21 diciembre 2009

¡Que me rompan la cara!

Y es que menudo negocio el catedralazo que le ha endiñado el tal Tartaglia a Il Cavaliere. Dientes nuevos, heridas cosidas y más puntos. Más puntos de aceptación por parte de los italianos. Ni más ni menos que siete.

Berlusconi que en sus mejores tiempos había llegado a tener hasta el 60% de aceptación, últimamente con sus escándalos, de todo tipo, había bajado al 48,6% hace unos días, ahora ya vuelve a estar con el 55,9%.

Además, de una manifestación masiva hace días en contra, ayer se celebró otra a su favor más masiva todavía. Por otro lado, está preparando la rentrée del hombre bueno: Ha decidido ir a la cárcel de Milán a perdonar a su agresor en un gesto de “ciudadano ejemplar”.Berlusconi sale del hospital

Se ha cumplido aquello de no hay mal que por bien no venga. Se ha hecho bueno un dicho antiguo que no debería tener hoy valor: No hay nada como una buena hostia a tiempo.

A Berlusconi le ha venido dios a ver con ese castañazo. Tanto que ha decidido seguir en el desempeño de su cargo –como siempre de forma “leal y generosa”— por el bien de Italia. Tiene webos.

Y luego hay quien dice que no habría que condenar este duomazo, No voy a entrar en lo que mis vísceras sintieron cuando me enteré del hecho, pero sí que empiezo a sospechar si el tal Tartaglia no será alguien pagado por Don Silvio.

Los políticos en decadencia han encontrado la solución. Y parece que en España más de uno ha escrito su carta a Papá Nöel o a los Reyes Magos con uno de los gritos de guerra que hoy se llevan entre la gente venida a menos: ¡Quiero un Tartaglia! y ¡Que me rompan la cara!

Salud y República

17 comentarios:

severino el sordo dijo...

Lo cual demuestra que nos comportamos como los ratones del flautista siguiendo la musica que nos tocan,ahora me enciendo ,ahora me da pena,un saludo.

severino el sordo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dilaida dijo...

Un castañazo y sube en las encuestas, este mundo está al revés. Mira que si se pone de moda.
Bicos

fritus dijo...

Esperemos que el tipo no apure el postoperatorio y pronto esté su jeta a punto con todos los botox en su sitio, ....entonces volverá a demostrarlo cabronazo que es. Confiemos en la cirugía estética, y si no, Quizás a sus muchos apodos pueda añadir el de “scarface” ( caracortada) como su paisano Capone.

Jorge Sánchez dijo...

Se le adelantaron en la idea, D. Rafael: http://play.cuatro.com/play/#/portada/vaya-tropa/ver/programa-1-2

(del 9:52 al 11:30)

Neogeminis dijo...

Parece increíble cómo funciona la opinión pública!...se deja manipular por los efectos publicitarios manipulados por personajes que bien merecerían cárcel y destierro político perpetuo! Lo de Berlusconi no tienen límites! y la absurda manera en que se comportan los italianos, tampoco.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Hasta negocios de venta, han montado...

Jorge Sánchez dijo...

D. Rafael, a usted que creo que no le gustan los toros, le imagino más en sintonía con el disidente de IU en la Asamblea de Madrid que con la postura oficial. Vea: http://cort.as/Byn

Felipe dijo...

Esto se ha convertido en un negocio redondo para los vendedores de 'catedralazo'y para el nuevo Duce

Asunto redondo por cuestión de un hostión.

Abrazos

Dean dijo...

Si tiene más aceptación por su gente será porque se merecen a un tipo como este, porque para mi cada vez tiene menos aceptación y eso que nunca ha tenido ninguna.
Un saludo.

__MARÍA__ dijo...

¡Por favor que a nadie se le ocurra pegarle con la Puerta de Alcalá a Rajoy!

javi dijo...

Yo lo de los italianos hace tiempo que no lo entiendo.
En cuanto a montar el paripé de ir a perdonarle, como no iba a hacerlo y las gracias le dará, aparte del castañazo le ha dado oxigeno.

RGAlmazán dijo...

Y menudo flautista que tenemos, Severino.

Dilaida, totalmente al revés. Es que el pobre da pena. Bicos.

Fritus, saldrá imperterrito, como si la hostia no hubiera ido con él. Inmaculado de cara gracias a la cirugía, pero tan cabronazo de espíritu como siempre, o quizás más crecido.

Jorge, luego lo veo, que es muy largo. Pero la verdad es que el tema es muy recurrente.

Ya lo ves, Mónica, así esta el mundo. Menos mal que todavía no perdemos la capacidad de asombre. Besos.

Este tipo, María Jesús, es capaz, incomprensiblemente, de que le canonicen en vida. Bicos.

Jorge no lo había leído. No sé la razón principal ni de uno, ni de otro. Estoy convencido de que en IU si se hiciera una votación, ganaría por mucho abolir las corridas de toros. Lo que no sé es como se puede ir por libre en ese campo, supongo que hay que hablar con los demás diputados de tu grupo, y por lo menos que el PSOE también se manifieste. Tirar adelante para quemar la iniciativa es quizá peligroso.
Soy de la opinión de que se lleve adelante pero toda la izquierda junta. Veremos qué pasa.

Pues sí, Felipe, negocio redondo.

Dean, hay muchos italiano que están hasta las narices pero se ve que hoy todavía son minoría. Difícil de entender.

María, llevas razón, aunque Rajoy es tan triste (el otro como buen sirvengüenza hace gracia) que no creo que lo consiguiera. Aunque no demos ideas. Besos.

Ciberculturalia dijo...

Lo peor de toda esta historia es que al final a ese fascista disfrazado de demócrata, llamado Berlusconi, la jugada no le va a salir mal.
La pregunta está en nosotros, los ciudadanos votantes, aquí o acullá.
Ese es el gran debate. El tipo de sociedad que estamos construyendo. Que elevamos a los altares a un mafioso como Berlusconi o aún sinvergüenza como Fabra, por poner tan solo un ejemplo.

En fin, no quiero ponerme de mal humor.

Un beso, querido Rafa

RGAlmazán dijo...

Hola Carmen, y sí estos tipos están ahí porque les han votado, no hay duda, aunque sí hay perplejidad.
Besos.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Es lo que tiene crear victimas, que al final son admirados por el populacho.
Salud, República y Socialismo

jerik dijo...

Berlusconi sera lo sea.

Pero si tu hablas con un italiano, te dira que el problema no es berlusconi o la gente de italia, ellos simplemente votan "lo mejor que ahi" al igual que tu en mercado comprarias la fruta mas fresca al menos precio.

El problema, es la izquierda italiana, vaga, sin modelos, incapaz de ofrecer alternativas,sin escuchar a nadie, en su torre de marfil, sin pensar y solo siguiente ejemplos de otros paises que poco tiene que ver con italia.

Criticando a berlusconi la izquierda nunca llegara nunca a italia.