17 mayo 2011

Día Internacional contra la LGTB-fobia

Fue el 17 de mayo de 1989 cuando se dejó de considerar que la homosexualidad era una enfermedad, por parte de la Organización Mundial de la Salud. De ahí que esa fecha haya quedado para conmemorar dicho acontecimiento.

Parece mentira que hasta hace veintidós años se considerara la homosexualidad una enfermedad mental. Y lo que es más grave, hoy, muchos lo siguen creyendo. A pesar de haber avanzado, ese avance es lento, todavía hay países donde la homofobia es un delito y se persigue, llegando a ser en algunos un delito que se condena con la pena de muerte.

Homofobia

Aunque en otros países se hayan conseguido igualdad de derechos, sigue existiendo una desigualdad real. En nuestro país, todavía se puede ver cómo desde la derecha política y desde la Iglesia Católica se sigue discriminando a los homosexuales.

Y qué decir de transexuales y bisexuales. Aquí el problema se agrava, pues todavía se considera un trastorno del comportamiento, con lo que conlleva. El camino es mucho más lento y la lucha ha de ser más dura. La primera batalla pasa por que tanto la transexualidad como la bisexualidad no sea considerada una enfermedad.

En el caso de los homosexuales, un estudio reciente del CIS, nos hacer ver el problema con esperanza. El estudio concluye con que un 86% de los jóvenes opinan que las relaciones entre dos personas del mismo sexo son una cuestión natural, mientras que el 76,8% de la juventud española es favorable al matrimonio homosexual. Y un 74,1% acepta las operaciones de reasignación sexual en personas adultas.

Como podemos ver nuestros jóvenes tienen la mente mucho más abierta y aceptan con naturalidad cuestiones que niegan muchos de sus mayores. Mientras, por ejemplo, el partido mayoritario de la oposición, el PP, sigue manteniendo un recurso de inconstitucionalidad a la ley de los matrimonios homosexuales.

Hay todavía mucho camino por recorrer y la guerra no se ha ganado. El peligro sigue acechando, aunque hay cuestiones que difícilmente tienen marcha atrás. Desde Kabila solicitamos leyes que habiliten la igualdad entre la ley para estos colectivos y por otro lado que sea la educación, desde la infancia, la herramienta que evite discriminaciones.

La orientación sexual nunca debe ser objeto de discriminación

Salud y República

12 comentarios:

Marcos Lanza dijo...

Son de la misma calaña a los que en los Cuarenta sostenían y apoyaban las teorias de Vallejo Najera"el marxismo es una enfermedad y en nuestras manos está en gran parte su tratamiento",por suerte cada día quedan menos.

Felipe dijo...

Los que actúan contra la orientación sexual de las personas son los mismos que actún contra la libertad.Cada persona es muy libre de sentir y amar con quien más convenga de la forma que más les interese.

Cuando se ataca a los homosexuales,lesbianas...se está atacando la propia libertad del individuo y se está en un proceso liberticida.

Saludos

Antonio dijo...

Amigo Rafa, no tengo muy claro que fuera la homofobia lo que se dejó de considerar enfermedad el 17 de mayo de 1989, ya que nunca fue considerada como tal en nuestra cultura, me parece que fue la homosexualidad. En todo caso, la homofobia, que se define como la aversión obsesiva hacia las personas homosexuales, sí podría ser considerada un trastorno mental, aunque no esté reconocida como enfermedad. Me da, pues, la sensación de que has utilizado la palabra homofobia incorrectamente, bajo mi modesta opinión… ¿Es cierto?
Un saludo

RGAlmazán dijo...

Antonio, gracias por la corrección, quería decir homosexualidad y no homofobia. Ya lo he corregido.

Marcos, sí así eran y son ellos.

Felipe son precisamente aquellos que se manifiestan liberales y amantes de la libertad los que más la coartan y la agreden.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Ojalá pronto no haya que celebrarlo porque las asumamos que cada uno es libre y dueño de sus manifestaciones afectivas.

///Esfera Comunista\\\ dijo...

Hombre, para a mí que soy lesbiana me viene mejor, así me pido la baja por enfermedad xD. Dejando las coñas a un lado vale que hemos mejorado, pero sigue quedando una homofobia en el fondo que no me gusta un pelo, es muy difícil de ver, porque no se manifiesta de manera explícita, pero en nuestra manera de expresarnos y de actuar sigue presente.

Antonio Rodriguez dijo...

A pesar de todo la situación de la homosexualidad en España es de lujo, si la comparamos con otros muchos paises donde la homosexualidad es un delito castigado con la carcel, por no decir de los paises regidos por regímenes islamicos donde se condena a muerte a los homosexuales.
Salud, República y Socialismo

Ciberculturalia dijo...

Es verdad que se ha adelantado mucho pero aún queda camino por recorrer. Bastante. Es importante ver cómo los jóvenes de ahora ven la relación entre dos personas del mismo sexo de forma natural.
Un beso

Genín dijo...

Lo malo es que una parte de esas estadísticas no son ciertas, la gente miente porque sabe que respondiendo de otra manera quedan mal...
Salud

Txema dijo...

La homofobia es todavía una realidad sangrante. Hay mucho camino por recorrer. Ya lo creo.

Es curioso que cuando se habla de violencia de género se refiera sólo a las mujeres, o sobre todo. a las mujeres.

Pero la violencia contra los homosexuales, quizá no tan llamativa, es terrible en muchas zonas de España. Y abarca todos los campos.

saludos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me he quedado helada al saber que tan solo hace unos veinte y tantos años, se creía que era una enfermedad,cada uno es libre de tener una tendencia sexual u otrra y por descontado que no es ninguna enfermedad. Un beso.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Olvidaba decirte que te pido prestada la foto para mi blog.