños empresarios, todo esto no es lo más grave. Al fin y al cabo lo importante es lo que hacen los que mueven la economía.

Lo que verdaderamente es grave es que nuestros queridos grandes empresarios, ¡pobrecillos! en tiempos de crisis, en momentos de hambre, de miseria y necesidad, sólo hayan ganado el 8,6% más. Eso sí que da pena. Crisis ricos

Todos sacrificados, pensionistas, funcionarios, parados autónomos, etc. para que este país salga adelante, y resulta que los grandes, los maravillosos, los motores de nuestra economía, los más ricos sólo han ganado 2.748 millones de euros más. Vamos, una miseria.

Me temo que tendremos que hacer más sacrificios. Que a los funcionarios habrá que bajarles el sueldo el 10%, que habrá que subir las cuotas de los autónomos, que a los pensionistas nos tendrán que bajar la pensión un 5%, y que los parados sólo podrán cobrar un año como máximo y no dos. Todas estas medidas son necesarias. Hay que volver a lo que es normal: que nuestro líderes económicos ganen un 20% más en 2011. Las medidas positivas pueden ser varias:

  • Que se baje a la mitad el impuesto de sociedades a las empresas que ganen más de cien millones.
  • Que se elimine ese 1% de impuesto que pagan los beneficios de las SICAV.
  • Que estén exentos del IRPF los que ganen más de 100.000 euros.
  • Que se fomente la creación de paraísos fiscales, dentro de nuestro país, para facilitar la huida de capitales. y las empresas no paguen impuestos.
  • Que se combata el fraude fiscal sólo cuando la cantidad defraudada sea de menos de 1500 euros.
  • Alargar la vida laboral a los 70 años, a los que ingresen menos de 15.000 euros al año.

Y todo volverá a su cauce. Todo por la patria y por los poderosos, que ellos se lo merecen todo. ¿Acaso alguien puede dudar de que son capaces de hacer lo imposible? ¿Quién, creando la crisis, puede beneficiarse de ella? Se lo merecen. Son unos artistas. Han conseguid el más difícil todavía. Y los demás a sacrificarse, que para eso estamos.

Tome nota, Zapatero, que hoy vengo de espía de Los Mercados.

Salud y República

10 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Ya te dije por la mañana, Rafa, que nosoros estamos dentro del pastel que ellos se comen.

Felipe dijo...

Rafa,con toda la sinceridad del mundo,te digo que todo ésto me pone muy furioso y me cabrea enormemente.

Pero,claro,hemos hecho de la resignación nuestra forma de vida y así nos va y nos seguirá yendo.

Saludos

Montse dijo...

No des ideas, Rafa, que nuestro presidente es tan socialista que ya mismo las pone en marcha.

Un abrazo, Montse

Líster dijo...

Jodido eso de ser solidario por imperativo socio-político... Muy buena reflexión y mejor todavía la foto. Con tu permiso, te la robo ,-)

S y R

http://lister-lageslos.blogspot.com/

Genín dijo...

Yo propongo que los jubilatas donemos la paga de Navidad, no hay derecho que ganen tan poco, los pobres...
Salud

Txema dijo...

Pues a ver si se les indigesta el pastel y se mueren de una vez.

saludos

María dijo...

¡Pobres, sí!

Ciberculturalia dijo...

Lo leí ayer mientras volvía y me indignó además de no sorprenderme. Ya lo sabemos, no?

Besos de vuelta

RGAlmazán dijo...

María Jesús, pero hay que morir con las botas puestas. Bicos.

Felipe, nada de resignación. A luchar, que es ya hora.

Mntse, guapa, es que voy de espía. Y no te preocupes son ideas que les he robado y que ya tenían en mente. Besos.

Lister, sí es jodido. El cartel todo tuyo.

Genín, tienes razón, cobramos demasiado.

Txema, te veo duro. ¡Animo y a por ellos!

María, ¿a que te dan pena?

Carmen, son unos desalmados, y no es sorprendente pero es inmoral e indecente que vengan con estas. Besos y bienvenida.

Salud y República

Leviatán dijo...

Espléndido. Vuelta al gran fraseado revolucionario. Los ricos, los mercados y el gran capital son la causa de nuestros males. Pero el Estado sigue gastando muy por encima de sus ingresos, y endosando la deuda sobre las espaldas de todos.

A ver si la crisis no retrasa los grandes esfuerzos colectivos: mañana -por razones personales- viajaré a Madrid en un tren regional de mierda. Desde el andén podré ver cómo nuestros políticos progresistas cogen el AVE, un tren financiado por los mileuristas que no pueden pagarse el billete para que lo use la gente importante de nuestro país.

Otra muestra de mi gratitud personal: mis pulmones están a salvo del humo de tabaco (fumar es de derechas) aunque el de la tasca de abajo vaya a la puta ruina. De todos modos, y a pesar de Pajín, yo no he delatado jamás a nadie y no voy a cambiar de criterio.

Algunos pobres diablos tienen que sacrificarse en aras del progreso, del bienestar común. Piensen que el bienestar común es una abstracción. "el bienestar común" no pasa hambre ni frío, no paga multas ni va a la cárcel. Yo sí.

Almazán, ya sé que no contestas anónimos, pero no puedo permitirme el lujo de que me identifiquen y me echen a patadas. La libertad de expresión se ha convertido en un privilegio. Disfrútalo mientras te dejen los chicos de Rubalcaba.

Saludos a la parroquia.

República y libertad.