27 diciembre 2009

La sombra de Gaza es roja

Hoy se cumple un año de la llamada “Operación Plomo Fundido”. Esa operación militar que se llevó a cabo desde Israel contra los palestinos de Gaza, con la excusa de acabar con Hamas.

El resultado lo conocemos todos. Hamas –por cierto, grupo terrorista que ellos alimentaron para dividir a los palestinos y que lucharan contra Fatah— sigue ahí. Sólo el primer día, doscientos muertos. Y, al final, mil cuatrocientos palestinos muertos, de los cuales, la mayoría civiles y entre ellos muchos niños. Este es el resumen estadístico de un genocidio que comenzó hoy hace un año.

De aquel fuego, desgraciadamente, quedan todavía los rescoldos. Ayer fueron seis los palestinos muertos por las fuerzas israelíes. El goteo no para, los muertos siguen cayendo. Violación de derechos humanos, torturas, discriminaciones latentes, control férreo, encerramiento forzoso, hacinamiento insalubre, falta de agua y alimentos, de trabajo, de medios, de movilidad. Gaza hoy se ha convertido en un campo de concentración, donde cada vez más las paredes se van estrechando por la edificación de nuevos asentamientos que siguen reduciendo su espacio. Donde dentro de poco, faltará hasta el aire.

Por cierto, hace unos días he leído que Israel ha admitido que hace años robaba órganos de los cadáveres de las masacres que provocaba. ¿Se puede cometer mayor ignominia?

MIentras tanto, Obama viendo fracasar su plan de paz, dejando que continúe la misma situación, en clara sumisión al lobby judío en EE.UU. Palestina

Luego cuando algún palestino harto de ver morir a los suyos, de pasar hambre, de ser pisoteado, de tener que vivir invadido, se rebele y cometa algún disparate, dirán, desde el Estado de Israel apoyado por el amigo americano, que Hamas ataca de nuevo y que hay que combatir el terrorismo palestino para justificar una nueva expansión. ¡Miserables!

Están devolviendo a un pueblo subyugado, pobre e indefenso, lo que su pueblo sufrió hace setenta años. La historia vuelve a repetirse, esta vez, las víctimas se han vuelto verdugos.

Y, entretanto, apenas se hacen eco los medios de comunicación. Gaza se ha vuelto invisible. El olvido y el silencio son la más miserable formas de aceptación de un statu quo que acatan y mantienen los países poderosos, en contra de las resoluciones aprobadas por la ONU en varias ocasiones.

Sólo ONG y pacifistas son capaces de mantener en alto y visible el nombre de Gaza, la tropelía con Palestina. Hoy se inicia una marcha por la paz que comienza en Egipto y pretende llegar, si puede, hasta Gaza. Allí habrá 1400 participantes, uno por cada asesinado en Gaza, de los que 50 son españoles. Hoy, el gobierno Egipcio ya ha avisado de la prohibición de atravesar su frontera y de que no permitirá que la marcha prospere.

Egipto también se une a los poderosos y ayuda a mantener esa situación de injusticia y de vergüenza, apoyando a los israelíes.

La impotencia es el sentimiento más extendido entre los que sabemos que se está aniquilando un pueblo. Pero, que no se olviden que todavía somos muchos los que creemos en los derechos humanos y los que mantendremos en alto las justas reivindicaciones de un pueblo humillado, disperso e invadido.

Al menos, no vamos a parar de decir que Palestina tiene derecho a existir y, como mínimo, con las fronteras de antes de junio de 1967. Si los medios de comunicación tradicional no hablan de esta cuestión, nosotros no cejaremos en el empeño, mientras la sombra de Gaza esté llena de sangre.

Salud y República

Han hablado del tema: Ángels, Mª Mercè, Yassin y Cero.

14 comentarios:

Felipe dijo...

Un año y Gaza sigue en la mismas condiciones de hambre,miseria y ratonera,ya que el amigo americano israelí sigue bebiendo los vientos por el invasor.
Los asentamientos no han parado y sólo quieren una rendición incondicional palestina.
De fronteras 1967 de eso ni hablar.
El actual status quo es el que hay y no varía ni un ápice.Así lo quire el Premio Nobel de la ¿Paz? de la guerra(30.000 soldados para afganistan)
Status quo,hechos consumados,al igual que Honduras

Un abrazo

Dean dijo...

Es una entrada muy dura y lo más triste es lo que subrayas, que hemos dejado en el olvido a ese pueblo que sufre, que llora a sus muertos y que no ve futuro; ya que el pueblo israelí no retira el yugo a los débiles, ya no se acuerdan que no hace mucho tiempo ellos fueron las víctimas.
¿Hasta cuando los derechos humanos serán una utopía en algunos países?
Un saludo.

ceronegativo dijo...

sólo tenemos la palabra, hay que seguir denunciando la injusticia

Dilaida dijo...

Israel no va a parar hasta que no quede ni un palestino, ellos que no dejan que el mundo olvide el holocausto judío, están aniquilando al pueblo palestino, mientras unos se ponen de espaldas para no ver y otros aplauden.
Bicos

Jorge Sánchez dijo...

Buen post.

Neogeminis dijo...

El odio sólo genera odio y las guerras más guerras. Si se busca la paz es hacia allí que quienes dicen buscarla deben avanzar, no hacia la venganza o el resentimiento, y sólo se logrará mediante una salida justa que respete ambos bandos, nunca la que proponga el exterminio del otro.
Sobre lo que comentas de que Israel ha admitido que se robaban órganos de los cadáveres de los caídos en los enfrentamientos, me suena demasiado irreal. Aunque en cuanto al alcance de la barbarie humana, creo que ya nada nos asombra.


un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Es una indecencia más de las que ya estamos acostumbrandonos y por supuesto el plan de Obama quedó en nada. Supongo que Egipto no dejará que atraviesen sus fronteras, de hecho ya hay varios detenidos.
Una dura situación que terminará con la radicalización y con más muertes.
Un beso

m.eugènia creus-piqué dijo...

Tristemente la historia siempre se repite Rafa.
Los palestinos machacado cada vez más y a Obama se les escapa el asunto entre los dedos, no veo soluciónpor ningun lado.Petons.

fritus dijo...

Si señor..gran entrada y necesaria para evitar el olvido, hay que seguir denunciando la injusticia que es el arma que nos queda, como dice ceronegativo.

Un abrazo

Antonio dijo...

El enquistamiento del problema palestino le va bien a mucha gente, a muchos intereses económicos, políticos y geoestratégicos. El rojo de la sangre caliente derramada por los palestinos a manos de los israelitas es un efecto colateral.
Matar a sangre fría es un trabajo bien aprendido por parte de determinados grupos israelíes en el poder.
¿Arreglo? La sumisión total del pueblo palestino hasta la humillación y el reencuentro, por parte de Israel, con la tierra prometida que Javé creo para el pueblo hebreo... ¡Qué cinismo! Esta es la madre de todas las últimas guerras y de las que vendrán.
Un saludo

periodistaenbabia dijo...

Es muy triste, y más triste aun ver que los palestinos, lejos de estar unidos, también están divididos en luchas intestinas que los subyugan aun más.

Eastriver dijo...

Sólo lo de los órganos ya es espeluznante. Queda tanto por hacer que te cansas sólo de pensarlo. Pero no podemos permitirnos el agotamiento. Un abrazo.

Txema dijo...

Degraciadamente lo que dices es cierto. A veces siento la pesadumbre tremenda (tú sabes por qué) de los acontecimientos de Gaza.

La muerte inútil, las masacres injustificables, la hipocresía occidental. Todo esto me produce una especial congoja. Es cierto.

Y, es entonces, cuando me gustaría que todo fueses distinto y que se hicieran esfuerzos serios por el entendimento, por la justicia, por la convivencia que tendría efectos maravillosos para todos.

¿Es tan difícil de entender?

un saludo.

RGAlmazán dijo...

Felipe, esto está jodido. Desgraciadamente, no están por solucionarlo.

Dean, casi siempre lo más triste es el olvido. Ese olvido que hace invisibles hechos tan graves como éste.

Cero, es verdad, sigamos, es lo único que podemos hacer.

Dilaida, pues sí, entre los que no miran para no ver y los que aplauden se está pertrechando el genocidio. Bicos.

Jorge, gracias.

Mónica, lo de los órganos es increíble, yo no lo sabía, lo ví por casualidad en el enlace --donde parece que lo admiten las mismas autoridades israelíes-- que he puesto. Besos.

Carmen, efectivamente, Egipto ya ha dicho que nanai del peluquín. Que por allí no pasan. Pero otras veces, a pesar de la prohibición, han pasado. Veremos. De todas formas el problema sigue y seguirá mientras el amigo americano no lo quiera parar. Besos.

Geni, es verdad, la solución no se ve. Si Israel no se siente obligada por USA seguirá cometiendo esta tropelía. Petons

Fritus, que al menos no caiga en el olvido, es lo único que podemos hacer, ya he visto que has sacado tú también una entrada. Ahora entraré.

Pues Antonio, parece que ese es el camino. El pueblo palestino quedará extinguido si sigue así.

Periodistaenbabia, esa es otra, encima están divididos. Han picado, la división la crearon desde Israel y ellos han caído en la trampa.

Eastriver, lo de los órganos es algo gravísimo y de lo que apenas se ha hablado.

Txema, ya ves que no hay intentos serios, desgraciadamente. Efectivamente lo ideal sería la convivencia, pero esto parece que sólo tiene un fin, el exterminio del pueblo palestino.

Salud y República