17 octubre 2009

El artículo de la semana (11)

A mí me parece que escribir un artículo con la maestría que algunos periodistas lo hacen es difícil. Hacerlo todos los días es muy difícil, y sí se hace con genialidad y con capacidad de dar la vuelta al calcetín más planchado, la cosa es de matrícula de honor.

Pues bien, esto es lo que hace Rafael Reig todos los días en Publico en su sección Carta con respuesta. El periodista contesta una carta que habla de un tema candente y siempre sale con originalidad y buen hacer, criticando y sacando chicha de donde no hay, convirtiendo todos los días una contestación a una carta en una obra imaginativa, llena de ironía, acidez y sarcasmo

He elegido éste que pego a continuación, porque en la carta que escribe el lector, expone argumentos que he visto y leído en muchos sitios. Y la contestación de Reig representa las razones de muchos que no estamos de acuerdo con este tema, expuestas de forma irreprochable.

Merecido galardón

Últimamente los medios de comunicación españoles están criticando a Obama por haber recibido el Premio Nobel de Paz. Él no tiene “la culpa” por haber trabajado intensamente en la Casa Blanca durante sólo ocho meses intentando solucionar los desastrosos ocho años de su inepto predecesor. No buscaba dicho premio, y lo ha aceptado con mucha más humildad que nuestros políticos de aquí suelen demostrar cuando raramente llegan a conseguir un logro parecido. Personalmente, me alegro de que estén lanzando premios en su dirección en vez de zapatos.  RICHARD M. MCBRIDE. VALENCIA

Contestación:

El premio Nobel (corríjame si me equivoco) no es obligatorio, como si fuera una multa de tráfico o un impuesto nuevo del insaciable Gallardón. Se puede rechazar con toda tranquilidad. Cuando alguien rechaza un premio, lo normal es pedirle explicaciones. A mí me parece bien, pero mejor aún me parecería que al que acepta un premio se le reclamara lo mismo: una explicación de por qué lo acepta. Juan Goytisolo acaba de explicar por qué rechazó un premio, por ejemplo. Lo que no ha explicado Obama en absoluto es por qué lo aceptó, sobre todo cuando (según dice él mismo) no se lo merece. ¿O eso de que no lo merece lo dice con la boca pequeña de la falsa humildad? Acabáramos.

En 1964 Jean-Paul Sartre rechazó el premio Nobel, quizá lo recuerde. No sólo eso: avisó una semana antes, con exquisita cortesía, en carta al comité Nobel, de que no deseaba aceptarlo, en caso de que se lo concedieran. Se empeñaron en dárselo y no lo aceptó, y explicó las razones por las que lo rechazaba. Puede que a usted no le gusten esas razones, pero ahí están. ¿Dónde está la explicación de Kissinger o la de Obama de por qué lo aceptan?

Y lo que ya no me trago ni con kétchup es lo de la humildad. Ja, ja,ja. ¡Si todos dicen lo mismo! El rey Alfonso XIII le entregó un premio a Unamuno. “Gracias  por este premio que tanto me merezco”, declaró el escritor. El rey, sorprendido, le dijo que todos los que recibían un premio siempre le habían dicho lo contrario: que no se lo merecían. “Y tienen razón”, respondió, lapidario, el rector de Salamanca. ¿Tiene razón Obama?

Salud y República

11 comentarios:

Felipe dijo...

Suelo leer a Rafel Reig.Sin embargo el que has colgado no le he leído.

Es exquisito y de una extraordinaria brillantez.

Lo que me encanta de Rafael Reig,cuando lo leo,es la 'timidez'de sus escritos.

Me explico.Es el sosiego,el reposo lejos de alharacas,y la imperturbable armonía en sus respuestas.

En una frase:zurra sin despeinarse,lo que lo hace más creible.

Saludos

Naveganterojo dijo...

Opino que ese premio, puede ser un estimulo para que este hombre de pasos menos timidos para acabar con los conflictos que su pais tiene abiertos por todo el planeta.
Aparte de mi humilde opinion, es un deseo, en beneficio de todos.
Salud y republica

Antonio dijo...

Para mí los premios se ganan cuando se ha corrido la carrera y no antes.
Este señor, al que prefiero millones de veces al anterior (Bush), tiene mi simpatía y espero que algún día pueda confirmar su bien hacer por la paz, pero de momento solo está en el camino y con guerras a desmontar...
Un saludo

Ciberculturalia dijo...

Esplendida la respuesta de Rafale Reig. No lo digo solo porque coincida con cada una de sus palabras sino efectivamente por la exquisitez con que lo hace.

Yo soy asidua lectora de Público pero sinceramente se me había pasado este artículo.

Gracias. Buenas noches. Felíz domingo y besos
Carmen

Guanarteme dijo...

Hombre, el artículo de Rafael Reig es incontestable, pero yo también estoy de acuerdo con José Saramago, que en su cuaderno dice que, el premio debe tomarse como una inversión y, que el mismo debe servir de estimulo al galardonado para que tome conciencia de lo que le necesitamos. Y no creo que vaya desorientado Saramago. Es lo que ha venido a decir Naveganterojo, que probablemente haya leido a D. José.

Aunque, repito que el artículo de Reig es magnífico.

Salud y República.

Jorge Sánchez dijo...

Hablando de paz: http://cort.as/7c0

Reig lo menciona en su Papelera de reciclaje: http://cort.as/7c1

Selma dijo...

En el "público" tenemos unos cuantos muy buenos articulistas y Rafel Reig es uno de ellos.. Me gusta su manera de escribir..

Un beso, Rafa, y Feliz Domingo!

severino el sordo dijo...

Coincido en todo con Rafael Reig,incluso se puede dejar desierto,no creo que haya obligacion de darselo a nadie,saludos.

Dean dijo...

El último párrafo es para enmarcar, no conocía estas anécdotas, pero vaya que son apuntes manejados con genialidad.
Un saludo.

daalla dijo...

Como bien dices, agudo y certero. Merece la pena tener a este periodista en cuenta y seguirle.
Saludos

Anónimo dijo...

Solo un apunte historico.. sartre rechazo el nobel, pero mando una carta a los del nobel donde pedia que le mandasen el dinero del premio.