13 septiembre 2009

El artículo de la semana (6)

Mientras nosotros nos quejamos de la crisis –y tenemos motivos sobrados— y nos bombardean con los peligros de la Gripe A que está llegando, nadie o casi nadie habla del problema del hambre en el Tercer Mundo. Otro problema invisibilizado que se inscribe dentro de una cifras sin rostro al que los medios de comunicación dedican poco tiempo y espacio.

Como si el problema de la pobreza y del hambre hubiera que esconderlo y como mucho sacarlo a pasear de vez en cuando. Y así pasa con países como Uganda donde después de una guerra invisibilizada la población, en especial los niños, han quedado en la miseria–, y qué decir, por cambiar de continente, de Guatemala, que está batiendo récords de hambre y pobreza. Aquí les dejo con un artículo sobre la situación de Guatemala, de la que conocemos poco y casi nadie habla salvo en el caso de catástrofes naturales. Lo ha escrito en Nueva Tribuna, Agnese Marra, y describe muy bien cuál es la situación de este país centro-americano.

El hambre sitúa a Guatemala en "estado de calamidad pública"

Uno de cada dos niños guatemaltecos padece desnutrición crónica. Este país centroamericano ha pasado a ser la tercera nación a nivel mundial con mayor población desnutrida, y la primera de América Latina, superando a Honduras y Haití. El presidente, Álvaro Colom, declara la situación de emergencia para poner en marcha ayuda humanitaria.

AGNESE MARRA / NUEVATRIBUNA.ES - 09.09.2009
Los supermercados están llenos de alimentos, pero más de 54.000 familias guatemaltecas se mueren de hambre. La extrema pobreza ya se ha cobrado la vida de 54 niños y la crisis alimentaria se recrudece a medida que pasan los días.
El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ha decidido declarar el “estado de calamidad publica” para poder enfrentar sin demoras la situación de emergencia que padece el país. “Esta declaratoria nos permitirá tener acceso a recursos de la cooperación internacional que se ofrecen generosamente para este tipo de situaciones, así como a movilizar recursos del presupuesto nacional con mayor agilidad”, dijo Colom. niño guatemala
A pesar de que hoy se hable de “estado de calamidad”, la vulneración de los derechos básicos de los ciudadanos en Guatemala hace tiempo que ha pasado a ser lo habitual. Guatemala es el tercer país a nivel mundial con mayor población desnutrida, y el primero de América Latina, superando a Honduras y Haití.
El último informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), aseveraba que uno de cada dos niños guatemaltecos sufre desnutrición crónica, es decir que el 50% de los menores de cinco años está desnutrido. Pero entre las víctimas las cifras se incrementan cuando se trata de la población indígena, ya que el 80% de los menores indígenas padecen hambruna.
Los indígenas, que representan casi la mitad de los más de 13 millones de habitantes, son también el sector dominante en las mediciones de pobreza en el país. El 55 % de los guatemaltecos viven en pobreza y 15 por ciento en pobreza extrema.
UNA SITUACIÓN PREVISIBLE
El Programa Mundial de Alimentos (PMA) presentó hace un año un informe, en el que se informaba que la población situada en la pobreza había aumentado alrededor de 1,2 millones de personas por los altos precios internacionales de los alimentos básicos.
La investigación destacó que en Guatemala “la pobreza relativa podría aumentar en un 5,2 por ciento y la pobreza extrema en un 4.5 por ciento" y advirtió que sería necesario prepararse pues los precios de los alimentos no bajarían en el mediano plazo.
Guatemala es el segundo país de América Latina con mayor inequidad social. El presidente Álvaro Colom lo reconoce y es más, asegura que a pesar de que “la crisis alimentaria mundial agrava la situación” admite que no es la razón principal de la hambruna que padece la población guatemalteca.
“Alimentos hay, lo que no hay son recursos financieros para que los afectados los compren”, señalaba Colom, quien destacó que las acciones que el Gobierno ha realizado en las zonas afectadas por medio de los programas de combate a la pobreza, “permitieron evitar que la problemática llegara a niveles más graves”.
“Somos sensibles a la pobreza, la extrema pobreza y la desnutrición y por eso estamos realizando las acciones de emergencia necesarias y tomaremos otras medidas para enfrentar la desnutrición y la pobreza históricas y estructurales”, aseguró el mandatario.
4.000 FAMILIAS EN ESTADO CRÍTICO
Más de 54.000 familias pobres, habitantes del denominado “corredor seco” del este y noreste de Guatemala, han sido declaradas en estado crítico por la falta de alimentos para subsistir, debido a la pérdida de sus cosechas de maíz y fríjoles, granos en los que la población basa su dieta alimenticia.
Otras 300.000 familias habitantes de esa zona, la cual está integrada por los departamentos de El Progreso, Zacapa, Chiquimula, Jalapa, Jutiapa, Santa Rosa y Baja Verapaz, corren el peligro de padecer una situación similar por las mismas causas.
El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas ha iniciado la distribución masiva de unas 20 toneladas de “galletas nutritivas” en las comunidades más castigadas por la crisis alimenticia.
Estas galletas complementarán las bolsas de alimentos básicos que el gobierno empezó a distribuir hace dos semanas a las 54.000 familias afectadas por la crisis.
Según cifras oficiales en lo que va de este año han muerto unos 25 niños como consecuencia de la desnutrición crónica a causa del hambre.
Sin embargo, la Secretaría de Seguridad Alimentaria de la Presidencia ha reconocido que la cantidad de niños muertos por el hambre podría ser "muy superior" a las estadísticas oficiales, y que la falta de datos específicos se debe a que el Sistema Nacional de Salud no cuenta con instrumentos fiables para determinar los fallecimientos por desnutrición.
Un informe del Ministerio guatemalteco de Salud, divulgado el martes por medios locales, señala que en los primeros ocho meses de este año han perecido 462 personas, entre ellas 54 niños, como consecuencia de diversas afecciones debidas a la desnutrición crónica.

Salud y República

10 comentarios:

Mario dijo...

Y qué se esperaba...? Que se cumpliesen los acuerdos de paz? llevan los pobres casi 20 años de práctica neoliberal absoluta...

Extractos... dijo...

y algunos aún se quejan...solo hay que mirar, con los ojos y el corazón abierto, a nuestro alrededor para darse cuenta de que no hay nada por lo que quejarse...nada

es una verguenza que haya hambre en cualquier parte del mundo, con la cuarta parte (o con menos) de lo que nosotros derrochamos comiendo podrían vivir muchas criaturas.

Saludos

Naveganterojo dijo...

Otra de tantas noticias que pasan desapercibidas, pasamos pagina, hacemos zapping, o simplemente aprovechamos para ir a visitar al "señor roca", "no nos interesa", "no nos importa","nos trae sin cuidado", "estan demasiado lejos", "que se busquen la vida", "alla ellos", "que cambien de gobierno". "que les ayude al ONU", etc,etc,nostros a lo nuestro, nuestas fiestas, nuestras borracheras y nuestros "grandes" problemillas domesticos.
Somos asi, indiferentes al dolor ajeno,indiferentes a la muerte de los demas.
Quiza tendriamos que pasar por lo que estan pasando ellos para que aprendamos lo que son los problemas de supervivencia y la generosidad de otros pueblos (pues ya hemos olvidado esa generosidad que nos mostraron los demas durante nuestra fraticida guerra).
Salud y republica

àngels dijo...

Rafa, me parece tan oportuna tu selección, que si no te importa contribuiré a que se difunda. Lo publicaremos en Dempeus per la salut pública, citando naturalmente Kabila. Un abrazo!

Carmen dijo...

Me lo he leído con gran detenimiento y una vez más me entra gran desconsuelo ver cómo las noticias importantes a veces pasan tan desapercibidas.

Es terrible la situación de Guatemala pero más aún la ceguera de las instituciones internacionales y de los ciegos estados occidentales.

Los datos de los fallecidos en lo que va de año por desnutrición crónica me ponen los pelos de punta. Máxime cuando aquí en Europa se reunen los responasbles máximos de la política alimentaria para ver cómo y cuándo destruyen los excedentes.

Díficil de digerir. Gracias por traernos esta noticia y mantenernos alertas.

Un beso

Anónimo dijo...

雙眼皮 新彩整形

大陸新娘 高雄租車

中秋禮盒 肉毒桿菌

瑜珈教室 高雄旅遊

保健食品 乳酪蛋糕

流行服飾 室內設計

汽車旅館 日光花園

法拍屋 隔熱紙

台中住宿 墾丁旅遊

整形外科 首頁科技

電波拉皮 歐化廚具

外籍新娘 果凍矽膠

Selma dijo...

Lo que leemos en estos ojos, en todos los ojos de estos miles y miles de niños nos encoge el corazón.. nos llena de impotencia... Si se pudiera tapizar los despachos y los dormitorios de los que provocan directa y/o indirectamente este estado de cosas.. y que estos ojos los hicieran tomar consciencia.. I know I'm a dreamer...
Gracias ,Rafa, por colgar este artículo, por difundir esta terrible realidad...

un beso.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Rafa me he quedado muerta, no sabía que en Guatemala lo estuvieran pasando tan y tan mal,los gobiernos no tienen vergüenza eso sí a gastar y gastar mandando tropas a Afganistan que nos cuestan un "Colló de mico", este dinero podría salvar muchas vidas. Un beso.

daalla dijo...

Es terrible. Desde luego hay que ayudarles a que salgan de esta situación extrema pero las oligarquías de éste y otros países americanos deberían ser las primeras interesadas en dar soluciones estructurales a largo plazo, y no sólo poner parches para que la gente simplemente pueda subsistir sin ningua esperanza de mejora ni de progreso.Luego se quejarán de las guerrillas revolucionarias. La paz sólo llega con la justicia.
Saludos

Mª Mercè dijo...

Rafa, primero darte las gracias por enlazar mi entrada sobre Uganda.

Estuve hace menos de un año en Guatemala. Es un país precioso, lleno de luz, color, gentes amables y con grandes tradiciones arraigadas, pero...(siempre hay un "pero"), pero es carísimo todo.

Con "carísimo" quiero decir que el nivel de vida es bastante superior a los sueldos medios.

Cuando viajo, normalmente no me alojo en hoteles ni como en restaurantes, sino que lo hago en albergues y, como en casas de comidas. Pues los precios estaban bastante elevados y sólo podían acceder "gentes de bien".

O por ejemplo, las compras en el mercado de frutas, cereales, carne... no creas que pueden ir a comprar los campesinos.

El que puede, tiene un pequeño huertito con cuatro lechugas y dos gallinas y con eso se alimentan.

Es alarmante. Muy alarmante. Y claro, si es el país de Latinoamérica que tiene los precios tan hinchados, también será el que haya más desnutrición pues no todo el mundo puede acceder a una simple comida.

Un abrazo!