05 diciembre 2009

El viaje de ida y vuelta de Aminetu

Ayer todos dábamos saltos de alegría. Horas más tarde todo se había frustrado. Marruecos juega a vacilarnos. Tal cual. Y lo más grave, Aminetu, que ya creía que volvía allí a su país, todavía está aquí, siguiendo con su huelga de hambre.

Es verdad que nuestro gobierno concertó, no tengo la menor duda, con Marruecos el viaje a Lanzarote de Aminetu. Si no, no  hubiera entrado ni tan siquiera en el avión que la transportó. Es cierto que fue torpe pues nunca supo hasta dónde podían llegar las repercusiones de este caso. Un gobierno está acostumbrado a luchar contra un enemigo que le hace frente, para eso usa los ejércitos o las fuerzas de seguridad, pero desde Gandhi sabemos que lo que no es capaz es de enfrentarse a una persona, Aminetu en este caso, que lo único que ha hecho es protestar en silencio y en paz, y hacerlo con una huelga de hambre. Eso no lo ganan las armas. Y nuestro gobierno no pensó nunca que Aminetu fuera capaz, ella sola, de hacerles frente, y de ganar la batalla, porque ya, pase lo que pase, la causa de Aminetu ha ganado, aunque desgraciadamente pueda haber un final fatal.Aminetu Público

Aminetu en silla de ruedas iba a embarcar (foto de Público)

Sin embargo, ya se había encontrado un acuerdo, y ahí está Marruecos para no cumplirlo. Lamentable. La excusa de que se debe presentar un plan de vuelo con veinticuatro horas antes, es una disculpa estúpida. Un plan de vuelo, cuando se quiere aprobar, se hace en minutos, sin problemas. Lo que pasa es que Marruecos juega a tensar la cuerda y, con esa excusa administrativa, a hacer ver su fuerza.

Ha llegado la hora de que este gobierno actúe contundentemente. No es posible que se deje chulear por el país vecino. Si hoy no se aprueba el plan de vuelos, tienen que llamar a consultas al Embajador de Marruecos y darle un toque definitivo, y a su vez, ese rey llamado Juan Carlos, debe de una puñetera vez, hacer lo que debía haber hecho ya. Descolgar el teléfono y llamar a su amiguito del alma, el tal Mohamed y decirle que las cosas no son así, y que no se puede jugar con el país que dice representar. Y así, demostrar que esos abrazos, que se dan entre reyes, sirven para algo más que para achucharse y de paso, encontrar una causa para ganarse el sueldo.

Y mientras tanto, ahí sigue Aminetu. Sin viaje de vuelta, por la ineptitud y responsabilidad de los dos gobiernos, y por el chuleo impresentable de Marruecos que no sólo ha provocado el incidente, sino que nos vacila. Veremos, si hoy no embarca Aminetu, qué es capaz de hacer este gobierno. Esperemos que no actúe con debilidad y que lo haga con la contundencia que conviene al caso. No tengamos que vivir una tragedia sin haber jugado antes nuestras cartas.

Salud y República

P.D. Acabo de escuchar en la Ser que, para colmo, si no se hubieran cargado el principio de jurisdicción universal aprobado, la Audiencia Nacional podría denunciar a Marruecos por delitos de lesa humanidad.

13 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Vengo de ver tus vídeos estupendos y sonrientes que me han venido genial como cura de una semana para mí algo complicada.

Lo de Aminatou ha sido una auténtica vergüenza, una tomadura de pelo de la administración marroquí. Todo el mundo dando saltos de alegría y después nada de nada. Tal y como dices, si el gobienro ZP no hubiera hecho la chapuza de cambiar el principio de jurisdicción universal ahora quizás podríamos ayudar mejor a Aminatou.

En fin, veremos qué pasa hoy.

Un beso Rafa en este principio de fin de semana

àngels dijo...

Rafa, si ahora no interviene el Rey para poner fin a este drama que ya bordea el sadismo, ¿para qué sirve? Quizás deberíamos entender que si en cuestiones tan humanitarias se mantiene al margen, lo mejor sería que nosotros también lo pusiésemos totalmente al margen de nuestras vidas... Salud (pública), solidaridad con el pueblo saharaui, y República, que para lo que vale esa monarquía!

mariajesusparadela dijo...

El rey, el rey, ¿de verdad creeis que hará algo el rey? si fuera ir de juerga, de yate, de comilona...

Anónimo dijo...

confío bastante más yo en un compañereo que tengo yo por allí que en sumajestá.

mitxel

RGAlmazán dijo...

Sí, Carmen, una auténtica vergüenza.

Desde luego, Àngels, que trate de ganarse el sueldo.

María Jesús, tengo poca confianza, pero tanto que presume de amistad con el otro rey, que se mueva.

Mitxel, yo también confío más en el compañero, pero que este señor se mueva un poquito y demuestre que el de allí es su amigo, no vendría mal. Que haga algo, puñetas.

Salud y República

Felipe dijo...

Rafa,anoche nos llenabamos de alegría;hoy seguimos en la misma incertidumble.Esto es de auténtica vergüenza.

Efectivamente, ayer el juez Velasco de la Audiencia Nacional declaro su no competencia en aras a la reforma de la supresión de la jurisdicción universal,aunque dejaba muy claro que era un delito de lesa humanidad.

¿Y el rey de copas?

Un abrazo

parce dijo...

Como muera esta mujer se va a liar parda...

JavierM dijo...

Cuidado con lo que dice, D. Mitxel: la palabra Compañero no está en el diccionario de algunos.

severino el sordo dijo...

El Borbçon que se quede quietecito que perro no come carne de perro,el que debe de romper esa cuerda que tanto tensa Marruecos es el gobierno español que debe de dar un puñetazo encima de la mesa ya y hacerle ver al vecino como son las cosas y que si sigue asi de borde como podrian ser,saludos.

J. G Centeno dijo...

Cayo comenzó su intervención, ayer, en Guadarrama, felicitándose, felicitándonos, porque merced a una gestión del gobierno de Suecia, lo que da una idea del papelón de España, Zapatero y Moratinos, Aminetu estaba de camino a SU CASA, antes de terminar le pasaron una nota comunicándole que el despegue se había frustrado.Ni el Rey, evidente amigo de todo sátrapa que se precie, ni Rodríguez Zapatero, ni Moratinos, ni dios. ¡Que vergüenza!

Montse dijo...

Ya está bien de hipocresía y de doble rasero.O creemos en los Derechos Humanos o no creemos. El gobierno Marroquí los viola impunemente y el gobierno español, por intereses económicos, permite que lo siga haciendo. El silencio nos hace cómplices así que exijamos el respeto a la dignidad de todos los seres humanos en todo el mundo aunque peligren los intereses económicos que peligren. Como dijo Gandhi "La más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena".

Mañana es el aniversario de la Constitución y el próximo día 10 el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Si estos documentos son algo más que papel mojado y pura hipocresía, no permitamos que los dictadores violen los Derechos Humanos impunemente.

Justicia para el Sáhara ya!!! Y proclamación de la República porque visto lo visto la monarquía no sólo no es una institución democrática acorde con los tiempos sino que además es cómplice y amiga de dictadores como el rey de Marruecos.

A veces pienso que la Ilustración es sólo un período que estudiamos en la escuela pero que no ha calado de verdad en los ciudadanos y cuidadanas. ¿Estamos en el siglo XXI o seguimos en plena Edad Media? Demostrémoslo con los actos.

Salud, República, Justicia e Ilustración. Montse

Dean dijo...

En días recientes leí para lo que sirve la monarquía en este blog: "http://rafa-almazan.blogspot.com/2009/12/para-que-sirve-la-monarquia.html"
Así que no es muy lógico que haga nada en estos momentos, todo lo que se pueda hacer lo hará el gobierno de Zapatero, como en el caso del Alakrana y en todo lo demás. Este gobierno está demasiado solo.
Un saludo.

Neogeminis dijo...

La fuerza de la verdad es más grande que la de la violencia, pero igualmente debe presentar dura batalla para triunfar. Hay que ser constantes y pacientes.

Un ejemplo a seguir el de esta mujer.
abrazos.