16 diciembre 2009

¿Y del Nacionalcatolicismo qué?

Estos obispos de tres al cuarto, amantes del conflicto y de hacer política desde los púlpitos sagrados, una vez más salen al paso con unas declaraciones dignas de locos de atar –que me perdonen los locos, se trata de un símil, probablemente, desafortunado—, y sin parar, siguen las consignas del cangrejo, hacia atrás, hacia el siglo XIX, cargándose todo lo que de adelanto significó el Concilio Vaticano II desde las guerrillas montadas por lo más cutre y rancio de la SICAR (Santa Iglesia Católica Apostólica Romana) que ha copado la Conferencia Episcopal Española.

Hoy el grupo que manda, conocido como Rouco y sus muchachos, no pasa un día sin que critique lo que sea. Y lo hace de forma falsa y facilona, con demagogia para que tenga más éxito entre sus forofos, que son unos cuantos.

Mientras pierden poder celestial –cada vez los templos están más vacíos y los seminarios hacen eco—, insisten en obtener el poder terrenal que es lo que, de verdad, siempre han perseguido.

Pues bien, ahora ha sido el obispo de Málaga, Jesús Esteban Catalá, un pez gordo (presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral y miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española), el que ha salido por peteneras. Resulta que hablando del aborto ha decidido ser el adelantado de los voceros sicarios y habla del aborto como de la cultura de la muerte, comparándolo con el nazismo.iglesia aborto ayudas pederastia-1

Este buen hombre, por decir algo, tiene todo el derecho de defender tesis antiabortistas, pero no tiene derecho a hacer comparaciones falsas, vergonzosas e insultantes y hablar de cultura de la muerte desde una institución que la ha cultivado y ha sido corresponsable de la misma. Y no me tengo que remontar a la Inquisición, hablo de connivencia con regímenes genocidas del siglo XX, por no referirme a las famosas declaraciones en África, del actual Padrone con respecto al preservativo.

La SICAR, como institución, se ha adherido a dictaduras como las de los militares argentinos, la de Pinochet en Chile, y, cómo no, la de Franco en este país, entre otras muchas. Y sin embargo, han sido incapaces, ni tan siquiera, de pedir perdón. No les quiero aburrir poniendo fotos de esta Iglesia pactando con Videla, dando de comulgar a Pinochet o sacando bajo palio a Franco. Pero la historia está ahí.

Y desde luego no recuerdo que hayan hablado de la cultura de la muerte cuando en tiempos de Aznar se practicaron más de medio millón de abortos.

Estos chicos de caspa irredenta y cutrería decimonónica demuestran constantemente su hipocresía, olvidando voluntariamente su pasado reciente, porque, por no irnos fuera de España, cuando hablan de cultura de la muerte, habría que preguntarles ¿y del Nacionalcatolicismo qué?

Salud y República

P.D. El chiste está sacado de aquí.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

y luego tiene usted a la iglesi vasca que, como la derecha, no se sumó al alzamiento.

Y hoy nos enteramos de que el ochetna por ciento de los curas guipuzcoanos han firmado una carta poniendo a bajar de un burro al que dentro de un mes será su obispo, monseñor Munilla, nombre pactado por el psoe con la conferencia episcopal para asentar el golpe de mano en euskadi.

Claro, que con recordar al cura santa cruz y llamarles curas trabucaires quedará todo arreglado.

mitxel

Felipe dijo...

Estos tíos nos entán llevando,de nuevo,a la España más casposa y rancia.
Los que deberían,al menos,por su labor 'pastoral'ser pacificadores son los que están atizando la llama del enfrentamiento con la inestimable ayuda de la ultraderecha denominada PP

Dean dijo...

Señor Rafa, ya sabe usted que esta gente tiene dos misiones el proselitismo y la pastoral, en ese orden. Como están de capa caída han tenido que dedicar todos sus esfuerzos a buscar adeptos como sea y recurren a culquier falacia. Las estadísticas demuestran que la tasa de abortos ha disminuido en los lugares donde no es delito, y por el contrario, en los sitios atrasados donde es penalizado, las mujeres recurren a la clandestinidad y lo que hacen es dilatar la toma de la decisión, poniéndo en peligro su propia vida. En América Latina -último reducto de la iglesia católica- muere más de una mujer al día por estas causas. Hacia allá quiere la iglesia que gire España, porque España se ha hecho feminsita y las iglesias son lo más machista que puede haber sobre la faz de la tierra.
un saludo.

fritus dijo...

En fin...que añoran sus glorioso tiempos en que por ser obispos eran "procuradores en cortes" en esa democrácia orgánica que tuvimos...

Alguien debería de recordarles que Pío XII bendijo con agua bendita los aviones de Mussolinni que vinieron a bombardear la España Republicana...entonces murieron muchos más niños que en tres décadas de aborto despenalizado

Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Ay querido Rafa, es que esta iglesia, como dice Felipe, casposa y rancia, son además de impresentables, verdaderamente cansinos.
Qué habremos hecho para tenerles que sufrir día sí y día también.
Qué habremos hecho para tener un Gobierno que no les quiere o no puede ponerles "democráticamente" en su sitio

Un beso