03 enero 2011

El año que se presenta: La vida sigue igual o peor

Ya hemos entrado en 2011. Un año que, igual que todos, se presenta como prolongación del anterior, en lo bueno y en lo malo. Lástima que haya sido mucho más lo malo. Todavía estoy buscando lo bueno y sigo sin encontrarlo.

Los grandes conflictos internacionales parece que seguirán, y no tienen visos de arreglarse. Desgraciadamente, Marruecos cuenta con un apoyo internacional que le hace ser el favorito en el conflicto del Sahara, y los saharauis seguirán contando sólo con nuestra solidaridad –ciudadanos de a pie--, pero lejos de su tierra o sometidos al reino sátrapa marroquí en connivencia con nuestro gobierno.

Y qué decir del conflicto árabe-israelí, que ha comenzado como hasta ahora. El primer día del año un ataque israelí ha asesinado a la primera víctima palestina y los asentamientos siguen su curso. Se viven malos tiempos en la lírica palestina, los gobiernos poderosos o apoyan a Israel o miran a otro lado.crisis_mundial

En España la crisis continúa y no parece que a corto plazo la cuestión repunte. En todo caso se estancará, lo que significa que no habrá solución en muchos meses para los 4,5 millones de parados, que además verán que a partir de febrero, los que hayan agotado los dos años de paro, se quedarán sin ingresos, al haber quitado el gobierno los 426 euros que percibían los parados de larga duración.

Probablemente habrá más recortes además del de la reforma de las pensiones. Ya verán como Los Mercados atacarán de nuevo, y parece que España es uno de sus objetivos. Lo que hará que Zapatero siga recortando a los de siempre, para aplacar a esos monstruos llamado Mercados.

Las elecciones municipales y autonómicas son una esperanza, pero sólo eso. No parece que vaya a haber grandes cambios. Todos confiamos, aunque no las tenemos todas con nosotros, que la corrupción y las malas artes hagan caer el castigo de los electores sobre las comunidades del País Valenciano y de Madrid.

De la monarquía, qué decir. Otro año más que se dedicará a vaguear a nuestra costa y a firmar alguna que otra ley que nos hunda más en la miseria. Eso sí, ellos a sus anchas.

Y qué decir de la Iglesia. No han perdido el tiempo para celebrar el primer rito contra Zapatero, la misa de ayer, día dos. Son insaciables y están intentando que el gobierno que les da de comer se pliegue de nuevo a sus pies. Lo que no sería la primera vez. Y si no, al tiempo.

En fin, quiero serles sinceros no encuentro motivos para ser optimista. La única solución es la movilización de verdad. Sólo podrá salvarnos tomar medidas contra lo que nos está llegando, desde manifestaciones a huelgas, todo lo que sea necesario para oponernos a lo que nos va a llegar. Eso sí, de verdad, no vale una manifestación de cuatro gatos o una huelga de medio pelo. O todos contraatacamos o nos hundiremos. La guerra la están ganando los poderosos, pero aún estamos a tiempo de no perderlo todo. Unámonos.

Les deseo lo mejor para este año, a título personal, puesto que de la situación política nacional e internacional ya ven que poco espero, salvo que todos juntos hagamos frente a los poderosos. Esa es la única luz que puedo vislumbrar.

Ojalá que me equivoque. Y ahora les dejo con un vídeo que he encontrado aquí. Es de Arcadi Oliveres, un profesor que habla claro, que es políticamente incorrecto, algo necesario, y que dice que estamos en manos de delincuentes. Y tiene razón.

Salud y República

9 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues me parece querido Rafa que la vida va a ir a peor. Me ha impactado enormemente el video , que fuerte !!Estamos rodeados de sinvergüenzas, ladrones....

mariajesusparadela dijo...

Yo me veo dentro de ese mundo. Ni siquiera al pie de la mesa recibiendo migajas, sino dentro y siendo devorada.

Dilaida dijo...

Lo malo es que el menú ya está hecho y los cocineros son los que son y poco van a cambiar, si cambian algo.
Bicos

Felipe dijo...

Esto no tiene pinta de cambiar,incluso irá a peor.Estoy completamente de acuerdo que son necesarias las movilizaciones de los ciudadanos.Se nos está vendiendo que no hay otra política posible y eso es una gran mentira.El poder lo tiene la ciudadanía y sólo ella será capaz de dar un giro a la política neoliberal de ZP.

Movilizaciones,manifestaciones,huelgas,tomar la calle.Es lo único que nos han dejado estos sinvergüenzas.

Y claro, movilizaciones no de cuatro gatos porque todos,absolutamente todos nos jugamos mucho,incluso para generaciones venideras.

El vídeo es magnífico.

Saludos

Genín dijo...

Resumiendo:
La vida sigue igual, con tendencia a empeorar.
Salud

Juan Pardo dijo...

Aunque parezca políticamente incorrecto, los que organizan estos tinglados, no cambian su forma de actuar hasta que no se les demuestra que son accesibles y vulnerables. Como en la película Los Edukadores, la cual recomiendo a quien no la haya visto. Por cierto, es la primera vez que participo en este blog, después de seguirlo durante un tiempo, y espero poder seguir haciéndolo de ahora en adelante.

Txema dijo...

Tampoco espero que las cosas cambien. Incluso pueden ser peor, no te quepa duda.

saludos

María dijo...

He enviado el vídeo a mis contactos.
Merece la pena saber estas cosas.
¡Gracias!

RGAlmazán dijo...

Geni, también lo veo así, aunque me gustaría ser más optimista. Petons.

María Jesús, nos devoran con placer, estos canallas. Bicos.

Dilaida, sí, pero hay que luchar porque no sea así, hay que hacérselo más difícil. Que se están paseando. Bicos.

Felipe, no hay otra, o nos movemos o iremos a peor irremediablemente.

Genín, sí pero no nos rindamos.

Juan Pardo, bienvenido a Kabila. Y sí, hay que resistir y no plegarnos. Hay que contraatacar.

Txema, es posible y probable pero intentemos hacer un frente común contra estos desalmados.

María, es un vídeo muy didáctico. Besos.

Salud y República